SANTA CRUZ

Evo entierra el nuevo Código Penal y ahora la protesta se centra en el respeto al voto


El presidente promulgó la ley que abroga la norma 1.005. No hubo acto ni discurso. En Santa Cruz de la Sierra, un ‘motorazo’ y un anillo de luz en el segundo anillo mostraron que la movilización no se detiene

Faroles, antorchas y velas sirvieron para iluminar la noche cruceña y enviar un mensaje a Evo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/01/2018

Sin un acto ni discursos, el presidente Evo Morales promulgó ayer la ley que deja sin vigencia el Código Penal. La ampulosa norma que demandó tres años de elaboración y maratónicas sesiones de aprobación en la Asamblea Legislativa Plurinacional solo estuvo vigente 42 días y ninguno de sus más de 650 artículos, entre los que se encontraban la ampliación de tipos de aborto impune y la penalización de la negligencia médica, llegó a entrar en vigencia tras una ola de protestas. 


Con un solo artículo, la norma dejó de ser parte del catálogo de leyes bolivianas: “Se abroga la Ley N.° 1005 del 15 de diciembre de 2017 código del sistema penal”. Ahora, tras 47 días de huelga médica y diversos paros cívicos en seis departamentos del país, la única demanda contra el Gobierno que queda en pie es el respeto al voto del 21 de febrero de 2016, que le negó la repostulación al presidente Evo Morales y que ayer, en Santa Cruz de la Sierra, movilizó a miles de personas en un ‘motorazo’ y un anillo de luz. Además, diferentes colectivos anuncian marchas hacia La Paz que tocarían el centro paceño el 21 de febrero, cuando se cumplan los dos años de la victoria del No en el referendo.


Ayer, las movilizaciones contra la repostulación presidencial se centraron en Santa Cruz de la Sierra. A las 16:00, desde el octavo anillo de la ciudad, más de 60 clubes de motociclistas y de movilidades todoterreno hicieron caravana hacia el Cristo. Desde allí, otros ciudadanos se sumaron a la movilización que circunvaló la ciudad por el segundo anillo, aún sin cortar el tránsito. La cola de vehículos cubría el espacio de tres rotondas, en medio de cánticos y flameando banderas cruceñas y bolivianas. 


La marcha motorizada sirvió como puente para la convocatoria de Promociones Unidas, que organizó a los diferentes colegios de la ciudad de Santa Cruz y algunas provincias en diferentes intersecciones del segundo anillo. A las 18:00, con puntualidad suiza, comenzaron a cortar la circulación de uno de los principales vasos comunicantes de la ciudad de los anillos. La protesta era pacífica, casi silenciosa. Solo música cruceña y cánticos contra la repostulación del presidente se escuchaban en las calles, mientras la gente que participó –familias completas con faroles de los que se usan para los actos cívicos en las provincias, antorchas decorativas que se venden en los supermercados en época de San Juan o simples botellas plásticas de dos litros con una vela adentro– trataban de convertirse en eslabones que formaran un círculo de luz en todo el segundo anillo.


Víctor Hugo Valda, vocero de la Coordinadora de Defensa de la Democracia, asegura que no son opositores al Gobierno y que en las movilizaciones no quieren políticos que quieran aprovechar el desgaste que las protestas generan en el Gobierno.


El carácter “sin políticos” de las movilizaciones ha llegado a tal punto que ni siquiera hay discursos al final de las movilizaciones. Ayer solo se dejó escuchar el manifiesto de Promociones Unidas, el mismo que se leyó en la primera movilización, un día antes del paro cívico en Santa Cruz y que contiene cuatro demandas: abrogación del Código Penal, respeto al voto ciudadano del 21-F, respeto a la Constitución Política del Estado y lucha frontal contra la corrupción y el narcotráfico. Ayer, con el código ya abrogado, el manifiesto no necesitó ser actualizado para convocar a miles de personas. “Estamos sorprendidos por la respuesta de la gente. Solo podemos agradecer”, dijo al final de la actividad Dalia Núñez, una de las coordinadoras de Promociones Unidas.


La identidad convoca
Una de las particularidades de las protestas de Santa Cruz de la Sierra es que la mayor capacidad de convocatoria no la tienen los políticos, sino los grupos que se organizan con fines de ocio, como los grupos de promociones de colegio o los clubes de motociclistas y vehículos de entretenimiento (todoterrenos y utilitarios que son usados para travesías de fin de semana).


El sociólogo Rodrigo Barahona explica que la llegada del Movimiento Al Socialismo al poder cambió los códigos y las formas de hacer política en el país. “El primer gran cambio fue el desplazamiento de los partidos como actores protagónicos y su sustitución por organizaciones sociales de diverso tipo. En el caso cruceño, quien tomó la posta en esta coyuntura fue la propia sociedad civil agrupada en comparsas y otras agrupaciones, que tienen el rasgo de integrar jóvenes pertenecientes a la clase media”, dice.


De hecho, hoy la protesta seguirá en Santa Cruz de la Sierra de la mano de las comparsas, que utilizarán la precarnavalera para exigir el respeto al voto del 21-F. Según ve Barahona, los clubes, comparsas y grupos de exalumnos son reductos de la cruceñidad, en los que se enarbolan las banderas de la identidad cruceña y se convierten en contrapeso circunstancial al Gobierno ante la ausencia de otros actores del pasado, como la misma Unión Juvenil Cruceñista. “La lucha es política, sí, pero también cultural-identitaria”, aclara. 


Rumbo a La Paz
El Comité de Defensa de la Democracia anunció ayer que marchará hacia La Paz para llegar el 21 de febrero, cuando se cumplan dos años de la victoria del No en el referendo de repostulación. Esta organización, que se creó durante la protesta de los médicos, ya no cuenta entre sus filas con Guido Mitma, máximo ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, que se alejó de las protestas tras la abrogación del código. Eso sí, la misma medida ha sido asumida por los comités cívicos de siete departamentos, que no han logrado reunirse para definir las fechas. 


Ahí ve el mayor problema de estas movilizaciones Barahona. Ante la falta de una estructura política, el ímpetu ciudadano puede diluirse ante la no consecución de la repostulación de Evo Morales, algo que según el viceministro Hugo Siles, al ser una sentencia constitucional, es un hecho irreversible. Dalia Núñez, de Promociones Unidas, no sabe aún cuál será la próxima actividad. Lo único que promete es que todo será paso a paso. “Hasta que nuestra voz no sea escuchada no vamos a parar”, dijo.

Clubes de motociclistas y vehículos todoterreno se unieron en una caravana en la tarde de ayer

Demócratas  pide un informe de los gastos

Óscar Ortiz, senador de Demócratas, anunció ayer que ha enviado dos pedidos de informes a la Asamblea Legislativa Plurinacional y al Ministerio de Justicia para que comuniquen cuánto se gastó en la elaboración del Código Penal, ayer abrogado por el presidente Evo Morales.


En una conferencia de prensa realizada en La Paz, el representante cruceño explicó que se le consultará a la Asamblea Legislativa quiénes participaron en la elaboración del código, quiénes fueron los consultores internacionales que llegaron a Bolivia y si se trató de financiamiento internacional, cuánto fue el dinero gastado. Además, al Ministerio de Justicia se le preguntará qué otras normas están en proceso de redacción. 


El día de la abrogación del Código en el Senado, Jorge Alberto Gonzales, presidente de la Cámara Alta, aseguró que no se había gastado nada en la confección del efímero código. Desde la presente legislatura, la Asamblea Legislativa está en la tarea de actualizar los códigos de Bolivia, algunos de los cuales datan de la dictadura de Hugo Banzer Suárez. 

 

Protestas en EEUU y firmas de libros

A la sede de la OEA


Un grupo de residentes cruceños en Estados Unidos comenzó a organizar una movilización que lleve el reclamo de respeto al voto del 21 de febrero a la sede de la Organización de Estados Americanos en Washington. La idea es realizar la movilización en el segundo aniversario del voto.


Políticos se cuelgan


Las movilizaciones en Santa Cruz fueron tuiteadas por Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional. 


Amenazas


Lucio Vedia, ex asambleísta departamental por el Movimiento Al Socialismo, amenazó ayer con desbloquear si se cortan las rutas en protesta contra el Gobierno. No tuvo éxito. 


Con recomendaciones


Las convocatorias al ‘motorazo’ y al anillo de luz incluían instrucciones de ser tolerantes ante cualquier contramarcha oficialista y a no derivar las movilizaciones en fiestas con consumo de bebidas.

 



 




En esta nota