BOLIVIA

Corpus Christi: Gualberti clama por una reconciliación con la 'Madre Tierra'


La ceremonia de solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo es para celebrar la Eucaristía en la Iglesia Católica. Miles de fieles se concentraron en el estadio cruceño para participar de la festividad religiosa


Monseñor Sergio Gualberti celebra la misa en el estadio Tahuichi ante miles de personas. (Foto: Jorge Uechi)
La imagen de la Mamita de Cotoca fue llevada al Tahuichi. (Foto: Jorge uechi)
Miles de fieles participan de la celebración en el estadio cruceño. (Foto: Jorge Uechi)
Monseñor Sergio Gualberti celebra la misa en el estadio Tahuichi ante miles de personas. (Foto: Jorge Uechi)
Monseñor Sergio Gualberti celebra la misa en el estadio Tahuichi ante miles de personas. (Foto: Jorge Uechi)
La Orquesta Hombres Nuevos participa de la celebración. (Foto: Aida Suazo)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/06/2019

'Jesucristo pan de reconcialiación y paz', es el lema de este año y que fue elevado durante la celebración de Corpus Christi que se realizó hoy ante miles de personas en el estadio Tahuichi Aguilera de Santa Cruz.

"El pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre que recibimos de tu generosidad, es un don de Dios pero también es fruto de nuestro trabajo honesto y bendecido y no ese alimento fruto de la corrupción, del robo, de la explotación de los pobres que crea odio y confrontación", dijo monseñor Sergio Gualberti, durante la homilía.

Gualberti también exclamó por el problema ambiental que crean las personas y que en nuestro "urge la reconciliación con la Madre Tierra, una tierra gravemente herida por su explotación irracional, el uso indiscriminado de los pesticidas, la deforestación, industria extractiva, la contaminación ambiental, acumulación de la basura y el manejo irracional del agua".



"Para reconciliarnos con la creación debemos examinar nuestras vidas y reconocer que ofendemos a la creación de Dios con nuestras acciones, debemos tener un cambio de corazón. En nuestra vida es urgente que se lleve a la defensa de los recursos naturales y a asumir un estilo de vida más sobrio y sencillo".

En el inicio de la celebración de Corpus Christi también se conezó pidiendo perdón por la violencia contra la mujer y los niños, por la intolerancia y por los perseguidos religiosos. 

Gualberti llamó a los fieles católicos a reconocer los pecados para buscar la reconcialiación con Dios y con nosotros mismos. "La cultura de la confronación se ha vuelto el pan de cada día, la lógica del más fuerte se ha impuesto, error muy grave. La violencia destruye lo que pretende proteger, acarrea muerte", reflexionó a tiempo de exhortar a los fieles a buscar el bien común por encima de los intereses personales.

También, monseñor Sergio Gualberti llevó el pedido de perdón por la violencia cultural y política en la negación de los derechos humanos, de la separación de los poderes del Estado y una falta de respeto a la voluntad del pueblo.





 




En esta nota