EN SANTA CRUZ

Falsos pastores estafaron 1,7 millones de dólares en nombre de la fe


Según pesquisas de la Felcc, la empresa funcionaba desde hace seis meses y hacía creer en atractivas inversiones en bolsas de valores a base de oraciones para la multiplicación del dinero. Acumularon lujosos vehículos y disfrutaron de viajes


Los bienes que la Policía se incautó son computadoras, motorizados y documentación
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/12/2018

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), dirigida por Gonzalo Medina, asegura haber desbarato una organización que se dedicaba a estafar al estilo piramidal desde una empresa creada legalmente que funcionaba en una oficina de lujo en una zona empresarial, como es Equipetrol.

Medina informó que la empresa Berakah estaba dirigida por Alberto Áñez Nogales, que afirmaba ser pastor evangélico, pero que está prófugo en Brasil. Los otros dos supuestos directores, Gustavo Lenis Gómez y Jorge Tulio Figueroa Cruz, fueron capturados.

Según las pesquisas policiales, tras denuncias de múltiples víctimas se indagó que la primera fase de esta empresa se basó en el ofrecimiento de una variedad de atractivas inversiones económicas en bolsas de valores en el exterior del país. En la segunda fase, y para la Policía la más importante, se valieron de la fe de los estafados, puesto que los principales actores aseguraban ser pastores cristianos.



Sin embargo, según Medina, la utilización de la fe estaba mezclada con la ambición por el dinero de los supuestos pastores.

Tras la intervención a las oficinas y el levantamiento de gran cantidad de documentación y algunos bienes, se verificó que todo era un lujo, lo que contrastaba con los conductores de la empresa, que aseguraban a sus víctimas que la inversión de su dinero (que iba desde los $us 50.000), en la supuesta bolsa de valores internacionales, fracasó.

Sin embargo, tenían la capacidad de persuadir con el argumento de que su dinero estaba bien guardado en cuentas bancarias. El otro paso era preparar franquicias para comprar un robot con el fin de ingresar en la bolsa de valores para beneficiar a todas las víctimas.

La multiplicación del dinero



Las argucias de los pastores iba más allá, pues con el cuento de que el dinero estaba guardado en cuentas bancarias seguras y la compra del robot, hacían creer a los clientes que eran ‘bendecidos’, por lo que se comprometían a llevar a más personas para que siguieran el mismo camino.

Al mismo tiempo recibían más depósitos de diferentes montos, oraban sobre el dinero para su multiplicación, pero al final no había respuesta positiva del destino del dinero, mucho menos de su ‘multiplicación’.

Fue así que la Policía verificó una cifra de $us 1.750.000 que las víctimas entregaron a los estafadores.

Por otra parte, se incautó lujosos vehículos, uno de ellos un auto Porsche valuado en $us 120.000, otros dos motorizados, gran cantidad de computadoras, muebles, equipos, documentación y otros. Gustavo Lenis Gómez y Jorge Tulio Figueroa Cruz ya están en la cárcel y hay numerosas víctimas.



 




En esta nota