CASO EUROCHRONOS

Hace ocho meses que el juicio por el atraco a la joyería no logra arrancar


Hay dos presos, una mujer con juicio abreviado y el hombre que pidió cesación. Los policías apelaron y no resuelven


El 13 de julio de 2017, en el Comando de la Policía, fueron presentados los involucrados en el hecho
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/07/2019

Hasta el momento hay dos personas detenidas vinculadas de manera directa en el asalto frustrado a Eurochronos. Se trata de Erick Edwin Landívar Dorado y de Sandra Guzmán Vaca, quienes ya fueron acusados formalmente por la Fiscalía para ir a un juicio oral por homicidio culposo, lesiones graves y gravísimas y organización delictiva.

Sin embargo, el inicio del juicio está estancado y no avanza. Se sustanció en el Tribunal Octavo de Sentencia, donde hace ocho meses está parado, ya que se deben resolver, con anterioridad, los pedidos de cesación a la detención preventiva que ha hecho Landívar y la propuesta de procedimiento abreviado de Guzmán.

Rea pide abreviado



El 4 de diciembre del año pasado, la detenida Sandra Guzmán solicitó un procedimiento abreviado declarándose culpable. La Fiscalía aceptó y dejó en manos del tribunal su aprobación.

La audiencia se instaló, pero quedó suspendida por la falta de cumplimiento de algunos requisitos. En esa oportunidad la detenida reveló que estar en la cárcel fue lo más duro de su vida y que por eso decidió someterse a un procedimiento abreviado aceptando su culpa. Llegó a decir que no sabía que su pareja, apodado ‘Mono’, que murió en el atraco, estaba implicado en hechos delictivos.

Luego de esto se instaló nuevamente la audiencia de Guzmán, pero fue suspendida nuevamente por falta de notificaciones, la ausencia de los abogados y otros.

En el caso de Landívar, el único asaltante que salió con vida del hecho, pidió cesación a la detención argumentando que su situación jurídica mejoró. Sin embargo, rechazaron su solicitud por no cumplir con los requisitos, aunque sigue insistiendo en lograr esta figura jurídica, que le permitiría defenderse del juicio estando en libertad.



Apelaron los tres policías

Los tres policías que fueron imputados por la Fiscalía por delitos de homicidio culposo, lesiones graves, gravísimas e incumplimiento de deberes quedaron sorprendidos por la acción en su contra.

Tras ser notificados con la imputación el pasado año, a través de sus abogados defensores apelaron a esa medida considerando que es un hecho injusto.

La apelación está firmada por un jefe policial y dos oficiales, entre ellos el capitán Fernando Moreira, ahora preso en Palmasola implicado en el caso Montenegro.

Esta apelación fue conocida por los vocales de la Sala Penal Primera, pero hasta la fecha no se pronuncian sobre la resolución del caso. Dentro de los actos investigativos también se registran las declaraciones en calidad de testigos de 39 policías, la mayoría de bajo rango.



Los uniformados acudieron a declarar, pero la mayoría justificaron que nunca estuvieron en el lugar de los hechos.