SANTA CRUZ

Fiscalía imputa a menor por asesinato del luchador


La menor de 14 años, que planificó la muerte de Rony Alexander con su novio y el primo de este, se muestra sin remordimientos. Michel y Brayan fueron enviados a la cárcel por orden judicial

Los primos, Michel Durán y Brayan Rodríguez se sentaron ayer ante la jueza Ximena Flores
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/03/2017

“Yo por vos mato”, le dijo C.G. (14), a su novio Michel Durán Vásquez (20), para tranquilizarlo, pues este la descubrió en otra supuesta relación sentimental. “Tenés que probarlo”, retó Michel a la chica y ella asintió. De esa forma planificaron el asesinato de Rony Alexander Viveros Viveros (18), un luchador emergente, con proyección internacional, al que mataron a puñaladas con la complicidad de Brayan Rodríguez Durán (20).
El ataque fue cobarde, pues los tres sabían de las cualidades boxísticas del joven conocido como Rony Perrogón. Ante la situación la adolescente urdió citarlo el martes en el alojamiento Tupiza (Los Lotes) para festejarle su cumpleaños 18 con una noche sexual. 

La víctima se encontró con la muchacha inicialmente en un punto internet, de donde salieron hacia el residencial, pero la menor lo condujo directamente a la trampa, donde los esperaban Michel y Brayan, quien golpeó a Rony en la cabeza con una piedra y lo desmayó. Después, la chica cumplió su promesa de amor apuñalando en el cuello al deportista, que fue rematado por Michel.


Descubierto este crimen por la Policía y atrapados los tres autores del hecho, la Fiscalía decidió presentar hoy ante una jueza de la Niñez y Adolescencia a C.G. acusándola por el delito de asesinato. Pedirá su reclusión en un centro especializado a la espera de su juicio. Por ser menor de edad, la chica puede recibir una pena de hasta seis años de prisión.

A Palmasola
Ayer el fiscal Osman Arias imputó por asesinato a Michel y Brayan y los presentó ante la jueza Ximena Flores, quien dictó la detención preventiva de ambos en Palmasola. A la salida del juzgado, familiares de Rony golpearon a los autores y la Policía tuvo que echar gases lacrimógenos para dispersarlos

El instinto frío y asesino de los tres implicados llama la atención a la Policía, sobre todo el de la muchacha, que en junio cumplirá 15 años. El Tcnl. Edwin Rojas, jefe de la Felcc de Los Lotes, manifestó que, en un interrogatorio preliminar, los tres admitieron la comisión del hecho.

Sin embargo, Gabriela G.G. (32) no ha notado nada extraño en su hija mayor y más bien elogió su comportamiento. “Es una niña tranquila, no sale de la casa, va al colegio junto con sus hermanos, vuelve, se echa a escuchar música. Me ayuda; cuando voy a trabajar ella se queda y cocina para los hermanos. Nunca tuve problemas con ella”, aseguró la progenitora.

“¿Qué le ha comentado ella sobre lo que pasó?”, le preguntó el jefe policial. “No me ha comentado, recién me enteré ayer (por miércoles). La escuché decirle a la investigadora que ella acuchilló al joven, pero no lo puedo creer hasta ahorita”, manifestó la mujer, que en la casa de sus padres, cría sola a sus tres hijos desde hace 11 años, cuando la dejó el marido.

Carmen Gabriela estaba ayer bajo custodia policial en la Felcc de Los Lotes. Vestía una calza azul y polera oscura; sonreía y charlaba con los agentes como si nada grave hubiera hecho y ajena a lo que enfrenta  

En 2016 los juzgados atendieron 50 casos
 Los tres juzgados de la  niñez y adolescencia de Santa Cruz en los últimos 15 años de gestión no han conocido o sustanciado algún caso en el que una menor de edad se involucre de manera directa en la planificación y consumación de un asesinato por causas pasionales.

En 2016 los tres juzgados atendieron más de 50 casos de adolescentes mujeres, pero por peleas, robos, agresiones, hechos violentos en situación de calle y hasta por falso testimonio, pero no por asesinatos. 

En un recorrido por los juzgados EL DEBER pudo constatar que en los últimos meses los casos más atendidos fueron peleas entre adolescentes que se disputan el liderazgo de sus grupos. Los antecedentes de la justicia señalan que se juntan y acuden a discotecas donde casi siempre se involucran en peleas. 
Hay otros casos donde los menores de edad se ven involucrados en consumo de droga, robos y otros delitos menores. También se han atendido casos en que adolescentes mujeres acusaron a sus familiares (padres y hermanos) de violación por encubrir a sus cortejos, incurriendo en falso testimonio. 



 




En esta nota