PARA ELLAS

Mujer a tiempo completo misión para poderosas


No es imposible. Es complicado ser una mujer total, es una misión para mujeres con poder: organízate, aprendé, atrévete, disfrutá, querete y conéctate con la vida


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/05/2019

¡Es el tiempo de la mujer! Así concluía una de sus charlas la psicóloga chilena Pilar Sordo. Y así iniciaba un periodo de maduración personal que me llevó a descubrirme como ¡mujer a tiempo completo!

La tradición y la cultura nos han enseñado a fragmentar las funciones con etiquetas estigmatizadoras: madre, ama de casa, trabajadora, empresaria, deportista.

El concepto de mujer se diluía en las diversas facetas de vida que se contraponían. Una lucha sin destino final. La búsqueda de la igualdad y la necesidad del empoderamiento femenino reencauzan el debate e invitan para asumir el valor de mujer en su integralidad.



Ser mujer permite ser madre, trabajadora, ama de casa, deportista, emprendedora y muchas otras cosas más. Ser mujer fortalece nuestra esencia misma con un abanico de oportunidades que, cada vez más, se amplía para garantizar nuestro desarrollo en plenitud.

No es fácil. Las trabas y miedos que afrontamos desaniman. ¿Por qué complicarse la vida? Nos hemos preguntado más de una vez. Es, entonces, cuando las palabras brotan con fluidez y firmeza.

Es hora de transformar la sociedad y revivir los valores que nos permiten una convivencia armoniosa.

Es hora de potenciarnos como ejemplo para que nuestros hijos comprendan las nuevas reglas sociales que priorizan la igualdad y el respeto.



Es complicado, pero no imposible; una misión para mujeres con verdadero poder.

TOMÁ EN CUENTA

ORGANIZÁ EL TIEMPO

Con agenda o sin agenda, nos toca organizar y recordar las actividades de la familia. Y si organizás la agenda, tenés el poder para disponer tiempos propios. No dejés que tu ritmo de vida esté marcado por las agendas de otros. Reservá tus tiempos y enseñá a que sean respetados. Ya sea para ir al gym, a la estética o a una charla, tu tiempo es sagrado y deben respetarlo.

APRENDÉ CONSTANTEMENTE



Los cursos y las charlas son un estímulo para mantener activa la mente. Explorar la capacidad cognitiva y dejarnos sorprender con nuevos saberes reafirma el sentido de la vida y enriquece las experiencias. Atrevete a participar en un curso de cocina o en un evento sobre redes sociales; quien sabe si tu inquietud te direcciona hacia un taller de escritura o un curso de teatro. Hacé lo que te guste y hacelo con pasión.

DISFRUTÁ LOS MOMENTOS

Cada día, vivirás multitud de encuentros. Respirá profundo y disfrutá. ¿Quién sabe lo que te aguarda en esas conversaciones? Apartá el teléfono y dejá de mirar el reloj. Concentraté en la otra persona y en lo que tiene para compartir. Es increíble la cantidad de ideas que surgen en esas charlas de té y café, en esos encuentros casuales que rompen la rutina.

¡QUERETE!

Tu prioridad sos vos. Qué urgente resulta que entendamos la importancia de querernos. No se trata de una mirada de egoísta; se centra en la necesidad de cumplir nuestras metas y objetivos sin tener que renunciar a ellos por el bien de la familia. Necesitamos mujeres y madres orgullosas de sí mismas para que transmitan esa vitalidad a sus hijos.

Redes sociales. Fan Page: Ma.IngridRivero Instagram: Ma.IngridRivero Twitter: @MaIngridRivero



 




En esta nota