SANTA CRUZ

En siete meses no se hizo ningún trasplante de riñón; hay 30 pacientes en espera


El cambio del equipo autorizado es una de las razones de la demora; sin embargo, ya se acreditó y se proyecta que en estos días se realice el primer trasplante del año en Santa Cruz. En el resto del país ya se han hecho seis de estas cirugías en esta gestión


Las personas con insuficiencia renal se deben someter a diálisis al menos tres veces a la semana
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/07/2019

Los pacientes que esperan un trasplante de riñón atravesaron una situación aún más difícil de la que suelen vivir estos siete meses del año, pues en lo que va de esta gestión no se ha realizado ningún trasplante de riñón gratuito en el departamento de Santa Cruz, pese a que hay 30 pacientes que ya contaban con autorización para la cirugía.

A esto se suma que en 2018 hubo menor cantidad de estos procedimientos en el departamento cruceño, solo se practicaron cinco. Esta situación se replicó también en el resto del país, pues solo se hicieron 27 de estas cirugías, mientras que en otras gestiones se solían practicar 50 trasplantes. Se identificaron distintas causas para la disminución de los trasplantes, aunque las autoridades sanitarias aseguran que este programa, que rige desde 2013, seguirá vigente.

Pacientes perjudicados



El responsable nacional del Programa de Trasplante, Adolfo Zárate, explicó que la principal causa para la postergación de estos procedimientos fue el cambio del equipo autorizado, pues esto implica un moroso proceso de acreditación. “La nueva clínica (autorizada para practicar estas cirugías) debe armar un equipo; por ejemplo, el cirujano debe tener experiencia y haber realizado al menos 10 trasplantes, si tiene nueve, se lo rechaza para que los pacientes no corran ningún riesgo. No es sencillo armar un equipo. Son muy pocos los especialistas que se dedican a trasplantes, por eso tardaron”, remarcó.

Zárate indicó que como parte del procedimiento de acreditación el equipo de trasplante presenta documentación al equipo evaluador departamental, del que forma parte el Servicio Departamental de Salud (Sedes). Este revisa y luego reenvía al Ministerio de Salud para la acreditación en sí. La acreditación tiene vigencia de dos años.

Hasta finales de 2018 estaba autorizado el equipo de trasplante del Instituto del Riñón. Este año, la nueva clínica autorizada es la Incor, con su propio equipo.

El doctor Herland Vaca Díez, del Instituto del Riñón, indicó que este cambio se hizo porque el Ministerio de Salud decidió ya no acreditar equipos, sino clínicas. Tanto Vaca Díez como personal del Sedes confirmaron que hasta finales de 2018, 30 personas se sometieron a estudios y estaban listas para el trasplante, pero por los cambios, siguen esperando.



El médico aseguró que 2018 fue la gestión en la que se realizaron menos procedimientos, solo seis o siete, mientras que en años anteriores superaban los 20. “Yo diría que esta postergación fue por problemas burocráticos”, dijo.

Dos pacientes que actualmente se someten a diálisis explicaron que la disminución en la cantidad de beneficiarios, desde el 2018, se debe también a cambios tanto en la titularidad del Ministerio de Salud como dentro del mismo programa.

La coordinadora departamental del Programa de Trasplante, Patricia Dávalos, explicó que se mantienen los mismos requisitos para postular al beneficio, uno de los principales es no estar afiliado en la seguridad social.

Alistan primer trasplante

“Nos da mucha pena por los pacientes que están en espera, pero ya se están emitiendo los certificados para los trasplantes. Ya instruimos a la clínica Incor para que realice todas las cirugías necesarias. Ya no hay ningún impedimento, ningún problema legal que retrasen más las cirugías”, manifestó Zárate.



Se prevé que la próxima semana se realice el primer trasplante del año en Santa Cruz. Se trata de un joven que recibirá el riñón de su mamá.

Zárate aseguró que ya se cuenta con un plan de cirugías en la clínica Incor, en el que se prioriza a los pacientes que contaban con la aprobación para el procedimiento hace meses.

Datos en el país

En lo que va del año, el programa registra que se han hecho seis trasplantes en todo el país. Al respecto, Zárate señaló que generalmente es menor la cantidad de beneficiarios en el primer semestre, pues suelen ser meses dedicados a laboratorios, por lo que considera que hasta finalizar esta gestión se tendrán al menos 50 beneficiarios en todo el país.

Como parte del programa, los pacientes reciben medicamentos de por vida. A escala nacional hay otras 2.700 personas con insuficiencia renal que se someten a diálisis de forma gratuita.

Primer trasplante cadavérico

Dávalos dijo que el pasado jueves se consiguió el primer trasplante cadavérico de riñón del año, por lo que se trasplantó a dos personas el día siguiente.

Dávalos lamentó que todavía existan mitos sobre la donación de órganos que impiden que más personas se beneficien. “No toman en cuenta que la donación es un acto solidario. La persona que llega a estar en lista de espera es porque no tiene más opción, ese órgano le puede salvar la vida”, expresó.

Según el Programa Nacional de Trasplante, existen 500 personas en lista de espera de donante cadavérico; de estos 70 están en Santa Cruz (68 son para riñón y dos para hígado).

152 reciben diálisis

El secretario municipal de Desarrollo Humano, Fernando Sattori, explicó que en los hospitales de segundo nivel 152 pacientes se someten a diálisis. “Hasta el año pasado no se tenía lista de espera. Se dio atención a los 100 pacientes”, manifestó la autoridad.

Según Sattori, desde el 1 de enero se pasan las carpetas de pacientes al Ministerio de Salud para que coordine la atención. “A diario aumentan los pacientes, ahora lo está coordinando el nivel central. Por este cambio, para acceder a la gratuidad el paciente debe asistir al Cenetrop, donde está el representante del programa”, dijo.



 




Notas Relacionadas