SEGURIDAD

Cambió de identidad y se ocultó seis años tras estafar $us 2 millones


Luis Fernando Rosales, su madre, sus hermanos y súbditos colombianos realizaron una estafa piramidal en 2012. El cabecilla de los extranjeros se fugó a Paraguay, donde estafó a unas 5.000 personas en 2014


Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/09/2018

Luego de estafar $us 2 millones a varias víctimas en Trinidad y Guayaramerín, en abril de 2012, Luis Fernando Rosales Miranda (31) desapareció de Beni y estaba declarado rebelde para la justicia al igual que su madre, sus tres hermanos y cuatro colombianos con los que captaban ahorros de gente incauta a través de la empresa Nueva Forma de Negocio (NFN), con la que realizaban una forma de estafa piramidal que ofrecía intereses de hasta el 25%.

Seis años y cinco meses después, Rosales fue identificado por la Policía luego de la revisión de las imágenes de las cámaras de vigilancia de un banco. Él era encargado de observar e identificar a clientes del banco que retiraban altas sumas de dinero, para pasar el dato a sus cómplices colombianos y atracarlos.

Para esto, Rosales cambiaba su apariencia distorsionando su flequillo, que normalmente le caía a la frente, para usarlo en sus seguimientos en los bancos, con gel y peinado hacia atrás.

También trató de imitar el acento colombiano y presentó un documento de esa nacionalidad, cuando fue detenido junto a la banda que en los últimos cuatro meses se hizo de Bs 350.000. Luego confesó la estafa de los $us 2 millones, aunque aseguró que a él le tocaron ‘solo’ $us 100.000.

El 1 de junio, el director de la Felcc, Gonzalo Medina, dijo a EL DEBER que tras desbaratar las bandas de prestamistas colombianos en la modalidad ‘gota a gota’, estos estaban ‘cambiando de rubro’ para ejecutar atracos.

Cabecilla colombiano

El socio de Rosales y líder de los extranjeros en la millonaria estafa en Beni era Leonardo Rubio Castañeda (45). Según el periódico Hoy de Paraguay, del 28 de julio de 2014, Rubio estafó a 5.000 ciudadanos de ese país bajo la misma modalidad y tiene orden de captura internacional.

En 2009, Rubio cayó en Santa Cruz acusado de tres atracos que sumaron un botín de Bs 464.000 y $us 52.000, junto a Iván Leonardo Gonzáles Tibaquira, quien volvió a caer el miércoles involucrado en los últimos asaltos.

Voces oficiales

Asesor Ministerio de Gobierno
Vicente Ávalos indicó que se están indagando antecedentes de Rosales en otros países.

Director dela FELCC
Gonzalo Medina indicó que la Felcc y la Fiscalía de Beni han solicitado el traslado de Rosales a ese departamento.

Fiscal
Mariela Toledo señaló que Rosales fue declarado rebelde por autoridades benianas