EXTRA

Quién era Ángel Gahona, el periodista asesinado en Nicaragua


Su muerte, al igual que la de otros civiles, golpeó a la comunidad nicaragüense. Deja a dos hijos en la orfandad y una esposa con la que compartía la profesión

Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/04/2018

Trabajaba para el noticiero El Meridiano de Nicaragua. En el momento de su muerte, el sábado, Ángel Gahona se encontraba haciendo una cobertura en vivo vía Facebook sobre protestas contra el Gobierno del presidente de esa nación, Daniel Ortega, y en rechazo a las reformas a la seguridad social.

Su muerte, al igual que la de otros civiles, golpeó a la comunidad nicaragüense. “En la mañana me llevó a jugar fútbol y me dijo que me esforzara, estuvimos juntos por la tarde, cocinamos juntos, almorzamos, él se fue y nunca pensamos que no regresaría”, lamentó su hijo.

Te recomendamos leer:

El comunicador es hijo de dos líderes evangélicos de las Asambleas de Dios. Era cristiano. Durante su juventud tuvo un paso por Venezuela donde aprendió a usar las cámaras, lo cual lo motivó a estudiar Comunicación Social en la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense.

En medio de su labor conoció a su esposa y madre de sus dos hijos, Migueliuth Sandoval, con quien compartía la pasión de informar, ya que ella también es periodista, según el portal de Costa Rica Hoy. Estuvieron casados durante 14 años.

Te sugerimos:

Entre sus últimas publicaciones en redes sociales, antes de su fallecimiento, Gahona compartió imágenes de un taller de periodismo que brindó a comunicadores de los municipios Waspam, Prinzapolka y Bilwi. Paradójicamente les enseñó a usar Facebook Live.

Fue a través de esta herramienta que Gahona se prestó a realizar su trabajo. Estaba haciendo una transmisión en vivo mientras mostraba los daños causados en el mobiliario urbano durante las manifestaciones de su ciudad.

Te puede interesar:

Durante la grabación fue un momento de silencio interrumpido por un disparo. La voz de Gahona ya no se escuchó más, la cámara cayó al suelo y fueron los gritos de desesperación de sus compañeros quienes no creían la desgracia de su compañero que yacía en el suelo.

El sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Nicaragua repudió el asesinato del periodista, voz a la que se unieron otros organismos y plataformas, al igual que medios de prensa que hicieron llegar sus condolencias.



 




En esta nota