SEGURIDAD

Buscan imágenes de los asesinos del militar jubilado de Oruro


El testimonio del inquilino de 19 años, que también fue maniatado y golpeado por los asaltantes, es importante para los agentes. Se tiene resguardo de su identidad

Esta es la fachada de la casa donde vivía Luis Gareca Oporto. La investigación está abierta; buscan a tres
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/07/2018

La Policía está tras la pista de los asesinos del militar jubilado Luis Gareca Oporto, de 66 años, que fue victimado el fin de semana por al menos tres sujetos que ingresaron a su casa ubicada en la calle Herrera, entre Bacovik y 6 de Agosto, de donde se llevaron $us 75.000 y Bs 100.000, además de varios fajos de monedas que estaban en el dormitorio de Gareca, que fue maniatado y muerto a golpes en la cabeza.

El Ministerio Público de Oruro hizo conocer un informe en el que se detalló que uno de los asaltantes estaba con lentes oscuros y los otros dos tenían la cabeza cubierta por una especie de turbante, como declaró el joven, de 19 años, que alquila junto a sus padres un departamento en la casa y que también fue golpeado por los delincuentes en el momento de ingresar en la vivienda. 

Los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) están solicitando a los vecinos de la zona que tengan cámaras de vigilancia las imágenes del día y de las horas en que se produjo el hecho, a fin de ver  en algunas de estas filmaciones a los atracadores y así sumar pistas para dar con su captura.

Este crimen inició la segunda mitad del año en la capital folclórica del país, que hasta junio soportó las investigaciones de varios casos de Estado, al menos otros tres cuantiosos atracos, lo     que ubica a Oruro en el cuarto lugar en hechos de infanticidio y de feminicidio. 

Medio año negro
“Como vecinos estamos retomando la ‘batuta’ y nuestra premisa será que Oruro vuelva a ser una ciudad segura”, expresó Samuel Mendizábal, líder de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), luego de analizar por algunos minutos la situación que ha vivido la capital folclórica del país en los primeros seis meses de este año.   

Como nunca había sucedido, los orureños hasta junio soportaron dos explosiones que sacudieron al país dejando como saldo trágico una docena de víctimas y detrás una historia de engaños e infidelidad. 

Además, el primer semestre también se tiñó de sangre con el asesinato de dos militares durante un operativo contra los contrabandistas y una explosión que hizo temblar las minas de Huanuni, provocando la muerte de una decena de trabajadores.

Todos los hechos arriba citados han sido considerados casos de Estado por el Comando Departamental de la Policía de Oruro, ya que el impacto de lo sucedido conmocionó a todo el país y provocó la reacción de las autoridades nacionales.

Pero además de estos casos de Estado, los atracos violentos han puesto en jaque a una población que no estaba acostumbrada a este tipo de violencia y como lo señala Mendizábal, “los orureños han sufrido asaltos a plena luz del día, gente que ha perdido la vida porque les quisieron robar su teléfono celular, la billetera, los zapatos o una chamarra”.

Rommer Raña, jefe policial de Oruro, detalló que hasta la mitad de año se registraron cinco casos de robo agravado, donde los delincuentes actuaron fuertemente armados y en el momento de concretar sus golpes dejaron personas heridas. 

Por ejemplo, en Challapata tres sujetos, en la puerta de un banco, le arrebataron Bs 57.000 a una pareja que salía de la entidad financiera. En la misma población, una comercializadora de quinua fue víctima de un asalto de $us 70.000. El primer hecho ya fue resuelto, el segundo aún está en etapa de investigación.

Además de estos dos casos, las calles de la zona urbana fueron testigos de la violencia de los atracadores como cuando atacaron una gasolinera en la ruta hacia Potosí, cuando unos padrinos de matrimonio fueron golpeados en la zona sur de la ciudad o cuando dos delincuentes le robaron Bs 790.000 al empleado de una empresa comercializadora de minerales.

Acciones

#orurorseguro
La Policía, en coordinación con los colegios, los periodistas y profesionales en informática, está planificando implementar una plataforma digital para trabajar en prevención.

Padres de familia
Desde 2016 funcionan en Oruro las juntas escolares de seguridad, que han logrado reducir los índices de secuestros de menores y han mejorado el tráfico vial en los establecimientos. 

Control en rutas
La Policía tiene identificadas y opera en las rutas que los contrabandistas y narcos utilizan para ingresar o sacar mercadería y drogas del país.



 




En esta nota