SEGURIDAD

Cambian al jefe de la Felcc; lo indagan por viaje a Bahamas y un caso de narcotráfico


Seguirá la investigación por el presunto tráfico de narcóticos y se abre otra sobre el motivo del viaje de Gonzalo Medina. El Comité cívico cuestiona la posesión de Johnny Aguilera por su antecedente de participar de informes del caso terrorismo


El nuevo director de la Felcc, Aguilera, viene de cumplir la misma función en la sede de Gobierno
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/04/2019

El coronel Gonzalo Medina fue suspendido y su puesto como jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz será ocupado por el coronel Johnny Aguilera, quien hasta ayer ejercía esa misma función pero en la sede de Gobierno.

Medina fue depuesto de su cargo al igual que el capitán Fernando Moreira, ambos sindicados en un reporte de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), de participar de un envío de droga desde Santa Cruz, vía Panamá con destino final a Estados Unidos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó anoche la suspensión de Medina y Moreira además de señalar que la investigación respecto al reporte de la Felcn, que se aperturó el 24 de marzo, seguirá su curso y que se abrirá otra investigación sobre las autorizaciones que tuvieron para viajar, por separado, supuestamente con rumbo a Panamá.



Queremos establecer ¿cuál fue el procedimiento de autorización de ese viaje?, ¿qué sucedió en ese viaje?, ¿cuál fue el objeto del viaje de esos dos oficiales policiales?, a este respecto el comandante general ha librado los memorándums correspondientes”, precisó la autoridad gubernamental.

En horas de la mañana de ayer, Medina había señalado que solo estuvo unas horas en Panamá y que su destino fue Bahamas por motivos familiares y de salud, aunque no explicó qué dolencia padece. Además, señaló que Moreira había viajado a Colombia haciendo uso de un paquete turístico. Medina aseveró que solicitó su permiso a la dirección nacional de la Felcc y que se tomó esos días a cuenta de su vacación.

A su vez, desde Tarija, el comandante nacional de la Policía, Vladimir Calderón, confirmó que se ordenó la investigación contra ambos agentes.

El nuevo director de la Felcc

“El señor Cnl. DESP. Máximo Johnny Aguilera Montecinos es destinado al Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz”, indica el memorando de cambio de personal firmado por el comandante general de la Policía, Vladimir Yuri Calderón, mientras que el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Igor Echegaray, anoche confirmó el relevo.



Sobre Medina y Moreira, el ministro Romero aseveró que al estar suspendidos serán puestos a disposición del comando de la Policía.

Reacción del Comité Cívico

El presidente del ‘gobierno moral de los cruceños’, Luis Fernando Camacho, consideró “un paso importante” que se haya alejado a Medina de su cargo en el sentido de que abrirá la posibilidad de nuevas denuncias en su contra, las cuales le han hecho conocer a él como líder cívico, pero por otra parte cuestionó la designación de Johnny Aguilera, lo cual consideró que pretende seguir generando el temor del pueblo cruceño, dado que “Aguilera fue parte de la elaboración del informe y la estructura del falso caso de terrorismo”.

Antes de conocerse su suspensión, Medina atribuyó las denuncias en su contra a una trama orquestada a raíz de las investigaciones que él realizaba por la quema del Tribunal Departamental Electoral y de corrupción en Cotas, entre otros. Apuntó concretamente contra Camacho además de Jaime Rivero Avilés y Cinthya Rivero, suegro y esposa de Fernando Subirana, uno de los detenidos por la quema del TDE.

Esta campaña de desprestigio tiene como claro objetivo apartar a mi persona de la dirección de la Felcc para evitar que se continúe con las investigaciones del caso de la quema de la Corte Departamental Electoral, Impuestos Internos y Entel”, dijo Medina.

Camacho señaló que el cesado jefe de la Felcc intentó involucrarlo en la quema del TDE presionando al detenido Subirana para que declare contra él.



Por su parte, Rivero y su hija sentaron una denuncia contra Medina, que fue aceptada por la Fiscalía, por los delitos de uso indebido de influencias, consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados, legitimación de ganancias ilícitas, torturas, extorsión y varios otros detallados en el documento de denuncia.

Según Jaime Rivero, el exjefe de la Felcc conformó un ‘consorcio’ manejado por su hijo, y asegura que con un salario de $us 2.000, Medina sería dueño de una mansión valuada en $us 900.000 en un condominio de la zona norte además de otros cuatro inmuebles y terrenos a nombre de otras personas. Así también, el denunciante asevera que Medina tiene varias cuentas bancarias con millonarias sumas y por lo menos 15 vehículos.

Ante esto, antes de ser suspendido, ayer Gonzalo Medina dijo que sus bienes consistían en un vehículo que sacó a crédito, cuyas cuotas terminó de pagar recientemente, además de una motocicleta ‘china’. Aseveró que no tiene casa, sino que alquila un departamento.

OPOSICIÓN EMBANDERA SUPUESTA RELACIÓN DE ESTADO - NARCOTRÁFICO Y OFICIALISMO CRITICA LA FILTRACIÓN
El diputado por Unidad Demócrata, Wilson Santamaría, aseguró que la Agencia para la Administración de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) tiene un informe sobre el caso de los dos jefes policiales vinculados presuntamente a un envió de droga a Panamá. “Hay malos policías involucrados en temas de narcotráfico el Gobierno lo sabe y guardo un silencio que parece cómplice”, dijo el diputado.

En contrapartida, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que lo que hay es un ‘reporte de contacto’ de la Felcn y que el jefe nacional, Maximiliano Dávila, descartó que hubiese un informe de la DEA.

A su vez, el diputado Tomás Monasterio, calificó de “alarmante la relación no solo de la Policía sino de altas esferas del Gobierno con el narcotráfico” y relacionó que el excomandante nacional Rómulo Delgado haya sido depuesto por investigar a Medina y Moreira.

No voy a acusar a Medina y a Moreira pero sí a decir que hay indicios de que pudieran estar implicados; hay que investigar a sus familiares y a su entorno”, dijo.

Por su parte, la directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Teresa Morales, señaló que todas las denuncias publicadas por la prensa, como la de Medina y Moreira, respecto a delitos que después puedan convertirse en legitimación de ganancias ilícitas.

El legislador no dio mayores detalles, pero afirmó que la DEA ya conocía el caso a principios de marzo de 2019.



 




En esta nota