PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 07/02/2019


El ancho camino del MAS

Una autoridad de alto nivel decía hace unos días que el país tiene por delante dos caminos. Uno es ancho, fácil, bien pavimentado. El otro, estrecho, difícil, con piedras y espinas. De siempre sabe la humanidad que el cambio, el avance, el crecimiento, es difícil. Requiere esfuerzo, dedicación, lucha. Hay que sudarlo. Pero no era eso lo que pensaba el dirigente. Dice todo lo contrario. El camino que ofrece para el futuro no es el del esfuerzo. Él ofrece el camino fácil. Propone el camino de dejarse ir. Parece que la experiencia les ha enseñado que no es el trabajo el mejor camino. No saben que avanzar honradamente, que conquistar honestamente las metas es difícil, es con esfuerzo, con privación.

Hace 12 años creíamos que el niño campesino que nunca visitó un médico, al llegar al Gobierno, por reacción natural, se desviviría para que su gente tuviera en sus pueblos centros de salud y hospitales, con médicos sabios, con enfermeras sonrientes, con remedios y calmantes, con sábanas limpias. Nos equivocamos. Lo realmente fácil para el que había sido marginado fue construir el mejor hospital del país, pero muy pequeño, solo para sí mismo. Lo fácil es atender a una sola persona.

Esperábamos que el niño campesino que nunca tuvo comodidades en casa, ni un automóvil, haría que todos los suyos tuvieran acceso a la comunicación, al transporte, al descanso, a la cultura. Pero no. No fue así. Él se compró un avión para él solo y otro avión y otro. Y se compró helicópteros. Y mandó traer inmensos automóviles de lujo y blindados. El campesino al que nadie había respetado, en lugar de construir respeto para su gente, se hizo palacios para él mismo y terminales de lujo en los aeropuertos, plagados de sirvientes que le hicieran reverencias y honores. Se rodeó de ministros que lo adularan y de parlamentarios y jueces que obedecieran callados. En fin, el camino que esperábamos era demasiado largo. Él tomó el camino más fácil, más corto.

El camino del MAS no fue malo para todos, ni en todo. A ellos les fue bien y alcanzaron sus sueños. Se dieron nuevas oportunidades para negociados millonarios. Fue fácil cultivar toneladas de coca y procesarla. Fue fácil odiar, amedrentar y castigar. Pudieron engañar y mentir. El camino fue fácil, con jueces y legisladores serviles, con los recursos del Estado a su servicio, con permisos para todo. Como les fue bien, el bufón mayor del reino ofrece ahora el camino fácil para tentarnos, como si lo quisieran compartir.

A otros no les fue bien y el camino fácil no llevó al país a los horizontes esperados. No le fue bien a la libertad. No creció la verdad. La justicia murió. La esperanza languidece. Creció el hambre a cambio de nada.

Ha costado aceptarlo, pero cada día está más claro. Si no, ¿por qué cada vez son menos los que confían en los caminos fáciles que ofrecen los nuevos poderosos? ¿Por qué el desencanto? ¿Por qué la decepción? ¿Por qué en cada votación los resultados les son más adversos? ¿Por qué en el mismísimo partido fácil no votan la mayoría de los registrados? Hasta ellos están desilusionados.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¿Por qué odian la verdad?
¿Por qué callan?
Justicia maldita
Carta de un vocal electoral a papá Noel
Para medir la calidad de un Gobierno
Callo en la conciencia y en la rebeldía
Decencia electoral versus asalto electoral
Cartas para que nada cambie
Preparan su segundo golpe de Estado
¿Qué pasará el 23 de marzo?
¡Dale con el Día de la Mujer!
Un disfraz carnavalero
Candidato a la mala
El fraude que se nos viene encima
El ciudadano, un sujeto político
El ancho camino del MAS
Mala praxis, ¿de quién?
¿Qué ha dicho, ministra?
¡Pobre presidenta del Tribunal Supremo Electoral!
Nos cobran la campaña del que no puede ser candidato
En Facebook


23/05/2019
21-F y fraude: fantasmas testarudos
23/05/2019
¿Por qué odian la verdad?
23/05/2019
Bolivia prioriza el bienestar de su población
23/05/2019
Políticos… ¡puaj!
22/05/2019
Una hora por exportar
22/05/2019
El pitazo final


EL DEBER
 
Te puede interesar
El Salay es un baile antiguo que en la actualidad es muy popular. Foto: Página Siete
CULTURA

El Salay es declarado patrimonio cultural inmaterial por la Cámara de Diputados

EEUU aplaza emisión de billete de 20 dólares con el rostro de una militante antiesclavitud. Foto AFP
TENDENCIAS

Trump aplaza hasta 2028 los billetes con el rostro de una mujer de color

Assange fue detenido el 11 de abril por la Policía británica en instalaciones de la embajada de Ecuador en Londres. Foto: AFP
MUNDO

EEUU acusa a Julian Assange de espionaje y de otros 17 nuevos delitos

Diez
Los jugadores refineros no tuvieron un buen semestre este 2019. Foto. DIEZ
FÚTBOL

Oriente cierra un semestre para el olvido

Hugo Dellien es la raqueta número uno de Bolivia. Jugará el Roland Garros desde el domingo. Foto. DIEZ
SORTEO

Boliviano Dellien ya tiene rival en Roland Garros

Sport Boys y Bolívar cerraron su participación en el torneo Apertura. Foto. APG
FÚTBOL

Bolívar derrotó a Sport Boys en el Samuel Vaca

Sociales
SOCIALES

Shakira, ¿tendrá otro hijo?

SOCIALES

Ximena Zalzer tranquiliza a sus seguidores

SOCIALES

Un grave accidente de la gente de 'El Buki'