PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 16/09/2018


Daniela y Nadia, para volver a creer

Cada vez que descubro una historia de superación me pregunto dónde radica la fortaleza de quienes la protagonizan. La respuesta más común apunta a la fe, a un acto de creencia absoluta en el poder de una divinidad que todo lo puede. Pero no como un acto solitario, sino más bien como una energía colectiva y compartida que es capaz, en serio, de mover montañas y recuperar vidas. Es una corriente de amor que se alimenta del deseo sincero de querer el bien para el otro, sea familiar o no, sea amigo o un total desconocido. Noble sentimiento que a veces parece ser uno más en peligro de extinción. Hasta que de pronto una se topa con una de esas historias de vida que te devuelven la fe casi perdida.

Es lo que me ocurrió hace poco, al descubrir la conmovedora historia de vida de Daniela y la aun más inspiradora historia de un amor fraternal que está trastocando llantos en risas y dramas en nuevas oportunidades de vida. Diagnosticada con cáncer hace poco más de un año, Daniela no solo contó con el amor incondicional de su familia, sino también con el de sus compañeros de clases, en especial con el de una de sus mejores amigas, Nadia. Fue con muchas dosis de amor que superó sus ocho quimioterapias, hasta celebrar como Dios manda el diagnóstico más esperado: el de la cura. Pudo terminar esta historia ahí. Pero la gratitud rebasó al amor y Daniela quiso añadirle capítulos. A cuatro manos, con Nadia.

A cuatro manos comenzaron a trenzar sonrisas, como han bautizado la campaña iniciada a mediados de este año para alentar la donación de cabellos, destinada a la confección de pelucas que quieren regalar a las ni- ñas enfermas de cáncer. Nadie mejor que Daniela para saber cuál el impacto de una peluca entre quienes además de padecer el mal, pierden sus cabellos como daño colateral de las quimioterapias. Nadie mejor que Nadia para conocer primero el dolor de Daniela al perder su pelo y luego su emoción al recibir una peluca que le ayudó en los momentos más difíciles de su lucha contra el cáncer. Por eso ambas no dudaron en encarar una campaña que cuenta ya con ochenta manos de 38 chicas y dos compañeros del colegio, entregados al trabajo voluntario de la confección de pelucas.

Lo que parecía ser una pequeña acción que buscaba apenas una decena de pelucas para donar a las niñas con cáncer, hoy se ha convertido en una gran campaña que moviliza no solo a unos cuantos compañeros de la “promo” 2018 del Franco Boliviano, sino también a los padres de familia de la promoción y de otros cursos del colegio, a los amigos de todos ellos y a muchos líderes de todas las edades, que se han sumado entusiastas a la tarea de conquistar donantes de cabellos, en cantidades que permitan la confección no de una sino de varias decenas de pelucas. Este domingo 16 –sí, hoyveremos cuál el resultado de tamaña movilización. Ni Daniela ni Nadia soñaron que lograrían tanto en tan poco tiempo y esto es algo muy esperanzador. Lo es sobre todo ahora, cuando venimos de vivir días de tristeza y desolación por el drama que vive el niño Sebastián, con cáncer y ya sin riñones, sus familiares, los del médico que lo operó y el propio galeno.

Lo hecho hasta hoy por Daniela y Nadia va más allá de solo donar pelucas. Trasciende incluso el propósito de la campaña, que es regalar sonrisas y devolver esperanzas a las niñas que luchan contra el cáncer. La historia de amor fraternal que las une desde que comenzaron juntas el colegio nos devuelve la fe en nosotros mismos. Nos pone frente al espejo de nuestras vidas y nos permite redescubrir nuestra propia esencia divina, esa que todos llevamos dentro, pero a la que cada vez le damos menos valor y oídos. Es la esencia de la vida misma. La única capaz de salvarnos de la barbarie a la que nos dejamos arrastrar por comodidad o egoísmo.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La difícil misión de ser dignos sin libertad
Razones para desconfiar
Que el hastío libere nuestra voz
Antibolsonaros, entre la ignorancia y el cinismo
Sin lugar a excusas
El peligro de la abulia colectiva
La imposición de la mentira
Que la ignominia no se perpetúe
Un Santa Cruz con sentido común
Daniela y Nadia, para volver a creer
El drama detrás del drama de Sebastián
¿Hasta cuándo el aguante?
¿Quién le toma el pelo a quién?
Periodismo, de Morales a Trump
Lo Cortez tiene mucho de valiente
Bolivia, entre dramas e insurgencias
Incongruencias en el poder municipal
Sinvergüenzuras impunes y peligrosas
Sin lugar a sorpresas
Lecciones del Mundial
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/11/2018
Misiones, construyendo el imaginario colectivo (4)
20/11/2018
Pedrito y el lobo
20/11/2018
Protejamos nuestro idioma
20/11/2018
Voluntad, ¿es tan difícil?
20/11/2018
La pobre imagen del país
19/11/2018
No habrá dispersión opositora


EL DEBER
 
Te puede interesar
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) pidió a las personas verificar si su nombre está registrado en algún partido político
BOLIVIA

¿Qué debo hacer si aparezco registrado como militante de algún partido político?

ARGENTINA

Tres familiares cuentan cómo vivieron el drama del ARA San Juan

Desde ayer se habilitó la consulta sobre pertenencia o no a alguna agrupación política I Foto: Captura
BOLIVIA

Autoridades también se ven afectadas por la 'militancia fraudulenta'

Diez
El Santos de Pelé fue dos veces campeón en los años 60
PARTE II

Las 58 pequeñas grandes historias de la Copa Libertadores

Gallardo dando órdenes durante la práctica. Foto: Internet
LIBERTADORES

La Conmebol realiza controles antidopaje sorpresa en River y Boca

Coimbra se recuperó de una lesión. Foto: Fuad Landívar
JUGÓ EN SU BARRIO

Blooming aplicará sanción económica a Coimbra por jugar en su barrio

Sociales
SOCIALES

¿Qué look le queda mejor a Gleisy Noguer?

SOCIALES

Hola, Liz, papá...las primeras palabras que dijo y escuchó la Miss Pando

 Sexi. Posando para las fotos de su book
SOCIALES

Camila Navarrete, la maniquí que se prepara para brillar