MUNDO

Michelle Obama revela que sus hijas nacieron por fecundación in vitro


La antigua primera dama publica sus memorias y confiesa: “Sentí que había fallado, entonces no sabía que eran tan comunes los abortos espontáneos porque no hablamos de ellos"


La exprimera dama es abogada graduada de Harvard
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/11/2018

La exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama reveló que se sometió a tratamientos de fecundación in vitro para quedar embarazada de sus dos hijas, Malia y Sasha, según el libro de memorias que acaba de publicar.

La esposa del expresidente de EE.UU., Barack Obama, (2009-2017) reconoció que él y su marido decidieron optar por esa vía después de que Michelle sufriera un aborto espontáneo hace unos 20 años, una situación que le hizo sentir "que había fallado".

"Sentí que había fallado porque no sabía qué tan comunes eran los abortos espontáneos porque no hablamos de ellos", dijo Michelle Obama en una entrevista con el programa "Good Morning America" de esa cadena televisiva, que se emitirá entera este domingo.

"Esa es una de las razones por las que creo que es importante hablar con las madres jóvenes sobre el hecho de que ocurren abortos involuntarios", agregó la ex primera dama.

Michelle Obama, abogada graduada en la Universidad de Harvard, explicó que a cierta edad se dio cuenta de que "el reloj biológico es real" y que "la producción de óvulos es limitada".

"Me di cuenta de eso cuando tenía 34 y 35 años. Teníamos que hacer fecundación in vitro", señaló Michelle Obama, cuyas hijas, Malia Ann y Sasha, tienen ahora 20 y 17 años, respectivamente.

Otras revelaciones

En las 426 páginas del libro, Michelle Obama deja claro como el agua su aversión por el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump. "Nunca le perdonaré”, escribe tajante. La que en otro tiempo fuera una abogada de Harvard de reconocido prestigio expone el daño que Trump hizo -y pudo hacer más- a su familia al propagar rumores sobre la legitimidad de la presidencia de Barack Obama basados en que el expresidente no había nacido en Estados Unidos.



 




En esta nota