PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 11/08/2018


Escapando de la mara

Tras más de 40 años de gobiernos militares en El Salvador, en los 70 afloraron varios grupos de izquierda en ese país. Se formaron así dos bandos, reflejo de la Guerra Fría. El primero, los gobiernos militares y sus aliados de derecha, apoyados por EEUU; el segundo, los partidos de izquierda y grupos armados que mantenían una relación de cooperación con la URSS.

Es en ese ambiente donde estalla, en los 80, la sangrienta guerra civil de El Salvador, durante la que se calcula que hubo 75.000 muertos y desaparecidos, miles de familias destruidas y un número incontable de niños huérfanos. Tratando de escapar de la violencia y la extrema pobreza, muchos de esos niños emprendieron camino a EEUU. Los nuevos inmigrantes salvadoreños, unos en estado de refugiados y otros sin documentos, se instalaron principalmente en los barrios pobres de Los Ángeles, California. Fueron recibidos por otro estilo de violencia, la ferocidad de las pandillas.

En una forma de autoprotección, estos adolescentes crearon camarillas que con el tiempo se convirtieron en pandillas, una de estas adquirió importancia nacional por su rápido crecimiento e implacable violencia, la llamada Mara o Mara Salvatrucha (MS-13). Los miembros de la temida pandilla se dispersaron a varias ciudades de EEUU, reclutando miles de nuevos miembros.

Sin embargo, cuando la creciente violencia de estos grupos puso a Los Ángeles como una de las ciudades con mayor índice de asesinatos en el mundo, el Gobierno de Bill Clinton aprobó, en 1996, la Reforma de Inmigración Ilegal y el Acta de Responsabilidad del Inmigrante. Con esa medida se autorizó la deportación de miles de miembros de la mara.

Es así que una horda de jóvenes llegó a El Salvador, un país roto por la reciente guerra civil, sin instituciones sólidas y con una recién fundada Policía Nacional Civil (organismo sin la experiencia para lidiar con esa responsabilidad). Como una bola de nieve, la mara Salvatrucha se extendió por cada rincón de El Salvador y de los países vecinos, no como una simple pandilla de adolescentes, sino como una asociación criminal de extorsión y con una estructura de liderazgos muy definida. Hoy, la tasa de homicidios en El Salvador es una de las más altas del mundo. En la sombra de estos números está la mara, la megapandilla a la que todos temen y que hoy controla regiones enteras del país. Sus miembros fuerzan a niños desde los 6 y 7 años de edad a ser parte de su ejército y a mujeres jóvenes a iniciarse como sus ‘novias’; las familias que se oponen a esto enfrentan graves castigos e incluso la muerte.

Escapando de la mara, muchos prefieren dejarlo todo y emprender camino hacia un futuro incierto. La mayoría elige ir especialmente a EEUU. La travesía les costará a muchos la vida, los sobrevivientes se enfrentarán a traficantes de drogas y de personas. Los que lleguen a la frontera estadounidense y sean detenidos, tendrán que lidiar con otra batalla: la política migratoria del presidente Donald Trump.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Villegas aún no firmó porque falta el acuerdo económico
Síndrome de Tourette: 'Me abofeteo la cara, me golpeo la cabeza contra la mesa'
Accidente de bus y vagoneta deja tres heridos en la vía Oruro - Potosí
Padre e hijo fallecen en pleno trabajo en un ingenio arrocero
Davos 2019: cómo un pueblo sanatorio de Suiza pasó a ser uno de los epicentros de la economía global
Venezuela: la Asamblea anuncia que asume competencias del Gobierno
'Si se hubieran dado cuenta de lo que estábamos haciendo, nos habrían matado';: las mujeres que escapan de una vida restringida en Arabia Saudita
Analistas políticos extrañaron una proyección del país
Hacer bolsa el planeta
cara a cara
La ‘democracia’ del socialismo del s. XXI
Bosque de chimanes para sus dueños
Gobierno da orden de proceder para construir acería en Mutún
El nuevo relleno sanitario, de 200 hectáreas, tiene el 25% de avance
Falda larga provoca una desgracia a una joven madre en La Guardia
Mohammed Mostajo: “La mayoría de los jóvenes quiere aportar a construir un mejor país”
Prosperidad y riqueza
Un discurso previsible y poco autocrítico
“Todo cambia, todo pasa”
crónicas
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/01/2019
Hacer bolsa el planeta
23/01/2019
Prosperidad y riqueza
23/01/2019
“Todo cambia, todo pasa”
23/01/2019
Bosque de chimanes para sus dueños
23/01/2019
La ‘democracia’ del socialismo del s. XXI
22/01/2019
El ‘pueblo’ en el proceso de cambio


EL DEBER
 
Te puede interesar
Así quedó el vehículo particular | Doble Impacto
BOLIVIA

Accidente de bus y vagoneta deja tres heridos en la vía Oruro - Potosí

Momento en el que personal de Bomberos realiza el rescate de los cuerpos de las víctimas
SANTA CRUZ

Padre e hijo fallecen en pleno trabajo en un ingenio arrocero

Los seguidores del MAS que asistieron a la plaza Murillo, ayer por la mañana, llevaron carteles para apoyar al binomio del oficialismo
POLÍTICA

Analistas políticos extrañaron una proyección del país

Diez
Eduardo Villegas ganó su último título nacional dirigiendo a San José en el torneo Clausura pasado, a finales de 2018. Foto: APG
SELECCIÓN

Villegas aún no firmó porque falta el acuerdo económico

FRANCIA

Escucha el estremecedor audio de Emiliano Sala desde el avión

Ronaldo en compañía de su esposa antes de ingresar a su audiencia. Foto: Internet
ESPAÑA

Ronaldo condenado a pagar pesada multa por fraude fiscal

Sociales
Sociales

Matthew McConaughey dice que en su familia “resuelven sus problemas luchando”

Sociales

Todos los looks de Yalitza Aparicio

Sociales

Una publicidad de Gillette causa polémica en las redes