BRASIL

El expresidente Lula en la cárcel se impone una disciplina de candidato


Según la ley electoral, Lula no podría ser candidato por haber sido condenado en segunda instancia. Pero eso será definido por la corte que examine las candidaturas

Líder en todos los sondeos con un tercio de la intención de voto
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/07/2018

El encarcelado expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dejó de comentar el Mundial de Rusia-2018 para una señal de televisión brasileña a fin de acatar la ley electoral, reafirmando su intención de presentarse a los comicios de octubre, pese a las trabas legales que se interponen a su candidatura.

"Para cumplir con la legislación electoral, que prohíbe la participación de precandidatos en programas de radio y TV a partir del 30 de junio, el comentario (que Lula hace tras los partidos) deja de ser divulgado en el programa de José Trajano en TVT", informó el martes el Partido de los Trabajadores (PT) en un comunicado.

No obstante, Lula seguirá publicando sus impresiones mundialistas en su página web. En su último mensaje por escrito, difundido el lunes, celebró la victoria de Brasil contra México por 2-0, y opinó que si la Seleçao "sigue jugando con espíritu de equipo y fútbol solidario" tiene muchas posibilidades de llegar a la final.

Poco después, la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, leyó ante la prensa una carta en la cual el exmandatario (2003-2010) proclamaba su inocencia. Lula purga desde abril una pena de doce años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

Te puede interesar: 

"No cometí ningún crimen (...) Por eso, al menos hasta que presenten una prueba material que manche mi inocencia, soy candidato a la Presidencia de la República" en las elecciones que tendrán su primera vuelta 7 de octubre, afirmó.

Líder en todos los sondeos con un tercio de la intención de voto, el líder de la izquierda, de 72 años, fue condenado como beneficiario de un apartamento ofrecido por la constructora OAS para obtener contratos en Petrobras, en el marco de la denominada Operación Lava Jato, la mayor investigación en la historia del país contra la corrupción. Lula enfrenta además otros seis procesos, pero él niega cualquier culpabilidad y denuncia una conspiración para evitar que vuelva al poder.

"Si no quieren que sea presidente, la forma más simple de conseguirlo es que tengan el coraje de practicar la democracia y derrotarme en las urnas", aseveró Lula.

"Llegó la hora de que todos los demócratas comprometidos con la defensa del estado democrático repudien las maniobras de las que estoy siendo víctima, para que prevalezca la Constitución y no los artilugios de aquellos que no la respetan", dijo el expresidente en su misiva.

Según la ley electoral, Lula no podría ser candidato por haber sido condenado en segunda instancia. Pero eso será definido por la corte que examine las candidaturas, que podrán presentarse entre el 20 de julio y el 5 de agosto.

Ante esta situación, Lula parece decidido a estirar todo lo posible los plazos.

"Desafío a mis acusadores a presentar su prueba hasta el 15 de agosto de este año, cuando mi candidatura será registrada ante la Justicia Electoral", anunció.

También puedes leer: 

 



 




En esta nota