PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



OPINIÓN | 18/02/2019


El agro como solución

El gobierno ahora sabe muy bien que la necesidad tiene cara de hereje. Debe pedir favores al agro cruceño, un sector al que se había propuesto destruir desde todos los frentes. Si YPFB no produce ni gasolina ni diésel en los volúmenes que pide el mercado, hay que resolver el problema de cualquier manera, incluso tragando sapos y culebras. Y, lo peor, por el sabor, tragándose sus propias palabras.

Para reemplazar, por lo menos en parte, a la gasolina, bueno será el alcohol, que lo deben producir los odiados empresarios del agro cruceño del sector azucarero. Y para el diésel, pues habrá que pedir favores a los productores de soya, por aquello del biodiésel. Difícil momento, porque supone, por un lado, admitir el error de haber combatido a un sector al que ahora se le debe pedir favores, y por otro, que el gesto supone reconocer que su política petrolera estuvo equivocada.

Si la política petrolera hubiera sido inteligente, o por lo menos no equivocada, la producción de gasolina y diésel evitaría las fuertes facturas de importación de ahora, pero sobre todo evitaría la vergüenza de pedir favores a los “oligarcas” cruceños. Es inevitable entrar en detalles escabrosos, como aludir a que, en cambio, la coca, el cultivo privilegiado por el gobierno, no aporta ni a la alimentación de los bolivianos, salvo a aquellos que importan autos Bentley o Lamborghini, ni es un producto que pueda ayudar a resolver el problema de la falta de combustibles.

Un Lamborghini no podría usar etanol, por favor. Ni GNV, per favore. Tampoco puede servir la coca para financiar importaciones, porque el producto de sus exportaciones no circula por las venas de la economía legal. Solo en las arterias de la economía sumergida, la non sancta, la que no paga impuestos ni debe pagar aguinaldos, simples o dobles.

Pues ahora, el agro cruceño le está pasando la factura al gobierno. Si quiere más etanol o biodiésel debe cambiar las reglas del juego, esas que impuso como ejército de ocupación inspirado en su odio al agro.

Hay que reconocer el derecho a la propiedad plena, a extender los cultivos, a invertir y, además, a exportar. Es cuando estás del otro lado del mostrador. Tus errores te llevaron a estar del otro lado, del que debe hacer las concesiones. Y de prisa. Muy de prisa. Lo llevas o lo dejas.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Soyeros, arroceros y cocaleros
Crisis en el agro
Por una neurona
Un mar de gas
¿Y ahora qué?
La corte de Chapare
Solo propaganda
Orugas infiltradas
Surtidores abstemios
Privilegiados
Amenazas a los bancos
Cómo invadir parques
Bando de Carnaval
El agro como solución
Demasiadas derrotas
Gastos de YPFB
Las bombas de tiempo
Críticas a embajadores
Crónicas de la burbuja
Crónicas de viajes
En Facebook


16/06/2019
La batalla de Waterloo, 204 años después
16/06/2019
El giro en la estrategia opositora
16/06/2019
Álvaro García Linera, el proyecto y mi marcador rojo
16/06/2019
Salvar a Cotas, ¿de quiénes?
16/06/2019
La corrupción es la peor forma de privatización
16/06/2019
La democracia merece mejor trato


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Argentina sufre un apagón masivo que también afecta a Uruguay

Esta imagen podría repartirse si hasta el martes los productores soyeros no llegan a ningún acuerdo
ECONOMÍA

Gobierno verificará valor de exportación de derivados de soya

ENTREVISTA

Ramiro Lizondo: “No es escasa la producción de caña"

Diez
Messi quedó tendido en el gramado. Foto: AFP
COPA AMÉRICA

La derrota de la Argentina de Messi en imágenes

Duván Zapata celebrando tras marcar su gol. Foto: AFP
COPA AMÉRICA

"La Copa no termina con este triunfo", afirma Duván Zapata

Oscar Cardozo de Paraguay y Almoez de Catar. Foto: AFP
BRASIL

Un renovado Paraguay debuta en la Copa América

Sociales
SOCIALES

Ágatha Ruiz de la Prada, invitada de lujo en la entrada del Gran Poder

SOCIALES

¡Natalie Vargas será mamá!

SOCIALES

Fher Rivero lleva su talento a los premios Ícono en Colombia