MUNDO

Poca expectativa en Santiago a horas del fallo de la CIJ


Los medios de comunicación no hacen transmisión especial del momento jurídico que viven ambos países

Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/09/2018

El fin de semana en Santiago, la capital chilena, todo transcurre de manera normal. Este domingo se jugó uno de los clásicos del fútbol nacional entre Colo Colo y Universidad Católica que  acaparó la atención de la ciudadanía al mediodía. Los centros comerciales repletos, lo mismo en los restaurantes. La vida se vive con total tranquilidad, como si nadie se enterará de lo que está ocurriendo a miles de kilómetros, en La Haya. El fallo de esta Corte Internacional no está en el colectivo de los chilenos, no es el tema de conversación en los pasillos de las oficinas, en los cafés, tampoco en los colegios.

Los medios de comunicación recién instalaron sus equipos el pasado viernes. Se distribuyeron entre La Haya y La Paz. Los canales de televisión siguen con su transmisión normal, lo mismo las radios. Solo los chilenos se enteran de lo que pasa en Holanda a la hora de los noticiarios. No hay transmisión especial del momento jurídico que viven ambos países.

La Haya se ha transformado en un tema solo de interés gubernamental y político. Son estas las instituciones las que monitorean el juicio. El presidente, Sebastián Piñera, tampoco abordó la demanda boliviana en su intervención en las Naciones Unidas.

El gobierno ha sostenido diversas reuniones con expresidentes chilenos y con todos los partidos políticos con representación parlamentaria para solicitar el apoyo para estas instancias. Fue previo a este encuentro, en los pasillos del Palacio de La Moneda, donde el presidente Piñera le solicitó al canciller Roberto Ampuero no viajar a La Haya y seguir el fallo desde La Moneda para “estar con la ciudadanía”. Esto fue el pasado martes y recién fue informado el viernes causando el primer revuelo de los medios de comunicación. 

Ya de regreso de Estados Unidos, el mandatario chileno visitó Arica y Antofagasta. Es en esta ciudad del norte chileno donde se vive con mayor expectación el fallo de la Corte Internacional de Justicia. Para mañana se espera que se reúna gran cantidad de personas en el muelle principal a presenciar en directo a través de una pantalla gigante el veredicto final.



 




Notas Relacionadas



En esta nota