PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 14/01/2018


El acto médico no debe criminalizarse

El Código del Sistema Penal boliviano viene a ser el principal instrumento coercitivo que tiene el Estado para reprimir y sancionar las conductas consideradas delictivas. Sin embargo, este mismo Código criminalizaba el acto médico y lo hacía sancionando no solo con la prisión de dos a cuatro años, sino también con la reparación económica e inhabilitación para el ejercicio profesional. En realidad, el acto médico, como estaba tipificado en el artículo 205 del Código Penal, sumado a la fragilidad y vulnerabilidad del sistema judicial, podía generalizar la persecución penal a los profesionales de la salud y ramas afines.

Es cierto que en el derecho comparado también se sanciona al profesional médico pero la conducta típica es abismalmente diferente. Por ejemplo, en el derecho español se sanciona lo que su Código Penal denomina Omisión del deber de asistencia sanitaria. Con la precisión que le caracteriza al legislador ibérico, el artículo 196 del Código Penal establece: “El profesional que, estando obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas, será castigado con las penas del artículo precedente (de tres a doce meses) en su mitad superior y con la de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años”.   

En España el bien jurídico protegido es la vida, integridad y salud de las personas pero solo si es puesta en peligro por falta de asistencia médica o sanitaria. Se trata de un delito especial que solo puede ser cometido por profesionales en el ejercicio de sus funciones y comprende a las personas que desarrollan sus tareas profesionales en el ámbito de la salud pública o privada y que además tienen atribuidas competencias específicamente sanitarias de diagnóstico y tratamiento de enfermedades: ello abarca a médicos, asistentes técnicos sanitarios y farmacéuticos, aunque eventualmente pueden desarrollar competencias sanitarias otras profesiones, que corresponde establecer a la legislación administrativa para determinar el elemento normativo del tipo penal. 

En relación a la culpabilidad, solo se sanciona la conducta dolosa que debe abarcar todas las circunstancias objetivas de la conducta típica: la no asistencia o la asistencia insuficiente a quien la reclama en la primera modalidad, y el abandono de los servicios sanitarios en la segunda, así como la producción de un peligro grave para la vida, salud o integridad que constituye el resultado típico. 

A diferencia de lo que pretendía el legislador del sistema penal boliviano, la conducta típica del médico español consiste en denegar asistencia sanitaria o en abandonar los servicios sanitarios provocando un grave riesgo para la salud de las personas. Según el Diccionario de la Lengua, denegar es algo más que ‘no prestar’ asistencia. Es necesario que la asistencia haya sido solicitada de forma expresa o tácita (por ejemplo, persona inconsciente que ha sufrido un accidente), por el necesitado o un tercero que lo represente. Esta restricción deja al margen de la sanción, los casos de no prestación de asistencia médicamente necesaria pero no solicitada o rechazada por el sujeto pasivo (Testigos de Jehová que se niegan a una transfusión; suicidas imputables; persona que no quiere someterse a un trasplante, etc.)

Sin embargo para la consumación del delito, en el ordenamiento jurídico español, no es suficiente que concurra la denegación o abandono, sino que además debe haberse producido un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas. Al tratarse de un resultado de peligro es preciso que concurra el denominado dolo de peligro: el autor (léase médico) debe ser consciente de que su omisión puede producir un grave riesgo para el paciente y aceptarlo.    

Mientras en España se sanciona la denegación o abandono del servicio de salud, siempre que produzca además un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas, el derogado artículo 205 del Código Penal boliviano no solo buscaba criminalizar el acto médico y convertir el ejercicio de la medicina en una actividad cuasi delictiva, sino que trataba de imponer sanciones que podían causar no solo la privación de la libertad sino igualmente la muerte civil a los profesionales de la salud y paramédicos en general.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La tapa de hoy
"Ni me despeiné al verla"
Moseñor Jesús Juárez
Jimena Antelo denuncia amedrentamiento de parte del presidente de la FBF
Los tuits por los que Disney despidió al director de Guardianes de la Galaxia
Crónicas corrosivas (Por Trond)
Israel evacúa a voluntarios de los Cascos Blancos
‘Toñi’ deja los canales para ‘gambetear’ a la clefa
Harán taller para mejorar terapias de rehabilitación auditivas
Santa Cruz de la Sierra tiene menos recursos para cultura
El Estado adopta la versión de Quiborax para denunciar a Carlos Mesa
El número de niños en la calle no disminuye pese a las batidas
¿Puede la economía mundial sobrevivir sin EEUU?
Alguien debe explicar esto
El frío se quedará en el país hasta media semana
Sinvergüenzuras impunes y peligrosas
¿Cómo era la vida antes de que existiera Google?
Cara a cara
La Alcaldía anuncia apertura de la Grigotá, pero los vecinos dudan
Gobierno insiste en que Roca cumpla otra pena; él se defiende
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/07/2018
"Ni me despeiné al verla"
22/07/2018
¿Puede la economía mundial sobrevivir sin EEUU?
22/07/2018
Alguien debe explicar esto
22/07/2018
Sinvergüenzuras impunes y peligrosas
22/07/2018
Dos conflictos resueltos y uno en potencia
22/07/2018
Trump y Putin, un solo corazón


EL DEBER
 
Te puede interesar
EN VIVO

Jimena Antelo denuncia amedrentamiento de parte del presidente de la FBF

Crónicas corrosivas (Por Trond)

Su ejemplo servirá para que otros opten por dejar la calle y busquen su oportunidad en otras actividades. (Foto: Rolando Villegas)
SANTA CRUZ

‘Toñi’ deja los canales para ‘gambetear’ a la clefa

Diez
Los dirigentes de Real Potosí brindaron una conferencia de prensa. Foto: El Potosí
FÚTBOL

Real Potosí busca recuperar el tiempo perdido, ganando

Neymar disputando un partido con la organización benéfica Neymar Junior Project Institute. Foto: AFP
ESTRELLA

Neymar: "No quería ver una pelota" después del Mundial

Escobar es el capitán de The Strongest. Foto: Archivo/Marka Registrada
LA PAZ

El Tigre, con delanteros efectivos ante San José

Sociales
Le fue mal

Roberto Palazuelos ofende a sus seguidores al no soportar la crítica

Este es uno de los grupos de indios que llegaron a la isla
Lo último

¡Oh, no! Unos indios juguetones y sensuales invaden República Dominicana

El míster Bolivia 2018, Cristian Rojo, de paseo por las calles de Santo Domingo. Muchos dominicanos se acercaron para pedirle una selfi. Es cruceño, tiene 26 años y mide 1.90
Concurso

¡Derretite con ellos!