MUNDO

Maduro cierra el espacio aéreo y la frontera con Brasil; sube la tensión


FFAA venezolanas instalan una tarima donde llevarán a cabo un concierto contra la intervención de EEUU. Al otro lado, en Cúcuta, ya está todo listo para el concierto por la paz y en defensa de la ayuda humanitaria


El puente internacional Tienditas, en Cúcuta, está en el epicentro de la crisis venezolana
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/02/2019

En una medida preventiva, Nicolás Maduro ordenó el cierre de la frontera con Brasil y se apresta a hacerlo con Colombia. Además interrumpió las autorizaciones para uso del espacio aéreo venezolano y bloqueó una caravana de opositores que pretendía llegar hasta Cúcuta (Colombia) para recibir la ayuda humanitaria, epicentro de la crisis venezolana.

La crisis política venezolana se acentuó desde el 10 de enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y Juan Guaidó se proclamó luego como “presidente encargado”, por considerar que el líder chavista “usurpa” la Presidencia.

Guaidó estableció como una prioridad el ingreso de ayudas para atender de forma inmediata a 250.000 personas en vulnerabilidad, y ha dicho que estas ingresarán “sí o sí” el próximo día 23 con la ayuda de un millón de voluntarios.



La ayuda humanitaria intentará ingresar a territorio venezolano por tres puntos: Cúcuta (Colombia), Curazao y Roraima (Brasil).

Frente a este escenario, el Gobierno venezolano ha puesto en marcha un gran operativo militar para impedir el ingreso de la ayuda y la llegada de caravanas de opositores que intenten romper el cerco.

El Gobierno de Jair Bolsonaro, en coordinación con el de Estados Unidos, ha impulsado el acopio de ayuda humanitaria y reclama a las autoridades venezolanas que permitan su ingreso.

“He decidido (que) en el sur de Venezuela (...) a partir de las 20:00 horas (00:00 GMT) de hoy jueves 21 de febrero queda cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil”, dijo el mandatario durante una reunión con militares en el caraqueño Fuerte Tiuna, el mayor cuartel del país.



Brasil figura entre los 50 países que reconocen al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, y en el estado de Roraima se acopian donaciones de alimentos y medicinas gestionadas por el opositor y que Maduro se niega a aceptar.

Maduro reiteró que estas donaciones forman parte de un “show” para invadir militarmente el país y desalojar al chavismo del poder, que disfruta desde 1999.

Tensión con Colombia

Maduro dijo estar “evaluando” cerrar la frontera con Colombia, donde también se almacenan ayudas para Venezuela.

Desde Cúcuta, el corresponsal de la BBC Mundo, Boris Miranda, relató el clima de incertidumbre que se vive en la zona (ver aparte).



Maduro aseveró que desde Colombia se alistan “falsos positivos” para justificar el ingreso a Venezuela de militares extranjeros, y responsabilizó al presidente de este país, Iván Duque, de cualquier acto de violencia que pueda ocurrir en la frontera entre las dos naciones.

Con todo, en el mismo hilo discursivo aseveró tener información “caliente” que señala que los militares colombianos han dicho a Duque que no se prestarán para un ataque a Venezuela.

Maduro también volvió a rechazar el ingreso de las ayudas que se almacenan en las fronteras con Colombia y Brasil, y aseveró que estos alimentos son “cancerígenos”, sin mostrar pruebas.

Asimismo, se refirió al cierre de las comunicaciones con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, todas territorios políticos de Países Bajos, y aseveró que se vio obligado a hacerlo porque se estaba “preparando una provocación”.

“Yo le digo al pueblo de Aruba, Bonaire y Curazao, quiero las mejores relaciones pero con respeto, queremos las mejores relaciones, fluidas, de comercio, de turismo, de hermandad pero con respeto ¿Es mucho pedir el respeto?”, se preguntó.

EVO MORALES LLAMA A LOS MANDATARIOS DE LA REGIÓN A FRENAR LA INJERENCIA DE ESTADOS UNIDOS
El presidente Evo Morales instó ayer a los presidentes latinoamericanos a unirse contra “la injerencia” de Estados Unidos en Venezuela, para que América Latina no vuelva a ser “el patio trasero” de la política estadounidense.

“Convocamos a los presidentes latinoamericanos a unirse a nuestra lucha contra la injerencia y la guerra en la Patria Grande”, escribió Morales en Twitter empleando un término con el que suele referirse al continente americano.

Morales expresó su rechazo a “las amenazas intervencionistas de Donald Trump al hermano país de Venezuela”. “América Latina nunca volverá a ser el patio trasero de EEUU”, concluyó el jefe de Estado, uno de los aliados políticos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Bolivia participó el pasado 7 de febrero en Montevideo en la reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela entre países de América y de Europa, pero sin suscribir la declaración en la que se advirtió de la crisis actual en Venezuela.