PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 11/02/2019


La familia Rivero Jordán

Su voz de matriarca sabia sonó como una música suave en el salón de la Dirección del diario EL DEBER. Doña Rosa Jordán hablaba con el corazón en la mano y yo la escuchaba con el asombro de quien está frente a la mujer más importante del periodismo boliviano. Ella estaba radiante por el segundo Premio Rey de España que acabamos de ganar por un reportaje que me llevó a conocer las miserias más grandes que practica en este mundo un grupo de humanos, cuyas manos asesinas están arrancándoles los colmillos y la vida entera a los jaguares que todos los días se enfrentan a los golpes de las balas que los dejan tendidos con una mancha roja en el pecho.

La señora Rosa sacaba de su boca palabras que resaltaban el trabajo que vengo realizando en esta catedral del periodismo latinoamericano y que ahora, tras una nueva corona conseguida, la gran obra que dejó su esposo, don Pedro Rivero Mercado, palpita más que nunca con ese destello que él supo encender con sus propias manos, para iluminar a todo un pueblo que lo reconoce en las páginas que cada día salen a las calles con las últimas noticias y con historias que no morirán nunca.

Las palabras de la señora Rosa y la presencia de sus hijos Pedro, Sonia, Juan Carlos y Rosario eran en sí otro premio que ellos -sin saberlo- me hacían acreedor porque la familia Rivero Jordán representa el mejor periodismo que se practica en Bolivia y más allá de las américas. Cuando habla la señora Rosa también habla a través de ella don Pedro y hablan las luchas de un matrimonio que con todos sus hijos han librado y labrado contra viento y marea bajo el escudo protector del trabajo arduo, la honestidad como bandera, la verdad irrefutable y el compromiso de informar con equilibrio, pluralidad, imparcialidad y, por sobre todas las cosas, con una pasión desbordante por este que es – comprobado está – el mejor oficio del mundo.

La familia Rivero Jordán se reunió el pasado martes para agradecerme y compartir este momento de regocijo para EL DEBER y el periodismo boliviano, por conseguir el segundo Premio Rey de España concedido por la agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). Y ahí, arropado por ellos, sentía que el agradecido era yo. Esa mañana, la voz de doña Rosa me hacía viajar por mis recuerdos. Yo recordaba que creyeron en mí cuando era un muchacho aún sin credenciales que solo quería comerse el mundo contando historias a través de la crónica y del periodismo de investigación que históricamente han hecho de EL DEBER el gran periódico que la sociedad ya no puede vivir sin él.

Este segundo Premio Rey de España no podía llegar en mejor momento. Llegó como un regalo en el mes aniversario de los 66 años del Diario Mayor. Otro título honroso que, pronunciado por la voz de la señora Rosa, suena como un logro colosal.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La familia Rivero Jordán
Nuestro segundo Premio Rey de España
A los viajes no se los lleva el viento
Los caminos de la información
María Cristina Botelho, escritora y difusora de las letras hispanas
La quebrada de Cuevo
El mechero de don Andrés
El periodismo que quiero en 2019
El periodismo tiene sus propios médicos
Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia
El alimento de la felicidad ha sido encontrado, y no es un cuento
Siguen matando jaguares en Bolivia
No matarás a tu prójimo, de aburrimiento
Julio Noriega: 'Para predecir el futuro primero hay que poder visualizarlo'
Los brazos fuertes y solitarios de Alejandro Fuentes
Esas malditas manitas del hombre
El gran año de Homero Carvalho Oliva
Mar, cruces y pelícanos
Las siete vidas de No solo cine
El viaje más hermoso del mundo
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


18/02/2019
El agro como solución
18/02/2019
A 10 años de la Constitución (II); del status quo a la revolución
18/02/2019
¿Días sin gloria?
18/02/2019
Gobierno y alianzas público-privadas
17/02/2019
La costumbre de hacer lo incorrecto
17/02/2019
Rusia, hacia China y más lejos de Estados Unidos


EL DEBER
 
Te puede interesar
La Policía garantiza la seguridad en el Cambódromo, durante el corso. Foto Fuad Landívar
SANTA CRUZ

2.000 policías resguardarán el corso cruceño

El Ministerio de Culturas y Fundación Viva firman convenio de lucha contra la violencia en el carnaval 2019
BOLIVIA

'Sin Excusas, sin violencia': la iniciativa carnavalera en seis ciudades

La mujer recibió 21 días de impedimento por el médico forense que la atendió
BOLIVIA

Mujer recibe 50 puntos de sutura en el rostro tras un ataque

Diez
En esas condiciones se encontraba el campo de juego tras la tremenda lluvia Foto: Internet
BRASIL

Lluvia torrencial inunda en segundos un estadio en Brasil que contaba con mucha gente adentro

Serginho, volante ofensivo de Wilstermann. Foto: Archivo
COPA LIBERTADORES

Mueven fechas de partidos de Wilstermann y San José

El momento del apagón en el estadio de Banfield Foto: Internet
ARGENTINA

Marcelo Gallardo piensa que el apagón de luz fue adrede

Sociales
SOCIALES

Alexia Dabdoub revela "lo que no te dicen sobre el embarazo"

SOCIALES

Representantes de Céline Dion le reclaman 500 millones de dólares

SOCIALES

Shawn Mendes posa semidesnudo y las fans pierden la cabeza