PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 26/11/2018


Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia

Ya no recuerdo qué número de columna es esta en la que trato el cancerígeno tormento de los linchamientos. La semana anterior volvió a ocurrir. El martes 20, una turba mató a un brasileño en pleno centro de San Julián (Santa Cruz) a quien acusaron de ser un atracador. La víctima, antes de morir, dijo que solo quería cobrar una deuda y la Policía, como ocurre casi siempre, fue rebasada. Al día siguiente, en Uncía (Potosí), los pobladores mataron a pedradas a dos jóvenes acusados de robar un vehículo. Uno de ellos era menor de edad y ambos fueron arrebatados de las autoridades y agredidos sin contemplaciones, sellando así el segundo linchamiento en Bolivia en menos de 24 horas con tres víctimas fatales.

¿Qué está pasando en Bolivia? En este país los vecinos están matando a vecinos y lo están haciendo desde hace muchísimo tiempo. Es suficiente que alguna voz irresponsable azuce en voz alta, apunte con su maldito dedo inquisidor y con su voz asquerosa diga: “Aquel fue el que robó la garrafa de fulano o la vagoneta de zutano”. Y lo dice sin pruebas en las manos, y aunque las tuviera, nada justificaría que la turba expulse sus demonios y mate a pedradas o a fuego vivo a personas que en minutos se convierten en antorchas medievales.

Antes de que los teléfonos celulares con cámaras a full color se pongan de moda, las autoridades ponían de excusa que los vecinos linchadores ejecutaban el código del silencio, es decir, que nadie abría la boca para delatar a los asesinos. Y así era difícil investigar y sancionar a los criminales. Pero ahora que hay ojos digitales por todos lados, ahora que en todos los rincones del mundo se sacan fotografías a diestra y siniestra, ya no hay excusa para que no se pueda seguir un hilo de investigación a la manada que prende el fósforo sobre los cuerpos que suplican que no los maten.

Gente sin pena. Los que matan no tienen ni un poquito de pena. Y hubo casos en los que incluso lo han hecho a un costadito de una iglesia y el domingo han estado en la misa, golpeándose el pecho, y el cura, que ha estado entre la turba intentando evitar la matanza, en su púlpito intenta recobrar autoridad, porque la tarde en que quemaron vivos a unos hombres no había sido escuchado. La gente estaba desatando su furia en un país donde los policías incluso se visten de civil para no correr la misma suerte que los que están siendo linchados.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El rugido internacional de los colmillos del jaguar
Las historias de Alfonso Cortez
La vida tranquila
Ni los años, ni las décadas rinden a los padres que sufren el robo de un hijo
El concierto del tren
Realidad o ficción
El arte de Leoni para reforestar el bosque
La danza del jaguar
La familia Rivero Jordán
Nuestro segundo Premio Rey de España
A los viajes no se los lleva el viento
Los caminos de la información
María Cristina Botelho, escritora y difusora de las letras hispanas
La quebrada de Cuevo
El mechero de don Andrés
El periodismo que quiero en 2019
El periodismo tiene sus propios médicos
Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia
El alimento de la felicidad ha sido encontrado, y no es un cuento
Siguen matando jaguares en Bolivia
En Facebook


17/07/2019
Nueva Dimensión en la agenda Bolivia-Brasil
17/07/2019
Hegemonía - Gramsci
17/07/2019
Algo huele mal
17/07/2019
Industria sin chimeneas
17/07/2019
Política y comités cívicos
16/07/2019
Políticos en su laberinto


EL DEBER
 
Te puede interesar
Doce pichones de paraba barba azul nacieron en la Reserva Laney Rickman. Foto: Asociación Civil Armonía
BENI

El vuelo a la libertad de 12 pichones de paraba Barba Azul que nacieron en nidos artificiales

Imagen referencial
BOLIVIA

Condenan a policía acusado de dejar fugar a ‘Techo e Paja’ de una clínica paceña

Imagen referencial de la  Cámara de Diputados de Bolivia
BOLIVIA

Diputados aprueba proyecto de ley que busca regular el consumo de tabaco

Diez
Paredes deberá ser oficializado por Marcelo Claure, presidente de Baisa. Foto: Internet
FÚTBOL

Teodoro Paredes cerca de fortalecer la zaga de Bolívar

Carlos Blanco, presidente de Destroyers. Foto: Jorge Uechi
FÚTBOL

Destroyers denuncia otro intento de amaño de partidos

Pérez debutó en Wilstermann ante Bolívar. El domingo podría reaparecer. Foto: Los Tiempos
FÚTBOL

Cristian Díaz admite que Daniel Pérez es opción en Wilster

Sociales
SOCIALES

La Chica Badabun le pide perdón a Luisito Comunica por exponerlo

SOCIALES

¿Cuáles son los emojis favoritos de los famosos bolivianos?

SOCIALES

Confirman la relación de Lady Gaga y Bradley Cooper