PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 18/01/2018


¿Clase media decadente?

“¿Por qué utilizan las palabras clase media como insulto?”, se preguntaba una joven en las redes sociales. Censurada por su pasividad y falta de compromiso social, ahora se la ningunea por protestar y tomar las calles y avenidas. 

Ocurre cuando el vicepresidente Álvaro García Linera le declara la guerra y califica su emergencia como una “asonada de sectores decadentes de la sociedad”, de colectivos ciudadanos, “satélites apolíticos” y conservadores que “despiertan rencores coloniales” hacia las clases populares que, gracias al Movimiento Al Socialismo (MAS), ocupan su mismo espacio. 

No es fácil definir el concepto de clase media. El marxismo le ha negado la condición de vanguardia revolucionaria de la lucha de clases, por no avenirse a la confrontación permanente concebida como el motor de la historia. Correspondería al ancho estrato ‘gris’ ubicado entre las élites con poder financiero o político y los sectores empobrecidos del proletariado asalariado o de miles de ‘cuentapropistas’ que sobreviven en condiciones de precaria informalidad. Se la visualiza como opuesta a lo popular. Para Carlos D. Mesa ha sido permanentemente vapuleada, siendo la gran protagonista y olvidada de este tiempo.

Al contrario que otros países vecinos, la clase media en Bolivia se constituyó tardíamente ganando presencia durante los últimos 25 años. Afortunadamente, tras 12 años de bonanza y en el contexto de la protesta social en defensa del voto ciudadano es necesario flexibilizar el enfoque teórico ciego a las mutaciones y dinámicas ciudadanas diversas observadas en el seno de la clase media. 

Llegó la hora de reconocer, sin complejos ni disfraces, su aporte en momentos constitutivos de nuestra historia. ¿Acaso no fueron personalidades de la clase media las que influyeron para consumar la caída del antiguo sistema político? El MAS se encargó de colocarlas como candidatas para seducir a este segmento del electorado, hoy contrario a la exacerbación de la autocracia y clientelismo que prohijó a Zapatas, por ejemplo. 
Tampoco me equivoco al reconocer que el conservadurismo autoritario de algunas bases corporativas del MAS es tan odioso como la nostalgia regresiva, con tufillo señorial de algunos sectores minoritarios opuestos a la reelección de Evo Morales. 

Quiero pensar que la Bolivia que reclama democracia y pluralismo no tiene espacio para extremos marcados por la intolerancia y que la clase media se vacunará contra el machacón discurso antipolítico contrario al disenso y al pluralismo democrático. La incitación vicepresidencial a la confrontación y el catastrófico mensaje de que sin Evo no hay futuro irritan. 

Hoy la clase media se imbrica con lo popular y en su seno se articula la diversidad de una generación nacida en democracia, resistente al abuso de los poderosos sin que hoy gravite, como antes, su victimización por su origen étnico o social, ni los dogmas estatistas ni liberales que nos entramparon el siglo XX.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Agenda Patriótica 2025: 13 del 13
Basura nuestra de todos los días
¿Por qué es ilegítimo el Gobierno de Nicolás Maduro?
2019: dopaje vs juego limpio electoral
De miedos, pasión y puro sentimiento
21-F, una huella indeleble
TSE: lección para radicales e intolerantes
Octubre, del mar y de la democracia
Cuestión de dignidad y de propuestas
Farsa costosa y desigual
El desafío de rendir cuentas
No y Evo ¡hasta en la sopa!
Más allá de la simulación
Del Evo, su fondo intocable
Corrupción y democracia en declive
Evo, de ignorancia y fobias personales
Evo: ¡Sálvense como puedan!
Un diccionario singular
Autocracia centralista
¿Clase media decadente?
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/02/2019
Animales sueltos
22/02/2019
Acción cooperativa por el derecho a tener derechos (2)
22/02/2019
Elegía para un niño
22/02/2019
Gaza, la inmensa cárcel
21/02/2019
Verdadera política contra el crimen
21/02/2019
“El contrato con Brasil fue el peor acuerdo firmado por Bolivia”


EL DEBER
 
Te puede interesar
La presidenta del Senado, Adriana Salvatierra. Foto: Comunicación Senado
BOLIVIA

Destituyen a funcionario del Senado que filmó a una mujer desnuda

El empresario ya posee el mayor porcentaje de las acciones del hotel Los Tajibos.
ECONOMÍA

Doria Medina anuncia la compra de un porcentaje del hotel Marriot

ESCENAS

Venezuela Aid Live: una oleada de ayuda con artistas en el escenario

Diez
La ex modelo de bikinis, Avril Mathie. Foto: Instagram
FUERA DE JUEGO

Modelo australiana cambia las pasarelas por el cuadrilátero

El defensor argentino Erramuspe (f) lleva seis días al mando del técnico Erwin Sánchez, que puede darle rodaje ante los lilas. Foto: Fuad Landívar
SANTA CRUZ

El central Rodrigo Erramuspe está listo para debutar en Blooming

García ha demostrado que su paso por el fútbol de Chile le dejó aprendizaje. Foto: Jorge Gutiérrez
SANTA CRUZ

John García, el sub-20 que marca diferencia en Oriente Petrolero

Sociales
Foto: Julio González
SOCIALES

Beldades de la diversión

Entusiastas. Las Mitakuñá y Taliana Tufiño, reina de los Socios, en su fiesta
SOCIALES

Las Mitakuñá, además de alegres, son solidarias

Sociales

Daniel Radcliffe cuenta cómo la fama de Harry Potter lo sumió en el alcohol