MUNDO

Miles de mujeres marchan contra el Gobierno en Brasil


Las mujeres brasileñas cuestionan las políticas ultraconservadoras de Jair Bolsonaro


Las protestas rechazan las medidas que favorecen a terratenientes. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/08/2019

Decenas de miles de mujeres, sobre todo indígenas y campesinas, resucitaron ayer a la oposición en Brasilia con una multitudinaria manifestación contra las políticas del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Según las organizadoras, fueron 100.000 personas, una cifra que las autoridades policiales redujeron a cerca de 20.000 pero que, en cualquiera de los casos, constituye la mayor protesta realizada en Brasilia desde que Bolsonaro asumió el poder, en enero pasado.

Conformada sobre todo por mujeres, la manifestación protestó por las conservadoras políticas impulsadas por el Gobierno en el campo, que favorecen a los grandes productores y relegan a la agricultura familiar, y los planes de promover la explotación de minerales en la Amazonia, donde se asienta la mayoría de las reservas indígenas.



Las mujeres condenaron el “machismo” que le atribuyen a Bolsonaro, quien tiene un largo historial de declaraciones de corte racista u homofóbico y que es un franco adversario del feminismo.

La protesta fue convocada en momentos en que la popularidad del mandatario de ultraderecha está en mengua, según diversas encuestas que le adjudican un apoyo de cerca del 30% de los brasileños, tras apenas siete meses en un cargo que asumió con un respaldo superior al 55%.

La oposición del campo progresista, hasta ahora adormecida frente a la mayoritaria base parlamentaria de Bolsonaro, pareció renacer en esta manifestación y esa percepción la reforzó el diputado Paulo Pimenta, del PT. Símbolo del campo progresista, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel desde abril del año pasado por corrupción, se sumó a la manifestación a través de una carta que envió desde su celda y fue leída por el ex candidato presidencial Fernando Haddad. //AFP



 




En esta nota