SANTA CRUZ

Diseñan cruzadas por la salud, desde distintas aceras de la vida


Una abogada nacida a 480 kilómetros de Santa Cruz y criada en esta tierra camba, con esposos e hijos cruceños, dedicada a hacer visible lo invisible, los niños con síndrome de Down y un médico cruceño de cepa, que ha servido a miles de mujeres, en 48 años de ejercicio de su profesión

“Mi deseo es que Santa Cruz siga siendo la punta de lanza en el desarrollo del país con su gente querendona y visionaria”, afirma mientras sonríe entre sus pequeños
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/09/2018

“Alto a la discriminación; todos somos humanos”

Desde hace 25 años Wilma Kohn Hurtado de Sánchez es la presidenta de la Fundación Síndrome de Down. Desde esa frontera lucha por cientos de niños y jóvenes especiales

No tenía 30 años cuando dio a luz un niño con síndrome de Down. “Ni mi esposo ni yo estábamos en el grupo de riesgo, para que nuestro hijo sea especial o especialmente bello, como digo, porque él nos hizo descubrir este universo”, afirma Willma Kohn de Sánchez, presidenta de la Fundación Síndrome de Down (Fusindo).

Desde ese mágico día, en que José Daniel llegó a su vida, no descansó en hacer visible lo invisible. Estos seres humanos deben ser tratados con cuidados especiales hasta que puedan valerse por sí mismos. Ella estudió, aprendió y enseñó a sus hijos mayores y a su esposo, a tratar al pequeño regalo que les dio la vida y unos años más tarde luchó por instituir una fundación que desarrolle las potencialidades del niño con síndrome de Down en edad preescolar, a través de la habilitación funcional y social. Y lo logró, Fusindo acaba de cumplir 25 años.

La institución cuenta con 150 niños y jóvenes en todos sus programas y ha recibido innumerables reconocimientos y premios por la dedicación y esmero con las personas con síndrome de Down, por ser un modelo en el trabajo de esta población en el país.

A pesar de las campañas de concienciación todavía existe discriminación de la sociedad. Fusindo reafirma continuamente sus objetivos en pro de sus niños y jóvenes y lucha por lograr la total inclusión de ellos a la sociedad.

“Destaco que los esfuerzos de padres y profesores han dado sus primeros frutos con la inclusión laboral de algunos jóvenes en los supermercados Fidalga, Burger King, cadena de farmacias Chávez y Nibol”, afirma esta cruceñaza nacida en Cochabamba.

“Traje el primer mamógrafo a Santa Cruz hace 30 años”

Carlos Paniagua se formó en Paraguay y Brasil. Volvió a ejercer y a servir a su pueblo, es ginecólogo oncólogo y mastólogo. Es director de la Unidad de Diagnóstico Médico

 

El médico sugiere participar de las campañas de salud en octubre, mes de la mujer, para realizarse estudios de mamas, ginecológico, densitometría ósea y laboratorios.

Hace 48 años que el cruceño Carlos Felipe Paniagua León, se desempeña como profesional en medicina. En 1978 trajo e inauguró el primer mamógrafo en Bolivia, que fue instalado en el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, donde brindó sus servicios por 20 años.

Es fundador de la sociedad cruceña de mastología y luego de la sociedad boliviana de la misma especialidad, ha sido presidente de ambos entes colegiados y actualmente es presidente de la departamental.

“Estas asociaciones hacen que nos dediquemos a mejorar el diagnóstico, las conductas, los tratamientos y a velar por que la mastología sea mejor en cuanto a la función del médico y de los equipos. Nuestro lema es prevenir y que la paciente entienda que la que tiene que acudir a las campañas preventivas, es la que está sana, eso le significará menos costos y más rápida intervención, porque para ello se sometió a un diagnóstico precoz”, refiere el galeno.

Asegura que en este momento Santa Cruz lidera la medicina en Bolivia, porque en la Unidad de Diagnóstico Médico (Udime), que dirige, tienen pacientes de diferentes departamentos. Esta institución de salud, creada por este profesional, ha cumplido 25 años al servicio de la mujer.

Como cruceño, el médico añora la seguridad vial y la ciudad libre de delincuencia de hace 40 años. Y en ese viaje a sus recuerdos, se instala en el tiempo en que el médico del siglo 20 en Santa Cruz, para realizar un diagnóstico, tenía que agudizar la visión, el tacto y sujetarse a sus estudios clínicos. De ahí la frase ‘ese doctor es acertao’; ahora se ayudan con los adelantos tecnológicos.

Es un cruceñazo amante del majadito y de los churrascos, con su comparsa Los Bacanes.



 




En esta nota