MUNDO

Kirchnerista colabora con la Justicia y apunta a CFK


Claudio Uberti aseguró que Néstor Kirchner y Cristina Fernández estaban al tanto de los sobornos recibidos de una red de empresarios.

Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/08/2018

Un alto exfuncionario del gobierno del ya fallecido Néstor Kirchner decidió colaborar con la justicia en la investigación por un escándalo de sobornos, convirtiéndose en el primer político que se acoge a la figura de "arrepentido" en la causa que también involucra a una veintena de empresarios.

 

Claudio Uberti, exdirector del organismo de concesión de obras viales durante el periodo de Néstor Kirchner (2003-2007), se entregó el lunes ante el fiscal Carlos Stornelli y rindió declaración este martes, quedando excarcelado por su colaboración.

 

El exfuncionario aseguró que tanto Néstor como Cristina Fernández, quien le sucedió en la presidencia hasta 2015, estaban al tanto de los sobornos que se cobraban para adjudicar obras públicas, indicaron fuentes judiciales a la prensa.

 

El caso, conocido como "los cuadernos de la corrupción", estalló hace dos semanas e implica a una decena de exfuncionarios de los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández y a una veintena de grandes empresarios.

 

Cristina Fernández acudió el lunes a los tribunales y pidió la recusación del juez Claudio Bonadio y del fiscal Stornelli, así como la nulidad de la causa.

 

Las denuncias parten de las anotaciones del exchofer Oscar Centeno, quien trabajó para el entonces viceministro de Planificación, Roberto Baratta.

 

En esos cuadernos, Centeno llevó una detallada bitácora de los recorridos que hizo durante diez años cargado de millones de dólares producto de los sobornos.

 

Pero la justicia requiere de más pruebas, por lo que promueve las declaraciones de los "arrepentidos", que hasta ahora habían sido solo empresarios.

 

Aunque inicialmente no figuraba entre las personas solicitadas por la justicia, Uberti fue mencionado por un exdirectivo de la empresa Techint, que poseía la mayoría accionaria de la siderúrgica venezolana Sidor, nacionalizada en 2008 por Hugo Chávez.

 

Uberti estuvo involucrado en un escándalo por el ingreso a Buenos Aires de una valija con 800.000 dólares supuestamente enviados por el gobierno de Hugo Chávez para contribuir a la campaña presidencial de Cristina Fernández en 2007.

 

Ese caso nunca fue judicializado.

 

La valija fue traída a Argentina por el empresario venezolano-estadounidense Guido Antonini Wilson, con quien viajaba Uberti en aquella ocasión. El exfuncionario renunció entonces a su cargo.

 

Juez argentino Bonadio rechaza recusación

 

Por su parte, el juez argentino Claudio Bonadio rechazó la recusación presentada en su contra por la expresidenta Cristina Fernández, implicada en una megacausa por denuncias de corrupción contra exfuncionarios y grandes empresarios, informaron fuentes judiciales a medios de prensa locales.

 

Fernández, de 65 años, había declarado por escrito el lunes ante Bonadio, al que considera "un juez enemigo" y denunció por ello "una persecución". El magistrado juzga a la exmandataria en cinco de las seis causas judiciales que pesan sobre ella.

 

Los abogados de Fernández podrán ahora elevar el pedido de recusación a la Cámara federal. Otras recusaciones suyas similares fueron rechazadas en forma categórica por ese tribunal.

Bonadio encabeza una investigación que provocó desde el 2 de agosto en los tribunales un desfile de más de 30 imputados. La megacausa es por sobornos en contratos de obras públicas y financiamiento ilegal de la política durante los gobiernos del matrimonio Kirchner (Néstor y Cristina, 2003-2015).

 

Los indagados que se niegan a colaborar quedan detenidos y los restantes salen en libertad.   El Senado debatirá esta semana si acepta un pedido de Bonadio para que sean allanados los domicilios de Kirchner, hoy senadora de la oposición que se ampara en sus fueros.

La exmandataria peronista denunció el lunes que su encausamiento forma parte de un complot contra la izquierda en Latinoamérica.



 




En esta nota