ARGENTINA

Tiran una bomba a la casa del juez Bonadio, quien investiga a Cristina Fernández de Kirchner


A dos semanas del encuentro del G20, un joven fue detenido por lanzar una 'bomba casera' en la casa del juez Claudio Bonadio, quien investiga casos de corrupción en los gobiernos kirchneristas


El juez Claudio Bonadio esta noche en su casa de la calle Mendoza Un joven arrojó un artefacto explosivo contra la casa del juez federal y minutos después la Policía lo hizo detonar (Foto: Clarín)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/11/2018

La Policía argentina detuvo este miércoles a un joven de 26 años por presuntamente arrojar un supuesto artefacto explosivo en el domicilio en Buenos Aires del juez federal Claudio Bonadio, que encabeza la investigación de delicadas causas de corrupción, informaron fuentes oficiales.

Según explicó la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, esta noche, en la casa de Bonadio en el barrio porteño de Belgrano, un joven arrojó a través de la reja, al patio delantero de la vivienda, una bolsa plástica que contenía "tubos y cables similares a un artefacto explosivo".

El agresor, de 26 años y argentino, se dio a la fuga pero fue finalmente detenido por personal de la custodia del juez.

Tras lo ocurrido, se solicitó el servicio de la brigada de explosivos para analizar el lugar de los hechos y el artefacto lanzado.

Bonadio es uno de los magistrados más mediáticos de Argentina, al ser el encargado de investigar a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) en varias de los expedientes que la afectan y pedir su detención en dos ocasiones, que no se hizo efectiva por ser senadora y contar con fueros.

El suceso en el domicilio del juez se produjo minutos después de que una mujer resultó gravemente herida por la explosión de otro artefacto casero en el cementerio de la Recoleta de Buenos Aires, un suceso por el que quedaron arrestada tanto ella como su pareja, que habían entrado disfrazados al camposanto.

Estos hechos tienen lugar mientras la ciudad se prepara para acoger, los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre, la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países del G20, que demandará un inédito operativo de seguridad. 



 




En esta nota