MUNDO

Trump advierte a China que el robo de empleos y riqueza de EEUU debe terminar


En el discurso anual sobre el Estado de la Unión, el presidente Donald Trump instó a China a hacer cambios "estructurales" en su política industrial para "poner fin a las prácticas comerciales injustas"


El presidente de EEUU en el discurso anual sobre el Estado de la Unión | AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/02/2019

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes ante el Congreso que las duras negociaciones comerciales entre Washington y Pekín pondrán fin al presunto "robo" de empleos y riqueza de su país por parte de China.

En el discurso anual sobre el Estado de la Unión, Trump instó a China a hacer cambios "estructurales" en su política industrial para "poner fin a las prácticas comerciales injustas" y reducir el déficit crónico de Estados Unidos respecto al gigante asiático.

"Ahora dejamos claro a China, tras años de acosar a nuestras industrias y robar nuestra propiedad intelectual, que el robo de empleos y riqueza estadounidense ha terminado", declaró el presidente estadounidense.



Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, cerraron una tregua de 90 días en su guerra comercial durante su encuentro en Buenos Aires, el 1 de diciembre.

Las dos principales economías negocian desde entonces sobre un reajuste de la balanza comercial a favor de Estados Unidos y también sobre el respeto de la propiedad intelectual y la transferencia de tecnología impuesta a las empresas extranjeras en China.

Trump y Xi tienen previsto reunirse en febrero para negociar los puntos más espinosos de un posible acuerdo.

Para obligar a Pekín a corregir lo que considera como distorsiones comerciales, la Casa Blanca impuso nuevos aranceles sobre 250.000 millones de dólares de productos chinos. Y amenaza con subir del 10 al 25% las tasas arancelarias de mercancías chinas valoradas en 200.000 millones de dólares.



China respondió aplicando aranceles adicionales a 110.000 millones de dólares de bienes estadounidenses. La guerra comercial tiene consecuencias negativas para la estancada economía china, pero también perjudica a numerosos sectores de la economía estadounidense.



 




Notas Relacionadas



En esta nota