PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES incotec
OPINIÓN



| 12/08/2018


Lo Cortez tiene mucho de valiente

La celebración de los 50 años del Hotel Cortez es un excelente pretexto para recordar una inspiradora historia de vida. Un recordatorio muy oportuno, además, en estos tiempos en los que nos debatimos entre la desesperanza y la apatía, entre resentimientos y egoísmo. Hablo del testimonio de vida legado por Martín Cortez James, al que por supuesto suma méritos la personalidad y el coraje de su compañera de ruta, Alicia Uzeda. Juntos lograron formar una gran familia con doce hijos. Y juntos también sentaron las bases de algo que hoy es mucho más que un hotel de primera. Es, en realidad, una extensión de aquella, un familión que suma cientos de almas, entre trabajadores y extrabajadores del Cortez.

Nada de ello hubiera sido posible sin un Martín soñador, dueño de una voluntad de hierro puesta a prueba en reiteradas y dolorosas experiencias de vida. Un Martín nacido entre el amor desencontrado y la ausencia de buena fortuna, pero al que desde muy chiquitito le sobró capacidad para vencer las adversidades y para hacer atractivas las exigencias. ¡Vaya si enfrentó dificultades, desde sus primeros años de vida! El maestro Édgar Lora supo dar cuenta de ellas en la biografía que escribió de don Martín y que publicó en 2005 con el título A mi manera, bajo el sello editorial de La Hoguera. Allí hay un resumen precioso de la vida y trayectoria de Martín, al que sumo los recuerdos de dos de sus hijos.

A ese resumen biográfico y a los recuerdos de Alfonso y Marco Antonio acudí estos días para tratar de explicarle a mi hijo Ignacio cuál es el secreto del éxito empresarial y familiar de los Cortez Uzeda. Eché mano también de unas sencillas pero profundas reflexiones sobre la felicidad hechas por el siquiatra español Enrique Rojas, al que tuve la suerte de escuchar hace poco en nuestra ciudad, y que me ayudaron a identificar y a describir la fuerza esencial que les llevó a cosechar ambos logros. Una esencia cultivada por Martín a lo largo de sus 78 años, a punta de voluntad y de amor por la vida y por el trabajo, en un recorrido con las ilusiones puestas en el porvenir y no con la mirada perdida en el pasado.

Martín sufrió horrores, pero él mismo desdramatizó su vida. No vivió preso de las heridas dejadas por los desamores y las tantas injusticias del pasado. A nadie culpó por los golpes y piedras en el camino. La ausencia de escuela la transformó en escuela de vida. A las carencias sufridas le contrapuso la abundancia en el don de compartir. Supo alcanzar el justo equilibrio entre corazón y razón. Y supo, sobre todo, trabajar el amor elegido. Cada una de esas acertadas elecciones, resultado no de una herencia genética sino de un acto de voluntad, coinciden con los pasos señalados por el Dr. Rojas en los recorridos que va delineando durante sus investigaciones sobre el comportamiento humano y la felicidad.

Mientras iba respondiendo las inquietudes de Ignacio, entremezclando los relatos sobre la historia de don Martín y las reflexiones sobre la felicidad hechas por el doctor Rojas, no pude escapar a la tentación de hacer un parangón entre la vida de un Cortez que tiene mucho de valiente, y la de un Morales que tiene mucho de resentimiento. El primero fue feliz, amó y fue amado, cosechó logros y dejó un legado de trabajo que promete seguir rindiendo éxito a sus descendientes. El segundo no parece ser feliz, es más temido que amado, está cosechando fracasos y su legado de éxitos está en dudas, para preocupación de los suyos y los ajenos. La diferencia, le digo a Ignacio, está en la esencia (capacidad de amar) y en la apuesta de vida (trabajar, con voluntad de hierro, para alcanzar metas con la mirada ilusionada puesta en el futuro y no martirizada y volcada hacia el pasado).

 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Y aún hay quienes se sorprenden
Aplazo generalizado
Los sueños de Cristhian, mis sueños
La difícil misión de ser dignos sin libertad
Razones para desconfiar
Que el hastío libere nuestra voz
Antibolsonaros, entre la ignorancia y el cinismo
Sin lugar a excusas
El peligro de la abulia colectiva
La imposición de la mentira
Que la ignominia no se perpetúe
Un Santa Cruz con sentido común
Daniela y Nadia, para volver a creer
El drama detrás del drama de Sebastián
¿Hasta cuándo el aguante?
¿Quién le toma el pelo a quién?
Periodismo, de Morales a Trump
Lo Cortez tiene mucho de valiente
Bolivia, entre dramas e insurgencias
Incongruencias en el poder municipal
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


12/12/2018
La defensa legal del Estado
12/12/2018
Democracia y elecciones
12/12/2018
Suma de esfuerzos, única vía para proteger los derechos humanos
12/12/2018
¡Mucho más y mejor!
11/12/2018
La hora del totaí
11/12/2018
El personaje del año


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los representantes de las instituciones cruceñas respaldaron la determinación. Foto: Jorge Gutiérrez
SANTA CRUZ

Cívicos iniciarán huelga de hambre contra la habilitación de Evo

ESCENAS

Llegó la magia con la Noche de Luz

Militares venezolanos reciben a sus pares de Rusia con naves de alto poder destructivo. Foto: AFP
MUNDO

Almagro pide verificar si Venezuela tiene armas nucleares tras presencia rusa  

Diez
César Farías, director técnico de The Strongest y Víctor Hugo Pérez, abogado. Fotos. Archivo
POLÉMICA

Duras acusaciones entre César Farías y Víctor Hugo Pérez

Los jugadores de Atlético Paranaense de Brasil celebran con el trofeo después de ganar la final a Junior de Colombia. Foto. AFP
FÚTBOL

Paranaense logra el título de la Sudamericana por primera vez

Carlos Emilio Lampe, cerró el año como subcampeón de la Libertadores con Boca Juniors. Foto. Archivo
FÚTBOL

Carlos Lampe: "Venir aquí fue la mejor decisión"

Sociales
SOCIALES

Nilson Moura y Diego Portillo se lanzan a las redes con un reto

SOCIALES

Juan Darthés, internado tras denuncia de abuso sexual

SOCIALES

Ellas representan a Bolivia en el extranjero