PARA ELLAS

Madre e hija cómplices y amigas


Joyas brillantes. La últimas tendencias en alta joyería. Una propuesta de Liliana Parada Diseños


El amor más puro. María Laura Landívar y Liliana Parada, son cómplices de toda la vida. Un amor que brilla
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/05/2019

Una lluvia de anillos, collares, pendientes y aretes, forman parte de la colección dedicada a mamá, de la diseñadora Liliana Parada. Todo con piedras preciosas, en oro blanco y amarillo, de 18 quilates.

“Cuando nos preguntan por qué regalar una joya para el Día de la Madre, me atrevo a hacer una similitud: una joya es una pieza que ha sido diseñada exclusivamente por manos orfebres con piedras pensadas en esa alhaja; así creemos, que nuestro Creador, ha diseñado a las madres, que representan esa piedra preciosa en la vida de cada uno, y gracias a ellas estamos aquí”, comenta la diseñadora.

Esta es una colección de la alta joyería europea, son piezas exclusivas, de Italia, Turquía y España.



Joyas con brillantes

Un brillante es un diamante u otra piedra preciosa, cortado en forma particular con múltiples facetas para tener un brillo excepcional. La forma se asemeja a la de un cono y proporciona máximo retorno de luz en la parte superior del diamante.

Las piedras preciosas y las piedras semipreciosas son en su mayoría, minerales; aunque algunas de ellas, son orgánicas.

“Las únicas gemas consideradas preciosas son el diamante, el rubí, la esmeralda y el zafiro azul.



Las piedras semipreciosas más usadas en joyería son ágata, alejandrita, aguamarina, ámbar, amatista, cuarzo, cornalina, circón, aventurina, citrino, feldespato, granate, jaspe, lapislázuli, ojo de tigre, ónix, ópalo, tanzanita, topacio y turquesa”, explica la experta, para hacer conocer su brillante propuesta.



 




En esta nota