SEGURIDAD

Atribuyen 50 robos de celulares a una banda de exreclusos


También cayó el comprador. La Policía advierte que toda persona que compre un teléfono robado irá ante la justicia como miembro de la asociación delictuosa

Los integrantes de la banda sindicados de múltiples atracos en la ciudad
Escuchar el artículo Pausar Lectura

07/07/2018

El miércoles 4 de julio se reportaron tres asaltos a mano armada a transeúntes en distintos puntos de la capital cruceña, en los que las víctimas coincidieron con la descripción del vehículo de los delincuentes: un auto Toyota blanco, placa 2197-LFI, con parte del capó negro y en los costados la viñeta de un radiomóvil, con las mismas características.

Con esos datos, la Policía intensificó el patrullaje y el jueves, a las 15:30, un equipo de la división Crimen Organizado de la Felcc localizó dicho motorizado cuando circulaba por la avenida Santos Dumont y sexto anillo, y arrestó al conductor, Jonathan Vélez Gonzales, quien en el interrogatorio policial reveló que había participado en varios robos con sus cómplices ‘Pichón’, ‘Chuqui’ ‘Gordo’ y ‘Mamani’, que luego fueron arrestados en el Plan Tres Mil y en la Villa Primero de Mayo, informó Gonzalo Medina, director de la Felcc.

En la pesquisa se estableció que casi todos son exreclusos de la cárcel de la Palmasola. Wilber Guzmán Guasase (Pichón, estuvo cuatro veces en el penal) es el cabecilla; Guido Carlos Jaldín Rocha (Gordo), Luis Reinaldo Luján Vidal (Mamani, estuvo preso tres veces en la cárcel), Wálter Antonio Denker Matto (exreo, comprador de todo lo que la banda robaba) y Jonathan Vélez Gonzales, el transportador del grupo.

Un rosario de atracos

El 4 de julio perpetraron al menos tres robos: a una pareja en el barrio Cañada El Carmen, a dos muchachas en el barrio Estación Argentina y a un joven en el barrio Sanandita.

A decir de Medina, también golpearon en la Villa Primero de Mayo, en los barrios Urbarí y en Las Palmas, y en otros lugares. Los mismos sujetos admitieron haber cometido medio centenar de asaltos, de los cuales solo 15 fueron denunciados en la Policía.

“Esta organización ha perpetrado 50 robos aproximadamente y ejercían una violencia innecesaria. De día se entrenaban en gimnasios y parte de la tarde y en la noche se dedicaban a asaltar”, indicó Medina.

Reflexión y mensaje

La banda de los ‘fisicudos’ sustraía celulares, carteras y mochilas, e inmediatamente se contactaba por teléfono con el receptador, Wálter Antonio Denker, quien compraba todo lo robado, por lo que ha sido incluido como cómplice de la organización y fue presentado ayer a la prensa con los asaltantes.

“Desde ahora, aquella persona que compre un celular robado será considerada parte de la organización delictiva y presentada a las autoridades judiciales. La Policía será inflexible a la hora de combatir este hecho delictivo. Demandamos de la sociedad su total comprensión y colaboración”, avisó Medina.

VIGILARÁN DE CERCA A LOS ‘FLASHEROS’
Dentro de las medidas consensuadas entre la Policía y entidades como la Alcaldía, telefónicas, Defensoría del Pueblo y otras para frenar el robo de celulares, se determinó que se haga un censo de los técnicos que ‘flashean’ los teléfonos y que la fuerza del orden vigile esta actividad en los mercados negros de la ciudad.

Estos técnicos eliminan toda la información de los celulares y, con programas de internet, le reinstalan datos, incluso un nuevo número de IMEI y los rehabilitan con una nueva línea. “Instamos a la población a no comprar teléfonos de dudosa procedencia”, exhortó Alfonso Siles, comandante de la Policía.