MUNDO

Trump despide al ‘halcón’ Bolton por diferencias sobre 4 países clave


La falta de resultados en la presión hacia Teherán, Caracas y los talibanes, rompieron la relación con el mandatario. La próxima semana se conocerá a su reemplazante al frente del Consejo de Seguridad


John Bolton se opuso al acercamiento con los talibanes, los norcoreanos y los iraníes
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 6 días

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer el despido fulminante de su polémico asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, después de meses de desacuerdos en temas de su política exterior respecto de cuatro países clave Venezuela, Irán, Corea del Norte y Afganistán.

En dos tuits, Trump rompió la relación con uno de los miembros más conocidos y criticados de su equipo, un “halcón” con fama de intervencionista que contribuyó a aumentar las tensiones con Irán y puso a la Casa Blanca en pie de batalla contra lo que definió como una “troika de la tiranía” en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

“Informé anoche a John Bolton de que ya no se requieren sus servicios en la Casa Blanca. Tuve fuertes desacuerdos con muchas de sus sugerencias, igual que otros en el Gobierno”, escribió.



“Por ello, le pedí a John su dimisión, que me fue entregada esta mañana. Agradezco mucho a John su servicio. Nombraré a un nuevo asesor de Seguridad Nacional la próxima semana”, agregó.

El ya exasesor de Seguridad Nacional procedió después a enviar mensajes de texto a numerosos periodistas en Washington, entre ellos uno de los presentadores de la cadena Fox News -la favorita de Trump-, Brian Kilmeade, quien lo leyó en directo: “Me acaba de escribir John Bolton. Dice: ‘Dejemos esto claro, yo renuncié’”.

Fuerte discusión

La cadena de televisión CNN aseguró que Trump y Bolton discutieron el lunes por la noche sobre el plan del presidente de reunirse con líderes talibanes en Camp David (Maryland), una iniciativa que el mandatario canceló finalmente tras un ataque del grupo insurgente en Afganistán.



Pero la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, negó que las diferencias sobre Afganistán fueran “la gota que colmó el vaso”, y otro vocero del presidente, Hogan Gidley, dijo a los periodistas que ambos “no coincidían en muchos temas”.

La relación entre Trump y Bolton llevaba deteriorándose al menos desde mayo, cuando el presidente dio señales de frustración por la falta de resultados a la hora de derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, después de que EEUU iniciara en enero una campaña para aupar al poder al opositor Juan Guaidó.

Bolton argumentó entonces que era normal que la estrategia tardara en dar frutos, pero su constante presión mediante tuits dirigidos al entorno de Maduro transmitían un sentido de urgencia para demostrar a Trump que la táctica podía funcionar.

Poco antes de entrar en la Casa Blanca el año pasado, Bolton había abogado por declarar la guerra a Corea del Norte e Irán, y siempre contempló con un marcado escepticismo el proceso de distensión con Pionyang.

El claro deseo de Trump de entablar un diálogo similar con el presidente iraní, Hasán Rohaní, irritó igualmente a Bolton, un férreo defensor de la máxima presión contra Teherán que había abogado abiertamente por un cambio de régimen. Su despido dos semanas antes de la Asamblea General de la ONU desató especulaciones de que el mandatario podía querer deshacerse de Bolton para allanar el camino a una posible reunión en NY con Rohaní, que hasta ahora se ha negado a ese encuentro.



El petróleo bajó ayer derribado por la destitución de John Bolton; un partidario de aplicar mano dura contra Irán, posición que marcó el incremento del petróleo.



 




En esta nota