PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 15/04/2018


Juegos con gas

Los misiles que Donald Trump quiere lanzar contra el régimen de Siria, con las respuestas de Vladimir Putin de que, en ese caso, sería el comienzo de una guerra, tienen como trasfondo el gas natural.

La exsuperpotencia, convertida ahora en un país tercermundista que solo vive de vender gas y petróleo, no quiere perder el mercado europeo y está dispuesta a usar el poderío nuclear dejado por la finada URSS con tal de defender ese mercado.

Lo que no quiere Putin es que Catar construya un gasoducto hasta el Mediterráneo y compita con el gas ruso, que por el momento es monopolio. Para ello cuenta con el apoyo del dictador sirio, Bashar Al Assad, que se niega a que ese gasoducto pase por su territorio. Si cayera ese dictador, el gasoducto catarí pasaría por territorio sirio y llegaría al Mediterráneo. Eso es todo.

Es cierto, la jugada pondría a Rusia en calidad de miserable país tercermundista que debe competir con otros para vender sus productos. Y es cierto también que Estados Unidos quisiera ver a los rusos reducidos a esa triste realidad.

Según dice El País de España, sin haber sido construido, este es el gasoducto más sanguinario de la historia de la humanidad. Por su culpa han muerto hasta ahora 250.000 personas y han salido 15 millones de refugiados.

Es feo jugar con el gas. Aquí, en Bolivia, por culpa del gas también se está dando un espectáculo lamentable, desgarrador.

Un gobierno que, como el ruso, no pudo desarrollar la economía y que ahora se ve obligado a renegar de sus principios y llegar hasta a la blasfemia contra la Pachamama.

Se ha rendido ante las petroleras al concederles todas las ventajas, por encima y por debajo de la mesa, pero ahora les invita a entrar a todos los parques nacionales y usar los métodos más agresivos contra la naturaleza con tal de extraer gas que se pueda exportar.

Y en nombre del gas está a punto de llegar a la vergüenza: quiere firmar un acuerdo para vender mayores volúmenes a Argentina solo para salir en la foto. Luego, en silencio, contando con el control de los medios, se volverán a pagar multas sin que el país se entere. Multas, también, por debajo de la mesa








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Críticas a embajadores
Crónicas de la burbuja
Crónicas de viajes
Año del prefraude
Vivir al fiado
El futuro de YPFB
Espionaje a plena luz
Territorios liberados
Un gobierno para la crisis
Corredores ideológicos
Volver a los puertos chilenos
Nada que confiscar
Heridas de Santa Cruz
Hacia el Atlántico
La tesis de Santa Cruz
El oro ajeno
Herencias tóxicas
Desafío a la aritmética
La droga de tránsito
Argentina, gas y drogas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/01/2019
Hacer bolsa el planeta
23/01/2019
Prosperidad y riqueza
23/01/2019
“Todo cambia, todo pasa”
23/01/2019
Bosque de chimanes para sus dueños
23/01/2019
La ‘democracia’ del socialismo del s. XXI
22/01/2019
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio


EL DEBER
 
Te puede interesar
MEDELLÍN

Colombiatex: La tecnología apunta a cambiar la forma de producir ropa

ESCENAS

Ozuna reconoce la existencia de un video porno en el que él aparece

En la jornada de movilizaciones también se registraron heridos. Foto: AFP
MUNDO

Trece muertos en disturbios en Venezuela en dos días

Diez
El secretario general de San José, Oscar Ayala expone el contrato junto al volante Javier Sanguinetti. Foto: Club San José
ORURO

Sanguinetti y Ovando firmaron contrato con San José

La cara de Marcos Riquelme refleja la dolorosa derrota de los paceños en el Hernando Siles. El delantero argentino fue expulsado sobre el final. Foto. APG Noticias
LIBERTADORES

Bolívar sufre duro golpe en su estreno copero

Emiliano Sala luciendo la camiseta del Nantes. Foto: AFP
FÚTBOL

Revive los goles de Emiliano Sala

Sociales
SOCIALES

Bryan Singer, director de Bohemian Rapsody, acusado de abusos sexuales a menores

SOCIALES

Wendy Flores se enfrenta a sus 'haters'

SOCIALES

¡Atención! Adriana Lima vuelve a estar soltera