PARA ELLAS

“¿Hacia dónde nos quieren llevar?”



Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/08/2019

Pregunta que para muchas personas y especialmente para las mujeres tienen una respeta inmediata. ¡Hacia la confrontación!, Una respuesta para nada equivocada, si nos ubicamos en el clima electoral que vivimos los bolivianos.

La polarización no es patrimonio de este contexto electoral, todos los candidatos siguen intentando llevar agua a su molino, con insultos, descalificaciones, acusaciones, amenazas de juicio, cada uno exacerbando los ánimos de sus correligionarios, cada uno buscando aumentar el porcentaje de votos que le posibilitará llegar al poder no importa el costo que sea.

Los activistas de grupos fundamentalistas no han quedado al margen de esta puja por poder político y buscan más adeptos a sus sendas partidarias manipulando los sentimientos de sus seguidores con discursos falsos, que distorsionan totalmente los derechos humanos que fueron conquistados con mucho esfuerzo por los diversos movimientos de mujeres, pueblos indígenas, campesinos y las diversidades sexuales.



Un ejemplo de ello es la distorsión relacionada a la educación sexual integral con enfoque de género que puede contribuir a garantizarnos una sociedad basada en el respeto, igualdad y solidaridad entre los diversos grupos de humanos. Aún no se ha logrado incluir en el currículo escolar, precisamente por la distorsión y manipulación que se hace de éste y otros temas, generando desconfianza y temor en la población.

Saludable sería especialmente para las mujeres que los candidatos y candidatas que pugnan por el poder dejen de lado sus discursos bélicos, se despojen de sus creencias religiosas, intereses personales, mezquindades, y así como hablan de desarrollo sostenible, tecnología, crecimiento económico, esperamos que nos hablen sobre una nueva política y desarrollo social para erradicar la violencia, los feminicidios, los embarazos de niñas y adolescentes, la muerte de mujeres por abortos clandestinos. Esperamos sus propuestas reales que tendrán que ser tomadas en cuenta si hablan de desarrollo sostenible.

Alejarse de los discursos y posiciones radicales, racistas y discriminadoras nos puede llevar a soñar con una sociedad que tenga como pilares la solidaridad, el respeto a la diversidad y la igualdad de oportunidades, una sociedad donde nadie sobre, lo contrario sería llevarnos a una situación conflictiva que estoy segura, nadie quiere.

Hacia donde nos quieren llevar los que distorsionan nuestra realidad, ¡no cuenten con las mujeres!





 




En esta nota