PARA ELLAS

Fundesi sostiene la casita a puro pulmón



Cocina. Las madres reciben insumos para preparar la comida para sus niños. Y las capacitan para autosostenerse
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/02/2019

Fundesi es una organización que viene trabajando desde el 2010 con gran esfuerzo y dedicación para el bienestar de los niños con cáncer en Santa Cruz y en el país.

El principal beneficiario es el departamento de Pediatría del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, que tiene muchas necesidades por las que día a día se han venido trabajando y cubriendo parcialmente con el aporte generoso de muchas personas y donaciones de instituciones extranjeras con las cuales se tiene alianzas estratégicas.

Sin embargo, las necesidades cada vez son mayores, por lo que hay muchos proyectos importantes por desarrollar y los cuales requieren de un financiamiento fijo para su implementación y manutención a lo largo del tiempo.



Según la OMS, se necesita un pediatra oncólogo por cada 10 pacientes nuevos por año. En nuestro medio se registran 90 nuevos casos por año y solo se cuenta con dos pediatras oncólogas.

Rosario Chávez, directora ejecutiva de Fundesi, explica cuáles son los principales aportes y programas que financia la fundación: “El programa Tapitas por los chicos, consiste en la recolección de tapitas para venderlas y con los fondos cubrir los ítems de pediatría del Oncológico. Lo bueno de Tapitas es que los niños sanos han aprendido a pensar que hay un niño como el que está enfermo y que él lo puede ayudar juntando tapitas; eso es lo valioso.

El albergue La Casita acoge a los niños con cáncer y a sus familias, con el objetivo de que no abandonen su tratamiento. La nueva Casita se trasladó a un moderno inmueble en la calle las Begonias No. 32 del barrio Sirari, gracias al apoyo del Ministerio de Hidrocarburos, YPFB Corp. y los ingenios azucareros Guabirá, La Bélgica, Unagro y Aguaí.

El hospice Dra. Yolanda Ernst es un espacio diseñado para dar mayor confort, bienestar y soporte tanto emocional como espiritual al paciente en etapa terminal y a sus familiares más cercanos.



El programa de apadrinamiento Dra. Yolanda Ernst es una iniciativa que surge a raíz de que los fondos de ayuda internacional, donaciones de empresas y personas particulares con los que cuenta Fundesi no son suficientes para cubrir los innumerables gastos básicos en los que se incurren durante el tratamiento de un niño con cáncer.

Los benefactores de este programa se comprometen a adoptar a un niño enfermo de cáncer por el periodo de dos años, haciendo un aporte mensual de Bs 420, de los cuales Bs 210 son entregados a los padres para la administración del mismo y así ayudar a disminuir el abandono del tratamiento. El saldo es destinado al Fondo Social, administrado por Fundesi, para cubrir gastos de emergencia o beneficiar a algún paciente que aún no esté apadrinado.

Y las gestiones 360 son las que demandan atención y recursos todos los días del año”.