MUNDO

Hallan fosa común con 69 cuerpos en territorio narco en México


El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador dio por terminada la guerra a las drogas, pero la pugna entre los cárteles de las drogas recrudece en el norte y oeste de México


Las autoridades mexicanas pusieron en marcha un operativo especial para dar con los responsables
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/02/2019

Recrudece la violencia por las pugnas entre los cárteles de la droga. Al menos 69 cadáveres han sido localizados en varias fosas clandestinas en el municipio de Tecomán, en el estado de Colima, donde peritos forenses trabajan desde hace nueve días, informó la Fiscalía estatal.

Las primeras fosas fueron localizadas el 3 de febrero y desde entonces suman decenas, ubicadas dentro de dos terrenos ubicados en la comunidad de Santa Rosa, una de las que conforman Tecomán.

Colima, en la costa del Pacífico, ha registrado un repunte de la violencia criminal al estar localizado en un punto estratégico para el tráfico de drogas y ser vecino de Jalisco y Michoacán, estados donde actúan células y cárteles del narcotráfico.

“Localizaron 69 cuerpos en Santa Rosa, Tecomán. Trabajan en la identificación genética. El Gobierno Federal apoya con equipo y personal para continuar la búsqueda”, informó en Twitter la Fiscalía de Colima.

Los cuerpos fueron localizados por los peritos forenses en unos 50 entierros distribuidos en distintos puntos de los terrenos.

Las autoridades señalaron que todos los cuerpos corresponden a adultos y que algunos fueron exhumados hace más de cinco años.

Estrategia de AMLO

La semana pasada, el Gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador lanzó una estrategia nacional para localizar a más de 40.000 personas reportadas como desaparecidas, muchas de ellas en medio de la violencia ligada al narcotráfico.

Según el Gobierno, se han localizado más de 1.100 fosas clandestinas y hay alrededor de 26.000 cuerpos sin identificar en servicios forenses.

En estados como Chihuahua, Durango (norte) y Veracruz se han localizado fosas clandestinas con cerca de 200 cadáveres.

En Veracruz se trabaja desde 2018 en un terreno donde, según testimonios de un miembro de un grupo criminal, habría enterradas unas 500 personas.

De acuerdo con el Gobierno, la mayoría de los desaparecidos son personas de entre 17 y 29 años de edad, de escasos recursos y varones.