MUNDO

Operación de ayuda humanitaria a Venezuela arranca con incertidumbre


Dos camiones con ayuda humanitaria brasileña se dirigen a la frontera de Venezuela. El gobierno de Maduro ordenó el cierre total de los ingresos al país


Son 200 toneladas de ayuda humanitaria las que han sido almacenadas en la base de Boa Vista. (Foto: CNN)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/02/2019

Dos camiones con unas ocho toneladas de ayuda humanitaria salieron a primeras horas del sábado de una base aérea en Boa Vista, en el norte de Brasil, hacia la frontera con Venezuela, informó el equipo que organiza la iniciativa.

El convoy, que debe recorrer 215 km hasta la línea que divide ambos países, está compuesto por camiones venezolanos conducidos también por ciudadanos del país caribeño, y está escoltado por la policía brasileña, agregaron los organizadores.

La iniciativa se enmarca en una acción prevista para tratar de entrar de forma simultánea este sábado por las fronteras terrestres de Venezuela con Colombia y Brasil, así como en el Caribe, según anunció días el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos Brasil.



Cerca de 200 toneladas de medicinas y alimentos fueron donadas por Brasil y Estados Unidos y han sido almacenadas en una base aérea en Boa Vista, capital del fronterizo estado de Roraima.

María Teresa Belandria, designada por Guaidó como embajadora de Venezuela en Brasil, se reunió la madrugada del sábado con el canciller brasileño, Ernesto Araújo, y el encargado de negocios de Estados Unidos en Brasil, William Popp, en el hangar donde fueron organizadas las donaciones.

Belandria y Araújo viajan en el convoy que debe llegar a Pacaraima, la pequeña ciudad de 12.000 habitantes que se encuentra en la frontera brasileña, y deben dar una rueda de prensa conjunta a su llegada.

Aunque el viernes hubo tensión en esta ciudad con la llegada de venezolanos heridos en un incidente en la venezolana San Francisco de Yuruaní, a unos 80 km de la línea divisoria, este sábado Pacaraima amaneció en calma, indicaron reporteros de la AFP.



Algunos venezolanos duermen en las aceras, como es usual desde que aumentó el flujo migratorio hacia Brasil dos años atrás, y las calles están tranquilas. 

La frontera permanece cerrada del lado venezolano, tal y como fue decretado por el presidente Nicolás Maduro el jueves. 

La postura brasileña, que busca evitar tensiones con Venezuela, es que si los camiones no pueden cruzar regresen a Boa Vista, y que se realicen posteriormente otras tentativas. 

La operación de envío de ayuda humanitaria se inicia este sábado, sin fecha prevista para terminar, informó el viernes la presidencia brasileña, que resaltó que la iniciativa tiene "exclusivamente" carácter humanitario. 

Brasil no reforzó militarmente la frontera y creó un gabinete de emergencia para vigilar la situación. 



 

 



 




En esta nota