MUNDO

Jueza brasileña rechaza petición de lideres sindicales para ver a Lula


Los líderes sindicales querían aprovechar que el martes estarán reunidos en Curitiba para poder entrevistarse con el considerado político más carismático de Brasil

Lula se encuentra detenido en Curitiba
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/04/2018

Carolina Lebbos, la jueza responsable de la ejecución de la pena de Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple una condena de 12 años de cárcel por corrupción, rechazó este lunes la petición hecha por líderes de las principales centrales sindicales de Brasil para visitar el martes al expresidente brasileño en la prisión.

Los dirigentes de las mayores centrales sindicales del país solicitaron autorización para encontrarse con Lula en la celda de la Policía Federal en Curitiba en la que el exmandatario fue recluido el 7 de abril para cumplir la condena de doce años a que fue condenado por corrupción y lavado de dinero en un caso vinculado al escándalo de los desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

Los líderes sindicales querían aprovechar que el martes estarán reunidos en Curitiba, en donde se concentrarán este año las tradicionales manifestaciones por el Día Internacional del Trabajo, en las que pedirán la liberación del expresidente, para poder entrevistarse con el considerado político más carismático de Brasil.

La petición para visitar al exjefe de Estado fue encabezada por los dirigentes de la Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor unión de sindicatos de Brasil, de la que Lula fue líder, e históricamente vinculada al socialista Partido de los Trabajadores (PT).

Igualmente pretendían encontrarse con el antiguo líder sindical los dirigentes de la Fuerza Sindical (segunda mayor unión sindical), de la Central de los Trabajadores Brasileños (CTB), de Intersindical, de la Unión General de los Trabajadores (UGT) y de la Nueva Central Sindical de Trabajadores.

Lebbos, que es titular del duodécimo juzgado federal de Curitiba, rechazó la petición y explicó en su sentencia que los interesados tenían que haber presentado la solicitud a la Policía Federal y no a la justicia. Agregó que, en caso de que tuviera que analizarla, negaría la solicitud por considerar "sin lugar las visitas pleiteadas".

Pese a que Lula cumple una condena, el Partido de los Trabajadores ha insistido en programar visitas por diferentes motivos a su máximo dirigente en prisión, lo que ha sido rechazado por la Justicia.

La misma jueza ya había negado la petición de visitas que habían presentado la expresidenta Dilma Rousseff, la presidenta del PT y senadora Gleisi Hoffmann, el candidato presidencial izquierdista Ciro Gomes y el Premio Nobel de Paz y activista argentino de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel.

Según la jueza, Lula tiene que recibir el mismo tratamiento que las otras personas que están detenidas en la Policía Federal de Curitiba condenadas por corrupción, por lo que no se le pueden autorizar beneficios diferenciados.

Los únicos autorizados a visitar al exmandatario, además de sus abogados y familiares, fueron algunos parlamentarios miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso y que, pese a tratarse en su mayoría de miembros del PT, alegaron que querían inspeccionar las condiciones en las que el exgobernante estaba recluido.

El PT asegura que la intención de las decisiones judiciales es mantener totalmente aislado a Lula, al que considera un preso pol



 




En esta nota