PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 22/05/2018


Llanto por el gas

El senador Oscar Ortiz tiene al gobierno del MAS contra las cuerdas.
Se ha cansado de denunciar que la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo está parada desde marzo, y el Gobierno ha decidido no responderle más, ni siquiera porque el costo de la planta hasta ahora es de $us 953 millones, el más alto precio pagado por el país por una planta industrial desde 1825.

Ahora entrega un informe sobre las reservas de gas natural. Y dice, confirmando lo que había anticipado Siglo 21 hace tres meses, que el gas que queda en los reservorios del país solo alcanza para tres o cuatro años de explotación.
El experto argentino José Luis Sureda había dicho, hablando al diario El Litoral de Rosario, que Argentina no completa la construcción del gasoducto GNEA, que serviría para comprar mayores volúmenes de gas boliviano, porque conoce que el gas que tiene Bolivia no podría llenarlo.
Nadie respondió a esas afirmaciones del experto argentino. Ahora, las cifras que entrega el senador Ortiz dicen que las reservas que quedan llegan a 4,48 TCF.

Traducida, esa cifra quiere decir que Bolivia tiene gas para cerca de cinco años, porque el actual ritmo de explotación es de 0,8 TCF por año.
La repuesta del sistema de desinformación del Gobierno dice que las cifras de Ortiz son equivocadas porque las reservas son de 10 TCF. Y de inmediato, ese sistema entra en una contradicción: dice que los 10 TCF garantizan una explotación continua hasta el año 2040. Ni siquiera se han enterado de que el ritmo de explotación anual es de 0,8 TCF.

Dice el experto Carlos Miranda que Brasil tampoco se lanza a firmar un nuevo contrato para la compra de gas boliviano porque sus técnicos saben que las reservas no son suficientes.

Lo preocupante es que el Gobierno todavía no ha tomado las previsiones para resolver el problema de la escasez de gas natural que se dará dentro de cinco años, cuando la demanda interna deba ser atendida con gas importado.

No es algo inaudito. Otros países exportadores tuvieron que importar combustibles, como es el caso de Venezuela en este momento. Pero alguien tendría que tomar los cuidados para cuando llegue ese momento en Bolivia. Las mentiras no sirven de nada.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Críticas a embajadores
Crónicas de la burbuja
Crónicas de viajes
Año del prefraude
Vivir al fiado
El futuro de YPFB
Espionaje a plena luz
Territorios liberados
Un gobierno para la crisis
Corredores ideológicos
Volver a los puertos chilenos
Nada que confiscar
Heridas de Santa Cruz
Hacia el Atlántico
La tesis de Santa Cruz
El oro ajeno
Herencias tóxicas
Desafío a la aritmética
La droga de tránsito
Argentina, gas y drogas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/01/2019
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio
22/01/2019
La urgencia de retornar al sentido común
22/01/2019
“La violencia no es bonita”
22/01/2019
Misiones de Moxos y Chiquitos, construyendo el imaginario colectivo (13)
21/01/2019
Los caminos de la información
21/01/2019
Un Nabuco actual


EL DEBER
 
Te puede interesar
Imagen de archivo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
CRISIS

Maduro acusa al 'vice' de EEUU de ordenar 'golpe de Estado' en su contra

MUNDO

Economistas cuestionan la 'superficialidad' del discurso de Bolsonaro en Davos

Evo insiste en que salida al mar es un
BOLIVIA

Evo insiste en que salida al mar es un 'desafío pendiente' para Bolivia

Diez
FRANCIA

Escucha el estremecedor audio de Emiliano Sala desde el avión

Ronaldo en compañía de su esposa antes de ingresar a su audiencia. Foto: Internet
ESPAÑA

Ronaldo condenado a pagar pesada multa por fraude fiscal

Sala, fue el goleador del Nantes el año pasado. Foto. @FCNantes
FRANCIA

Desaparece el avión en el que viajaba futbolista argentino

Sociales
Sociales

Matthew McConaughey dice que en su familia “resuelven sus problemas luchando”

Sociales

Todos los looks de Yalitza Aparicio

Sociales

Una publicidad de Gillette causa polémica en las redes