PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 27/12/2018


¿Qué feliz año?

En días más nos toca despedir el difícil 2018, que se agota, y toca dar la bienvenida a un misterioso 2019. En estos días es rutina desear felicidad a todo el mundo, aunque no sepamos muy bien qué es esa felicidad, aunque no tengamos claro qué podemos hacer para que nuestro cariñoso deseo se convierta en realidad. Con frecuencia solo es un ingenuo y bondadoso deseo. A veces tiene cierto aire de oración, como que dijéramos “feliz año nuevo” mientras hacemos a Dios un guiño de complicidad. Pero, ¡ni con la ayuda de Dios! En el fondo sabemos que el año que empezamos a vivir traerá sin remedio días difíciles, traerá lágrimas, como traerá también buenos momentos de risas profundas y lágrimas de las otras.

Sería más sabia otra manera de vivir el cambio de año. Estos días son un precioso momento para repasar pausados lo que hemos vivido en el periodo que se va, para revivirlo, para recordar sus dolores y disfrutar de nuevo sus ratos bellos. Es ocasión de atesorar las lecciones que nos deja lo vivido. Es momento de corregir actitudes y reacciones para afrontar mejor lo que nos venga en el año que ya llega. Es tiempo de relativizar. Es una manera de hacernos más dueños, tanto del pasado como de lo que podamos decidir para el futuro. Como siempre, la vida no se acordará de pedirnos permiso para llegar a diario con sus sorpresas, pero en algo nos preparamos para responderle mejor, para sobrellevar mejor lo que nos traiga.

Mejor aún. Pudiéramos asumir una actitud más optimista y más generosa. Ver con gratitud todo lo vivido en el año que se va, nos hace más grandes, más fuertes, casi sublimes. Todos somos capaces de agradecer lo que disfrutamos, lo fácil, lo hermoso. Pero no siempre agradecemos las lágrimas que nos hicieron más fuertes, los golpes que nos hicieron crecer, las penas que nos hicieron más sabios, los dolores que nos hicieron más humanos. Pues debiéramos decir gracias por todo lo vivido en el año que muere.

Por otra parte, el complemento de esta grandeza ante el pasado es la grandeza de ánimo para recibir valientes el futuro, el nuevo año. Es la actitud de aceptar sin miedo lo que nos pueda traer. Es ofrecernos para afrontar con valor lo que venga. Es plantar el pecho a lo que se presente. Es decir sí a la historia, a Dios, a la sociedad, a la vida, a la familia, a lo que creamos que maneja los hilos de la humanidad. No es poner sumisos la espalda para aguantar los látigos que vengan. Es afrontar el desafío, es asumir el reto de ser parte de la construcción del nuevo año. Es decir: vida, cuenta conmigo.

Y un pequeño detalle para los que vivimos en esta tierra boliviana. 2019 no es simplemente una hoja nueva en el calendario. Se va un año especialmente difícil y llega un año que nos necesita, llega un tiempo con un sentido y una tarea dura y larga, pero trascendental, fecunda. Intereses sucios se han apropiado de nuestra patria. Con los legisladores han armado una interminable parodia de títeres. Han llenado de marionetas todos los tribunales. Han inventado un libreto terrorífico de derechos sagrados y de misiones divinas.

En este año que empieza tenemos el trascendental desafío de reconquistar la patria, de librarla, de abrir brecha en el monte tupido de mentiras y de ambiciones, para que empecemos a caminar de nuevo. Tenemos que enamorar del futuro a nuestra gente. No es poco.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Alguien descuajeringó la economía
Demócrata en España, golpista en Bolivia
¡Qué bueno es el excelentísimo presidente!
La senadora que no aguanta la crítica
Carta a la que debiera ser gerente del Hospital de Niños
Otro ministro que los delata
El ministro pregunta si aceptaremos los resultados electorales
Los miedos del ministro
¿Por qué odian la verdad?
¿Por qué callan?
Justicia maldita
Carta de un vocal electoral a papá Noel
Para medir la calidad de un Gobierno
Callo en la conciencia y en la rebeldía
Decencia electoral versus asalto electoral
Cartas para que nada cambie
Preparan su segundo golpe de Estado
¿Qué pasará el 23 de marzo?
¡Dale con el Día de la Mujer!
Un disfraz carnavalero
En Facebook


20/08/2019
Vía crucis en El Alto
20/08/2019
La nación de todos
20/08/2019
El 80% de la población ya vive en el eje central
20/08/2019
Conocimiento y filosofía
20/08/2019
La justicia como moneda de campaña política
20/08/2019
Es la economía, estúpido


EL DEBER
 
Te puede interesar
Giuseppe Conte renunció como primer ministro de Italia | Foto: Infobae
MUNDO

Renuncia el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte

La movilización fue convocada por la Asamblea de la Paceñidad I Foto: Agencia Municipal de Noticias.
BOLIVIA

Multitudinaria marcha respalda la gestión de Luis Revilla en La Paz

x 6
SANTA CRUZ

Jardín Botánico bajo amenaza: Un sindicato construye su sede social en el corazón del parque

Diez
Williams tomando un baso de café a mitad del partido. Foto: Twitter Jimmie48 Photography
ZONA ROSA

Venus Williams pidió una taza de café y remontó su partido ante la croata Vekic

Luis Felipe se robó el espectáculo en el estadio Cuauhtémoc. Foto: Twitter
FUERA DE JUEGO

Aficionado se paseó como el 'Negro' de WhatsApp en el Puebla FC - Pachuca

La gráfica refleja lo que sucede con Destroyers y los restantes cinco equipos cruceños en el Clausura. Los cuchuquis son el peor equipo hasta ahora; últimos en la tabla acumulada. Foto: APG
BOLIVIA

De séptimo para abajo; la realidad de los cruceños

Sociales
Belleza de talla grande. Jésica Zelaya es la primera miss Plus Size Bolivia. Insta a las mujeres a amar sus imperfecciones y a que la balanza no ‘pese’ su felicidad ni su autoestima.
SOCIALES

Curvas que le dan seguridad

Grupo. Paúl Justiniano, Mauricio Guzmán, Fernando Ortiz, Carlos Abastos y Enrique Ribera
SOCIALES

Una cita fraterna previa a la Bienal de Arquitectura

SOCIALES

"Zarita, tienes que parar": la marca cubana Clandestina denuncia que Zara plagia sus diseños