SEGURIDAD

Consejo paraliza la destitución de los secretarios de los juzgados


Para el Consejo de la Magistratura no hay despidos masivos que afecten las labores judiciales. Los afectados pidieron que la medida no sea ejecutada hasta fin de año

El delegado Mauricio Romero dijo que por su honor y el de su familia se va con la conciencia tranquila
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/10/2018

El hombre que hasta ayer fue delegado departamental del Consejo de la Magistratura, Mauricio Romero, antes de alejarse de sus funciones en el Poder Judicial indicó que se paralizaron los despidos que provocaron temor, impotencia y malestar en los funcionarios de los juzgados que fueron afectados.

La exautoridad, que es mencionada en algunos videos donde se habla sobre supuestos cobros irregulares para trabajar en Derechos Reales, dijo que los retiros no pueden ser calificados como una masacre blanca, aunque los funcionarios del Palacio de Justicia presentaron el miércoles un recurso de revocatoria para evitar la salida de más de 150 empleados de los juzgados.

“Se está hablando de una masacre blanca, pero eso no es real. Lo que sí existe es una disposición de retiro de Recursos Humanos, teniendo en cuenta que los cargos son transitorios y deben ser restituidos cada dos años. Sin embargo, se dialogó con la Asociación de Magistrados y Jueces y la medida quedó en suspenso, además se analizará los reclamos sobre la salida de algunas mujeres embarazadas o con bebés recién nacidos”, explicó Romero, cuyo cargo podría ser ocupado, al menos de forma interina, por el jefe de Recursos Humanos del Consejo de la Magistratura, Óscar Guardia.

Sobre su salida

Romero, visiblemente afectado por la decisión que tomó, puntualizó que presentó su renuncia irrevocable a su cargo principalmente por su honor y el de su familia, además de aseverar que está dispuesto a someterse a cualquier investigación de las autoridades. Además, pidió que se indague y se periten los videos donde se lo menciona, para dar con los responsables.

En su balance final, Romero indicó que durante los nueve meses que estuvo como delegado en la Magistratura, se digitalizó el Registro de Antecedentes Penales, se mejoraron las señaléticas, se capacitó al personal, entre otras actividades.

Con la noticia sobre la paralización de los despidos, las labores en los juzgados se mantuvieron inalterables y el trabajo fue normal. Sin embargo, se sabe que las nuevas listas de funcionarios que postularon para trabajar en el Palacio de Justicia, serán definidas en una reunión de los vocales del Tribunal Departamental de Justicia.