MUNDO

Liberan a salvadoreña condenada a 30 años de prisión por aborto


La mujer estuvo privada de libertad durante 11 años. La justicia conmutó su pena

Teodora Vásquez fue liberada este jueves de prisión, donde cumplía una sentencia de 30 años bajo una severa ley antiaborto | Foto: BBC Mundo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/02/2018

La salvadoreña Teodora Vásquez fue liberada este jueves de prisión, donde cumplía una sentencia de 30 años bajo una severa ley antiaborto, luego de que la justicia conmutó su pena, informaron su abogado y un colectivo feminista.

Vásquez abandonó el Centro de Readaptación de Mujeres de la ciudad de Ilopango, 11 km al este de San Salvador, donde la esperaban con vítores y abrazos su familia, entre ellos sus padres y su hijo de 14 años, además de miembros de organizaciones sociales que lucharon por su libertad.

"Está libre, Teodora está libre, feliz de recuperar su libertad después de pasar por todo un calvario. Ella ya se reunió con su familia y regresa a su hogar", dijo a la AFP Jorge Menjívar, portavoz de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, quien acudió a la cárcel de mujeres para presenciar la salida de Vásquez.

Ese colectivo recordó en un comunicado que Vásquez "recuperó su libertad este 15 de febrero, luego de estar encarcelada 11 años por un crimen que no cometió. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública conmutaron la pena de 30 años de cárcel".

Agregó que la CSJ determinó en una resolución que en el caso de Vásquez, de 34 años, "existen razones de justicia, equidad y de índole jurídicas que justifican favorecerla con la gracia de la conmutación" de la pena de prisión.

El abogado de Vásquez, Víctor Hugo Mata, confirmó a la AFP en un mensaje de Twitter que "le conmutaron la pena".

La organización Amnistía Internacional (AI) celebró la liberación de Vásquez y urgió a El Salvador a "derogar urgentemente esta indignante prohibición del aborto".

"Resulta alentador ver a Teodora salir de la cárcel, donde nunca debió haber estado, pero El Salvador aún está lejos de garantizar plenamente los derechos de las mujeres y las niñas en el país", declaró Erika Guevara-Rosas, directora de AI para las Américas, en un comunicado.

En tanto, la presidenta del Centro de Derechos Reproductivos, Nancy Northup, indicó que la liberación de Vásquez "era una deuda pendiente" en un país en donde la prohibición del aborto en todas las circunstancias "lleva a la criminalización de las mujeres". 

El pasado 13 de diciembre, el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador confirmó la pena de 30 años de prisión que le fue dictada en 2008, luego de que la mujer sufriera un parto intempestivo que terminó con la muerte de su bebé. El hecho fue calificado por la fiscalía como un homicidio agravado.

Apoyo a otras mujeres 

Vásquez, aún con lágrimas en sus ojos tras recobrar su libertad después de 11 años en prisión, dijo en breves palabras a la prensa que va a "luchar" para que otras 27 mujeres encarceladas bajo cargos de aborto logren salir en libertad.

"Yo voy a trabajar, a luchar por que otras mujeres que han sido condenadas injustamente por casos como el mío, puedan un día recobrar su libertad", dijo Vásquez a la prensa, mientras los activistas de organismos defensores de derechos de las mujeres gritaban: "Teodora no está sola, estamos las defensoras".

 Morena Herrera, del directorio de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, consideró que el caso de Vásquez es "una luz de esperanza" para pensar "que se puede lograr hacer mucho" por el resto de mujeres que pagan condenas tras sufrir algún tipo de aborto. "Se debe superar esta situación de criminalización de las mujeres", remarcó Herrera.

En tanto, el viceministro de Justicia y Seguridad, Raúl López, tras acudir a la puesta en libertad de Vásquez, aseguró que "es una mujer que va muy bien preparada y hoy puede abrirse espacio en la vida productiva".

Durante su detención, obtuvo 30 diplomas de distintos cursos académicos, productivos y de oficios. "Estoy feliz, he perdido muchos años de mi vida, pero estoy feliz que comenzaré una nueva vida", expresó Vásquez, quien aseguró que tras lograr su título de bachiller de secundaria en la prisión, tiene el deseo de "ir a la universidad".

 Tras dejar la prisión, la mujer emprendió camino hacia su casa en las afueras de la ciudad de Tacuba, en el occidental departamento de Ahuachapán.



 




En esta nota