PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 22/07/2018


Sinvergüenzuras impunes y peligrosas

Ningún cambio de leyes o de procedimientos será suficiente para desterrar uno de tantos males que nos agobian: la pésima administración de justicia. No importa cuál el gobierno o desde qué sector de la sociedad se promueven esos cambios: al final, se repite el mismo resultado, que no es otro que un contundente fracaso. En Bolivia lo sabemos muy bien. Ya hemos experimentado casi todo, copiado recetas foráneas al pie de la letra o modificado otras a criterio de los consultores de turno. Todos los intentos han fracasado, sin que las secuelas de esos fracasos hayan sido capaces de hacernos reaccionar como sociedad.

¿Qué es lo que está frenando el estallido del descontento ante la cada vez más burda y brutal falta de justicia en Bolivia? ¿Qué es lo que impide que se desborde la indignación de quienes padecen a diario los azotes de policías, fiscales y jueces que actúan contra las leyes y los derechos fundamentales de las personas? ¿Cuál el poder, cuál la fuerza, cuál la maña de quienes tuercen el Derecho, atendiendo a contubernios cada vez más atrevidos y perversos, cuyos fines nada tienen que ver con la búsqueda de verdad y de justicia? ¿En qué lugar oscuro se tejen esos pactos siniestros que se cobran víctimas a diario?

Difícil tarea la de encontrar respuestas a tantas preguntas, aunque por momentos parece ser sencillísima, por la obviedad de los hechos, por el exceso de pruebas contundentes, como las que acabamos de recabar en dos casos relativamente nuevos. Distintos entre sí, pero a la vez próximos por las paradojas que arrojan sus contrastes. Uno de ellos, el del frustrado atraco a Eurochronos ocurrido el 13 de julio del año pasado; el otro, una curiosa demanda contra dos activistas del Colectivo Árbol, presentada en octubre pasado. Ambos en Santa Cruz de la Sierra. El primero, sin víspera de cierre. El segundo, aceleradísimo.

No hay punto de comparación entre ambos, si hablamos del impacto de cada uno y de los daños provocados. El primero se cobró la vida de cinco personas y otras siete quedaron heridas; además, reveló graves errores de mando en el operativo policial, desafortunadas declaraciones de las autoridades de Gobierno y una débil actuación fiscal, marcada por demoras en la investigación, prórrogas innecesarias e incapacidad de someter a su mando a los jefes policiales. ¿Pueden creer que hasta hoy, cuando pasa más de un año, la Fiscalía aún no ha identificado a los autores de las muertes y de los heridos en Eurochronos?

El otro caso es un verdadero absurdo, pero he aquí que este sí avanza a la velocidad del atleta Usain Bolt. Un absurdo, porque los demandados son dos defensores de los árboles, a los que no se les ha probado delito. Su demandante taló un árbol que no debía, tal como lo advirtió la autoridad municipal en su momento. Pero nada de esto importa a los fiscales y al juez que siguen la causa. Ni los argumentos de defensa ni las pruebas (ya desaparecidas del cuadernillo de investigación, por si acaso). A puertas cerradas, sin oír otras voces, el juez ha ordenado medidas sustitutivas para los defensores de los árboles.

Las irregularidades vistas en uno y otro caso están siendo denunciadas a viva voz por las víctimas y sus familiares. No son solo palabras. Cada uno aporta pruebas documentadas. Pero tal parece que nada de todo esto vale a la hora de administrar, o mal administrar, justicia. Solo vale el contubernio que hay entre los que tienen en sus manos la privilegiada tarea de hacerlo. A ellos no les han llegado los cambios de forma hechos a lo largo de las últimas décadas para corregir los entuertos de la justicia. Ni les llegarán. He aquí el gran y verdadero peligro.




OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Libertad para vivir o para morir
Caso “terrorismo”: 10 años de indebido proceso
Jugando a la democracia
Corrupción e impunidad, combo maldito
A desenmascarar a los cínicos
Gastón, ¿usted también?
Reivindicando la desobediencia
La justicia tarda y no siempre llega
Sin novedad en el frente
El nefasto juego del ‘no pero sí’
Acceso real a la justicia: ¿misión imposible?
Encrucijadas
Malos augurios
Deseos para 2019
Tolerancia cero
Y aún hay quienes se sorprenden
Aplazo generalizado
Los sueños de Cristhian, mis sueños
La difícil misión de ser dignos sin libertad
Razones para desconfiar
En Facebook


24/04/2019
Bolivia no está en el mapamundi
24/04/2019
Más biocombustibles, más alimentos
24/04/2019
Soberanía e interdependencia
24/04/2019
Diversificación, ecología y justicia social
23/04/2019
Las historias de Alfonso Cortez
23/04/2019
Las tareas que no admiten demora


EL DEBER
 
Te puede interesar
Imagen referencial (Erbol)
BOLIVIA

Pando: Sentencian a militar por disparar en estado de ebriedad

Gonzalo Medina es investigado por presuntos nexos con el narcotráfico y encubrimiento.
SANTA CRUZ

Ordenan la baja de Medina y Moreira de la Policía por el caso Montenegro

Sobre Lula ya pesa otra condena a otros 12 años de cárcel en un caso muy similar, pero dictada hasta ahora en primera instancia y no aún confirmada en la segunda (Foto: Archivo)
MUNDO

Lula no tiene dinero para pagar su fianza y organizan colecta

Diez
Anderson lleva una relación con el futbolista francés Rami que fue campeón en el Mundial de Rusia 2018.
ZONA ROSA

Anderson se retiró junto a su novio Rami de subasta en favor de Notre Dame

ATLETA

Katerine Ibargüen, la deportista latina con mejor forma en 2019

Los jugadores del equipo brasileño en pleno trabajo de calentamiento. Foto: @AthleticoPR
LIBERTADORES

Wilstermann - Atlético Paranaense (0-0): sigue minuto a minuto

Sociales
SOCIALES

¡Magníficas! Jimena y Nohelia reaparecen a meses de dar a luz

SOCIALES

Modelo renuncia a todo por su embarazo

Miss Santa Cruz. Fernanda Castedo y Viviana Chávez quieren ganar la corona este 27 de abril. Las 21 candidatas se presentarán ante el jurado este viernes, desde las 10:00, en Hard Rock Café
SOCIALES

Esta es la semana decisiva para saber quién será la nueva miss