PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 16/09/2018


Evo Morales, el mar y el 21-F

Corren tiempos difíciles, de pasiones encendidas, de posturas radicales, de polarización ante la arbitrariedad de un Gobierno que está obsesionado con retener el poder a cualquier precio. En este escenario es muy difícil la ecuanimidad y el equilibrio, más difícil aún guardar distancias en medio de una acción legítima y democrática que repudia tal comportamiento político.

Pero es precisamente en la mayor turbulencia donde se prueba la consistencia de aquello en lo que se cree, se predica y se ha reivindicado de manera categórica. Creo que el mar es una causa, la más importante de nuestra política exterior, creo que es un factor de unidad y creo que el objetivo de lograr un acceso soberano al océano Pacífico es una prioridad nacional.

No tengo la menor duda de que desde 1910, quienes nos antecedieron en el Gobierno y en el manejo de nuestras relaciones exteriores, salvo contadas excepciones, nos han dejado un extraordinario legado que prueba –contra lo que afirman los cultores de la autoflagelación- que Bolivia hizo las cosas bien y dejó una huella de consistencia, que ha permitido la construcción de nuestro caso internacional más importante. Siguiendo ese camino tan bien trazado, ratifiqué en el mayor foro hemisférico, la Cumbre de las Américas, que la solución de nuestra forzada mediterraneidad pasaba por dialogar con Chile para lograr un acceso soberano, subrayando el valor inescapable de la palabra soberanía.

La lucha por la causa marítima se hizo y se debe hacer, por encima de todo, como una política de Estado. Al presidente Morales se le abrió una oportunidad única que supo aprovechar y encaminar adecuadamente. Después de su primer periodo de Gobierno en el que primó el voluntarismo, la idealización de la “diplomacia de los pueblos” y la presunción de que la identidad ideológica con su colega Bachelet facilitarían la solución del diferendo, asumió con realismo, claridad y decisión política, un nuevo camino, el de iniciar un proceso jurídico ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Contaba con bases nuevas que, bien utilizadas, permitían abrigar el éxito. Para ello conformó un equipo amplio con el pivote de la Vicepresidencia y el ministerio de RREE, basado en la premisa de que la cuestión estaba por encima de la política diaria. Creó Diremar, formó un consejo de asesoramiento integrado en diversas instancias por ministros, expresidentes y excancilleres. Nombró como agente y coordinador del equipo jurídico al expresidente Eduardo Rodríguez y me invitó a ser portavoz de la demanda ante la comunidad internacional.

Formamos un equipo que hizo su trabajo en diferentes etapas, durante cinco largos años. Los hechos probaron que estábamos desarrollando una política de Estado y que con seriedad, coherencia y sin improvisaciones, se presentó una demanda novedosa e imaginativa, pero asentada en sólidos fundamentos jurídicos. El primer fruto -de una importancia que se valorará en su real dimensión muy pronto- fue el fallo de la CIJ ante la demanda preliminar de incompetencia presentada por Chile. La CIJ no solo rechazó en su totalidad esa demanda, sino que sentó las bases argumentales de las que tratará el fallo del 1 de octubre de 2018. Cualquiera sea el contenido de la decisión que se conozca en La Haya -en mi opinión, es pertinente esperar un resultado favorable a Bolivia-, me parece claro que se escogió la buena dirección.

En los últimos días se ha polemizado en torno a quién se debe atribuir la paternidad de la demanda. La respuesta fácil y que se ajusta a la verdad es que ha sido y es el trabajo de un equipo conformado por centenares de personas, que hicimos lo que se nos encomendó dando lo mejor de nuestras capacidades para lograr el objetivo de ganar el litigio. Pero sería mezquino y oportunista no reconocer que quien asumió el riesgo y tomó una decisión política clara que sostuvo a lo largo de estos cinco años, ha sido el presidente Evo Morales, es él, el principal artífice de este proceso.

Pero si es imprescindible entender el alcance de esta política de Estado, no lo es menos separarla del momento que estamos viviendo. Igual que no me parece mal que si Bolivia tiene éxito, el presidente coseche políticamente ese eventual logro, estoy convencido de que en ningún caso será un certificado de validación de su presidencia indefinida. El presidente debe entender que su “habilitación” nada tiene que ver con su origen, ni con su carácter, ni con sus acciones buenas, regulares o malas y, por supuesto, nada tiene que ver con el mar. Evo Morales no puede ser candidato a la Presidencia porque el pueblo boliviano expresó el 21-F su decisión soberana e inalienable traducida en el No a la modificación del artículo 168 de la CPE. El respeto al resultado del referendo del 21-F es también una causa nacional por la que debemos jugarnos todos quienes creemos en la democracia y sus reglas.

 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Emma Coronel, la vida y el 'glamour' de la esposa del Chapo
EEUU por error revela que en secreto preparaba una imputación contra Assange
'Nos vamos ahora': ¿Llegó el final U2?
Suspenden por cuarta vez audiencia por torturas a Reynaldo
Una persona muere en accidente en San Julián
Polémica por participación de Cárdenas en marcha contra la diversidad sexual
Evo: ‘Creo que no quiero salir’ de la residencia presidencial
Chofer que atropelló al hijo de Romero: 'Soy inocente'
Médico Jhiery Fernández logra libertad irrestricta
Doodle de Google: ¿qué decía el mensaje de Arecibo, la primera emisión de radio lanzada al espacio?
Quiénes fueron los jemeres rojos, condenados por el genocidio de 1,7 millones de personas en Camboya
Casa Blanca devuelve la credencial al periodista que discutió con Trump
Cierra hoy la inscripción de postulantes a vocales electorales
Latin Grammy: Jorge Drexler, Luis Miguel y otros triunfadores de la más prestigiosa ceremonia de música latina
¿Quién tiene la servilleta del contrato de Messi?
Brexit: el gráfico que muestra los próximos pasos del “divorcio” de Reino Unido de la Unión Europea
Detención preventiva para Isis Llápiz por el caso del niño Sebastián
Ordenan la detención preventiva de la doctora Isis Llapiz
Mira el relato de la mujer que dio a luz en un baño
Costas deja en manos de Demócratas su candidatura
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


16/11/2018
El rugido del jaguar
16/11/2018
Peregrinos
16/11/2018
Revisar la revisión
16/11/2018
Tender puentes
15/11/2018
Las cosas en su lugar
15/11/2018
El demoledor informe de Lava Jato


EL DEBER
 
Te puede interesar
El cofundador de Wikileaks, Julia Assange | Foto: Archivo
WIKILEAKS

EEUU por error revela que en secreto preparaba una imputación contra Assange

Bono envió un peculiar mensaje a los asistentes de un show en Berlín
ESCENAS

'Nos vamos ahora': ¿Llegó el final U2?

Una investigación policial permitió revelar su inocencia
SANTA CRUZ

Suspenden por cuarta vez audiencia por torturas a Reynaldo

Diez
Enrique Montesinos, durante su paso en San José. Foto: Facebook
FÚTBOL

San José debe a español Montesinos 9.166 dólares

Carlos Lampe en un entrenamiento con Boca Juniors. Foto: Internet
ARGENTINA

El retorno de Andrada deja casi fuera a Lampe de la final

El equipo de Aurora busca seguir en repunte en el Clausura. Foto: APG
FÚTBOL

Aurora se motiva con premio para ganar el clásico a Wilster

Sociales
SOCIALES

¿Quién es el nuevo refuerzo de Yingo?

Fotos: Facebook Miss World
SOCIALES

Boliviana bailó caporal en el Miss Mundo

SOCIALES

Emma Coronel, la vida y el 'glamour' de ser esposa de un capo