SEGURIDAD

Descuartizador puede recibir pena de 90 años en Brasil


La pena máxima por asesinato en el vecino país es de 30 años, pero pueden sumarse los tres crímenes. Incluso hay agravantes


El sujeto fue capturado en una casa donde alquiló un cuarto en la avenida 16 de Julio, zona de la Villa
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/02/2019

Las abogadas de los familiares de las víctimas que fueron descuartizadas en Brasil por Gustavo Santos Vargas, quien fue capturado el fin de semana en Santa Cruz, señalaron que el autor del triple asesinato podría recibir una pena de hasta 90 años de prisión, esto en razón a que en el vecino país las penas son acumulativas. Es decir, si por cada uno de los crímenes (de Jesús Reynaldo Condori, su esposa Irma Morante Sanizo y el hijo de ambos, Abner Morante Condori), en Brasil sentencian a Gustavo Vargas a la pena máxima (30 años), se sumarían las penas y la sentencia alcanzaría los 90 años, explicó Patricia Vega, abogada de defensa pública de Brasil.

Por su parte, Virginia Arias, abogada de la familia, señaló que incluso la pena máxima para los delitos de infanticidio y feminicidio en Brasil pueden agravarse hasta un tercio, es decir, llegar hasta los 40 años.

Por otra parte, respecto a los dos presuntos cómplices de Gustavo Vargas, que se encuentran aprehendidos en Brasil, Arias explicó que se tiene un plazo de 60 días para las investigaciones y comprobar la posible participación de ambos. Sin embargo, Arias cree que la captura de Vargas puede dar pie para que se pida la ampliación de ese plazo.



El operativo policial

Gladys Morante, hermana de la víctima, criticó el trabajo policial porque señaló que se tenía la información de la ubicación de Vargas desde el 10 de enero. El comandante Igor Echegaray dijo que se debía confirmar la identidad del sujeto antes de detenerlo. Precisó que estaba vigilado.



 




En esta nota