PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| Anteayer a las 04:00 hs


El Oscar para una breve vida de leyenda

En ese pueblito donde nunca pasaba nada nos levantábamos con el canto de los gallos y nos acostábamos al terminar la novela de la noche, la del canal 9 o el 13, según el capricho de los vientos. Los días se repetían a sí mismos, con su megáfono de iglesia que anunciaba por igual misas y entierros, las historias nocturnas sobre aparecidos que pedían sin boca pan y agua, las lluvias rabiosas que volteaban la selva y los soles rotundos que quemaban sembrados y petrificaban lagunas con sus caimanes y todo. Todo era aburrido, hasta el día increíble en que mi amigo volvió al pueblo a visitar a su padre carpintero y trajo con él su balón de verdad, su cartón de monopolio y ese casette que cuando comenzó a sonar me hizo sentir el despegue con alas de mariposa de una letra que no entendí, pero que se quedó en mí para siempre: ¿Is this the real life? ¿Is this just fantasy?

Nunca había escuchado nada parecido. Ese dulce ascenso a capela hasta la balada dolorosa en la que una mano de chico se cierra sobre un carbón encendido; la potencia de la ópera que se va para arriba, para arriba, para arriba hasta que le hace un hueco al cielo; la explosión de la batería y la guitarra eléctrica en la cima de una hipercordillera de rock que luego se derrumba en un solo golpe hasta hacerse trizas en la suave derrota de la coda resignada, en un réquiem que va desapareciendo entre las grietas sucias del muro exterior de un Olimpo tan bello como inalcanzable... Todo eso en Bohemian Rapsody. Estaba fascinado y no lo sabía. Nunca había estado fascinado. Era la primera vez que oía rock, la primera vez que oía Queen, tenía 10 años y aunque no tenía idea de nada, ya había una certeza: Esa sería mi banda favorita el resto de mi vida.

Treinta años después, mi amigo consiguió mi teléfono, me invitó a ver la película sobre Queen en familia, lo cual hubiera sido poético, digo, verla con el pariente que me los había presentado tres décadas atrás. Pero fui educado y no acepté, porque me encanta arruinar los momentos y porque también me suele ganar la pereza.

La vi días después con mi familia. A los tres minutos ya estaba llorando, porque lloro en el cine cuando no me queda remedio. La actuación de Rami Malek en Bohemian Rapsody es monumental, carga solo todo el peso del filme, de la primera a la última toma. La caracterización es genial y logra que uno no piense en una actuación sino en casi una resurrección. Freddie Mercury, muerto por Sida el 24 noviembre de 1991 en Londres, cuando yo tenía 13, estaba ahí de vuelta, más flaco, con los ojos más grandes, pero en la pantalla se veía toda la magia intacta de aquel hombre sensible y genial que nunca aprendió a estar solo.

Con ese papel, el chico cuyo padre egipcio lo quería abogado, ganó el Globo de Oro y el Oscar al mejor actor, pero no fue fácil. Brian May, astrofísico y guitarra de Queen, estaba harto del proyecto que no arrancaba, pero cuando vio el esfuerzo de Malek supo que tal vez se podía hacer. Malek tenía dudas, había gente en el proyecto inconforme con él; tanto, que lo habían castigado con un duro casting de seis horas y él sospechaba que le dieron el papel porque habían echado a Sacha Baron Cohen y no quedaba nadie más. La timidez, la inseguridad por sus rasgos étnicos, la torpeza del hijo de migrantes (como Freddie Mercury) amenazaban el plató. Mamma, I don´t want to die. Hasta que May y Roger Taylor, miembros de Queen y coproductores de la cinta, lo abrazaron, le dijeron que era increíble y lo adoptaron como un hijo. Eso lo cambió todo.

La noche que ganó el Oscar, en su bello discurso Malek dijo: “Puede que yo no haya sido la elección obvia para el papel, pero parece que funcionó”. I just a poor boy and nobody loves me, dice Bohemian Rapsody. Gracias a él, el filme ganó cuatro Oscars y $us 794 millones líquidos. Claro que funcionó, Rami.

Cuando le preguntaron qué diferencia había entre un famoso y una leyenda, Malek recordó la vez en que Freddie Mercury encantó a 250.000 fans en Río, hasta entonces el público más numeroso jamás reunido. “Eso hacen las leyendas, fascinan”. Sí. Freddie fascinó a millones en sus conciertos, con sus discos, como me fascinó a mí ese día remoto, allá, en ese verde lugar del fin del mundo donde antes de él nunca había pasado nada.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Crisis en Venezuela: la paradoja de que Caracas sea "la ciudad más barata del mundo" y tenga la mayor hiperinflación
Alcaldesa que insultó a periodista ejerce con detención domiciliaria
Industriales paceños mantienen su rechazo al segundo aguinaldo y piden anularlo
Productores ahora apuntan por el maíz y algodón transgénico
Trump y Bolsonaro intercambian camisetas de fútbol con sus nombres
Imágenes del encuentro entre Trump y Bolsonaro
Trump dice que Bolsonaro y él mantienen "todas las opciones" ante Venezuela
Bolsonaro y Donald Trump inician su encuentro en la Casa Blanca
Diego Mondaca: 'Chaco, para mí, es el fantasma de los bolivianos'
Diversión y naturaleza unidas en el hotel Xcaret
Aprehenden a registrador de Derechos Reales en Chuquisaca
MAS pide que magistrado Ceballos renuncie tras denuncia de violencia
Morales: 'Nadie puede quejarse de que no hay libertad de expresión'
Policías intervinieron la vigilia de la nación Qhara Qhara en La Paz
Cuando las mordeduras de serpientes venenosas siegan vidas
Colombia: una beba nació 'embarazada' de su hermano gemelo
La cultura trap sedujo a Samuel Doria Medina al punto de aparecer ¡en un videoclip!
COTAS, con los padres del cooperativismo
‘Viajes, dieta y farra’: así se gastó parte del dinero de choferes
Gastronomía alteña: El 31 de marzo elegirán el 'plato bandera' de la ciudad más joven del país
En Facebook


19/03/2019
Construyamos ciudad para vivir en ella
19/03/2019
Preservar la unidad empresarial es un imperativo
19/03/2019
Inseguridad y violencia
19/03/2019
El laberinto en mí
18/03/2019
Realidad o ficción
18/03/2019
Privilegiados


EL DEBER
 
Te puede interesar
En un video, del martes 12 de marzo, se ve a la alcaldesa Helen Gorayeb increpar a un periodista y a un concejal
POLÍTICA

Alcaldesa que insultó a periodista ejerce con detención domiciliaria

ECONOMÍA

Industriales paceños mantienen su rechazo al segundo aguinaldo y piden anularlo

Pantoja estuvo presente esta mañana reunido con pequeños productores. Foto: IBCE
ECONOMÍA

Productores ahora apuntan por el maíz y algodón transgénico

Diez
Al concluir del acto todos los deportistas que fueron premiados subieron al escenario para la foto final, con Micaela Meneses sosteniendo sus dos estatuillas. Foto. Jorge Uechi

Micaela Meneses obtiene su tercera Victoria Alada Dorada

El técnico Erwin Sánchez es el artífice de la buena campaña que está realizando el equipo celeste, que ya es candidato
DIEZ

Blooming lleva siete victorias al hilo; una racha sin precedentes

FÚTBOL

Fabol pide a la FBF que lo apoye en una campaña para evitar el racismo

Sociales
SOCIALES

Brad Pitt y Angelina Jolie buscan acelerar los trámites de divorcio

SOCIALES

¡Feliz día papá! Los famosos expresan su amor en las redes

Anfitrionas. Irene Sánchez, Ana María Exeni y Ruth Almanza
SOCIALES

Exeni abre las puertas de su segunda sucursal