SANTA CRUZ

Escolares no están obligados a asistir con uniforme mientras dure el frío


Salomón Morales emitió una circular para que haya flexibilidad en la exigencia del uniforme. Las vacaciones serán del 2 al 13 de julio. En la periferia el sur azota más 

Las bajas temperaturas ocasionaron ya que se demore en 30 minutos el ingreso matinal de los alumnos I Foto: archivo.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/06/2018

Santa Cruz siente la crudeza de los primeros surazos, que azotan más en viviendas de madera y hule o que tienen ventanas y puertas descubiertas, un cuadro común en los barrios alejados de la urbe cruceña. 
Precisamente ante los frentes fríos, que cada vez serán más frecuentes, el titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Salomón Morales, emitió una circular instruyendo a las unidades educativas del departamento flexibilidad en la exigencia del uniforme escolar mientras dure el frío.
“No queremos que nuestros niños se enfermen. Deben asistir a clases con el abrigo necesario”, dijo Morales, luego de indicar que la instructiva fue emitida ante la denuncia de que algunos colegios no están permitiendo el ingreso a clases de estudiantes que no están con el uniforme. “Se ha emitido una circular en el sentido de que el uniforme no debe ser un requisito para que los escolares entren a clases durante esta temporada”, dijo Morales.
El titular de la DDE también informó de que el inicio de las vacaciones invernales en la región está fijado para el 2 julio y se prolongarán por dos semanas, es decir, hasta el 13 del mismo mes. Mientras tanto, está vigente el horario de invierno en todos los colegios, que consiste en ingresar media hora después del horario habitual en el turno de la mañana y adelantar media hora la salida de clase, en el turno de la tarde. 

En los barrios 
En las zonas alejadas de la ciudad, la gente se da modos para cubrir sus viviendas y contrarrestar el viento gélido. Eva Alvina Karina Huayta (41), que vive en el barrio Sinini, zona de Normandía, no quiere que sus hijos se enfermen, por eso, ayer, después de lavar ropa, se dio a la tarea de terminar de cubrir sus ventanas  sin vidrios con sábanas viejas. Eva tiene cuatro niños pequeños, el menor de 3 años, a quienes muy temprano les puso chompa, guantes y chulo a fin de que no se resfríen. “Se hace lo que se puede para combatir el frío. “Para que entren en calor les estoy dando chocolate caliente, cada vez que puedo. Tampoco los estoy dejando salir del cuarto (dormitorio y sala a la vez)”, cuenta la mujer. 
En el barrio Arroyito, Juan Mamani y su esposa se dedicaron a cubrir las rendijas de las paredes de madera de su casa, por donde, por las noches, el viento gélido ingresa y penetra hasta los huesos. 
La familia se fue a vivir recién a la casa, de solo dos habitaciones, una de madera y otra sin puertas ni ventanas. “No queda más que prepararse porque el frío va a seguir”, dijo Mamani.
Según el informe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), la temperatura descendió ayer hasta los 13 grados centígrados, mientras que la máxima fue de 16  grados. Para hoy se espera que la mínima baje hasta los 12  grados y para mañana, hasta los 11 grados. No obstante, a partir del martes se anuncia una mejora paulatina del tiempo, aunque para la otra semana se espera que ingrese otro frente frío. 

A cuidarse de las IRA
Ante las bajas temperaturas, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Joaquín Monasterio, recomendó a la población no exponerse a los cambios bruscos de temperatura porque las defensas pueden bajar, en  especial en los grupos de riesgo, como son los menores de dos años, los mayores de 60 años, las personas con enfermedades de base y las mujeres embarazadas.
Monasterio dijo que la mayor parte de la población vulnerable ya está protegida contra la influenza porque la respuesta a la campaña de vacunación ha sido positiva, además que ha bajado la incidencia de casos por semana. No obstante, con el frío puede haber un rebrote o un aumento de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).
Según el reporte del Ministerio de Salud, hasta abril se habían registrado 75.648 episodios de IRA en todo el país, la mayor parte en Santa Cruz, con 17.816 episodios (23,7%); seguido por Cochabamba, con 13.487 (17,8%)  y La Paz, con 13.421 (17,7%) .  
En cuanto a los decesos por influenza, se mantienen en 24 en el país, 23 de los cuales ocurrieron en Santa Cruz.