SANTA CRUZ

Dos extranjeros que trabajan por la niñez y la juventud


El monseñor Nicolás Castellanos, español de nacimiento, pero que radica desde hace 27 años en la zona del Plan Tres Mil de la capital cruceña, y el ciudadano serbio Tomeslaw Kalman, que instaló su residencia en esta urbe hace más de cuatro décadas


El religioso Nicolás Castellanos gestionó recursos económicos para construir una iglesia en el Plan Tres Mil. Con la fundación Hombres Nuevos hizo varias obras
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/09/2018

“Estoy enamorado de Santa Cruz, me siento cruceño”

Con la ayuda económica que consigue, financia varios proyectos en beneficio de los niños y de estudiantes. Sus obras llegan a municipios del altiplano boliviano

Estoy enamorado de Santa Cruz, me encanta y me siento cruceño. Sin embargo, hay algo que siempre me pregunto, ¿por qué Tarija, Sucre y Cochabamba son ciudades limpias, donde no hay basura y por qué Santa Cruz no da pena?”, dice el monseñor Nicolás Castellanos, que desde hace 27 años vive en la ciudadela Andrés Ibáñez, más conocida como Plan Tres Mil.

El religioso nació el 18 de febrero de1935 en Mansilla del Páramo, España y tras su renuncia como obispo (en 1991) inició su viaje hacia Bolivia para cumplir su labor de misionero; su destino final fue Santa Cruz. Aquí puso en marcha el proyecto Hombres Nuevos en busca de mejorar las condiciones de vida de los vecinos de los barrios más desfavorecidos de esta urbe.

Se quedó en la zona del Plan Tres Mil y recuerda que desde su arribo a ese distrito escuchó clamores reales de la gente que pedía una iglesia, escuelas y combatir la desnutrición infantil.

Hizo gestiones y logró construir una iglesia en la plaza El Mechero con capacidad para 1.000 personas, un centro para niños desnutridos donde se ha salvado la vida a 5.000 pequeños, la Ciudad de la Alegría. Además, 5.000 jóvenes culminaron una carrera universitaria a través de las becas de estudio de la fundación Hombres Nuevos. Pero su ayuda no solo está en Santa Cruz, también llega a otras regiones del país. En la actualidad Hombres Nuevos construye seis internados en Coro Coro (La Paz) para albergar a estudiantes que llegan de comunidades para estudiar, y construye un sistema de agua para la población. También está en fase de construcción la escuela de música en el Plan Tres Mil.

“Conocí a gente muy buena en esta tierra hermosa”

Es entrenador de fútbol de salón del equipo de la CRE. Ganó un campeonato mundial con la sub 23 de la Tahuichi Aguilera. Vive en Santa Cruz desde hace 42 años

 

Tomeslaw Kalman es un apasionado del fútbol de salón. En la década de los 80 y 90 entrenó a equipos de Cimal y Carapel. Vivió en Brasil y estableció su hogar en esta tierra

Muy agradecido por vivir en esta tierra hermosa, que me dio una familia cruceña. He tenido el privilegio de conocer gente muy buena en esta tierra hermosa”, afirma en medio de una sonrisa, Tomeslaw Kalman, entrenador de fútbol de salón.

Hace 70 años don Tomeslaw vino al mundo en la república de Serbia, se crio, estudió y practicó el fútbol en Brasil y por decisión propia radica desde hace 42 años en la capital cruceña.

De ese tiempo de radicatoria, lleva cuatro décadas entrenando a niños y jóvenes en fútbol de salón y la enseñanza que impartió a sus pupilos le permitió ganar al menos 80 títulos de campeón, uno de ellos fue con la Academia Tahuchi Aguilera cuando se jugó el campeonato mundial de la sub 23, en París (Francia).

Su pasión por el fútbol sigue intacta. Entre los años 80 y 90, estuvo a cargo del entrenamiento del equipo de Cimal y Carapel y, desde hace 16 años está entrenando a los chicos del equipo de la CRE, con quienes ha ganado todos los campeonatos de fútbol de salón.

Este ciudadano serbio formó una familia con una mujer cruceña y es padre de dos hijas; por las mañanas y por las tardes entrena a los más pequeños que acuden a las canchas de la academia Tahuichi. “Mi filosofía es que se les debe hablar con honestidad y transparencia a las personas, eso es lo que busca la gente que entrena. Yo soy fiel a mis jugadores y a mi equipo, trato de inculcarles mucha disciplina para que formen un futuro mejor”, comenta este hombre que logró títulos de campeón cruceño y nacional junto a los jugadores de varios equipos de fútbol de salón; también dirigió a las selecciones cruceña y nacional.



 




En esta nota