PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 11/10/2018


Del mar, del mar, del mar

Cada pueblo construye sus propios mitos y verdades. En determinado momento, no se tiene clara la delgada línea que cruza ambas dimensiones. En algunas circunstancias los relatos o las invenciones tienen más asidero que las realidades porque han sido asumidas por la gente, se han vuelto creencias, representaciones, imaginarios indiscutibles, instalados por generaciones. A fuerza de impulsar y reproducir afirmaciones a lo largo de la historia, las narraciones logran tener más poder que la propia realidad, o bien esta se relativiza al extremo de no interesar si es verdad o mentira, simplemente es. La investigación histórica intenta permanentemente acercarse a los hechos tal cual fueron, pero queda a veces perpleja ante el peso de la apariencia: personajes inventados, acontecimientos que fueron agrandados o, de pronto invisibilizados.

Uno de los agentes más poderosos para crear y recrear realidades es el Estado en su pretensión de construir una nación. El Estado está en la permanente búsqueda de elementos que sirvan de cemento en la sociedad, buscando construir objetivos comunes, un anhelo común, una emoción que sintetice a todos en el marco de una gran diversidad. A este proceso los autores de la ciencia social han denominado hipostatización, que consiste en recoger elementos de la realidad para luego reinventarlos y crear símbolos que den cuenta de una historia común, de lazos simbólicos, de un nosotros frente a él o los otros. A la larga se va creando un efecto de verdad que se plasma en burocracias, instituciones de papel, o peor aún, en patrones de comportamiento que no cuestionan, solo se repiten.

Es de alguna manera el caso de la “causa” marítima en nuestro país. Una historia que duele porque parte de una realidad en que se arrancó un pedazo de territorio, como también fue el Acre o el Chaco, pero en este caso particular, el mar tiene la fuerza de la ilusión pero también de la justificación de nuestro atraso, de la carencia, de la deuda histórica, de la rabia contenida. En ese sentido, desde niños nos alimentamos de una serie de elementos simbólicos alrededor del mar. Todos los aparatos institucionales se encargan de fomentar esta visión: el Litoral, el 23 de marzo, los desfiles cívicos, el servicio militar, el hacer patria reivindicando el mar para Bolivia, las banderitas celestes agitadas al aire, entre muchos otros, que van dejando una huella de dolor en el eco de un himno que anuncia que esos territorios en los que hoy habitan extranjeros “otra vez a la patria volverán”.

Hemos ido alimentando un sueño, una ilusión que por muy genuina que sea, es una historia de muchas derrotas, de negociaciones infructuosas donde le hemos arrancado “al enemigo” un párrafo, una afirmación, una esperanza. En ese mismo sentido se han desplegado los últimos esfuerzos ante la corte de La Haya, que desde esa persistencia pueden tener sentido, pero vistos en un contexto más amplio, han sido funcionales a la reproducción del viejo patrón de lucha, una vez más infructuosa, por la causa marítima que promete llevarnos “a la dicha y bienestar”.

¿No será hora de cuestionar este imaginario que solo nos ha llevado a acumular derrotas? ¿No será momento de cambiar de rumbo la conciencia colectiva y buscar otros imaginarios que nos integren de manera victoriosa, en los que podemos lograr cierto protagonismo como, por ejemplo, vencer nuestras propias limitaciones? Corresponde quizás dejar de insistir en seguir profundizando esta huella y vislumbrar el desafío de mirarnos y pensarnos de manera diferente.

 





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Policía evita un suicidio, su esposa lo fotografía y se vuelve viral
El Tipnis y el Madidi, las heridas que sangran en el rostro indígena de Bolivia
Todo lo que tienes que saber del ‘operativo altura’
Afirman que el aumento salarial repondrá el poder de compra de los bolivianos
Justicia de Brasil acepta reducir una condena de Lula da Silva
Condenan a 25 años de cárcel a violador de una menor en Santa Cruz
Petrobras sube el precio de la gasolina tras desencuentro con Bolsonaro
Echegaray prohíbe a policías dar declaraciones a la prensa
Putin y Kim se reunirán el 25 de abril para tratar la desnuclearización
Denuncian "colapso" en el espacio aéreo de Argentina tras amago de accidente
Munira Abdulla: la mujer que despertó después de 27 años en coma tras sufrir un accidente de tránsito en el que salvó a su hijo
Caso Tersa: Revilla declara ante la Fiscalía en calidad de testigo
Erradican 2.090 has de coca y confiscan 118,5 tn de cocaína en 4 meses
El coronel Gonzalo Medina sale enmanillado y será puesto ante un juez
Fotografía confirma una condecoración de la Felcc al narco que es buscado
No vas a creer lo que hizo Lampe para subir su nivel
Te contamos por qué hay un gato en el nuevo billete de 200 bolivianos
Aguaí exportará 11 millones de litros de alcohol anhidro a Europa
Jefe del MNR a Sánchez Berzaín: 'usted escapó... ¡Funcional su abuela!'
El camino de los tres que están más cerca del título
En Facebook


23/04/2019
Las historias de Alfonso Cortez
23/04/2019
Las tareas que no admiten demora
23/04/2019
Juego de Tronos
23/04/2019
Democracia de eLectores
22/04/2019
La corte de Chapare
22/04/2019
El Robo y el futuro de las empresas


EL DEBER
 
Te puede interesar
Las imágenes fueron logradas por su esposa, cuando ambos iban a su casa I Foto: Facebook.
BOLIVIA

Policía evita un suicidio, su esposa lo fotografía y se vuelve viral

ESPECIAL

El Tipnis y el Madidi, las heridas que sangran en el rostro indígena de Bolivia

El año pasado el incremento fue del 5,5%. Foto: Fuad Landivar
BOLIVIA

Afirman que el aumento salarial repondrá el poder de compra de los bolivianos

Diez
El elenco cochabambino su-13 dio cátedra en suelo cruceño. Foto: Cristhian Rivero
BÁSQUETBOL

Urkupiña se adueñó del grupo C en la Libomenor

Los jugadores de la academia trabajando en Sacaba. Foto: Prensa Club Blooming
SANTA CRUZ

Todo lo que tienes que saber del ‘operativo altura’ de Blooming

Vecinos de Villa Ingenio esta mañana. Foto: Paola Calle
FÚTBOL

Hinchas de Always no quieren que Bolívar se entrene en El Alto

Sociales
SOCIALES

Mirá el talento oculto de Claudia Tórrez

SOCIALES

La ex de Nicolas Cage exige dinero por cuatro días de matrimonio

SOCIALES

Modelo mexicana salva a cinco personas tras fallecer