SEGURIDAD

Fuerte debate en el Congreso define legalización del aborto en Argentina


La norma divide a los argentinos. Diputados trataba el proyecto de despenalización hasta hoy en la madrugada. Después pasará al Senado y quedará en manos del presidente Mauricio Macri si la veta o no

Los diputados votaron según sus convicciones personales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

En un ambiente de nerviosismo por lo cerrado que se prevé el resultado, el Congreso de Argentina comenzó la sesión en la que, por primera vez en su historia, votará un proyecto de ley para legalizar el aborto. 

La sesión en la Cámara de Diputados comenzó a las 11:30 locales (14:30 GMT) y puede extenderse hasta por 20 horas, hasta el amanecer de hoy. En caso de un voto a favor, el proyecto de ley que permite el aborto libre hasta la 14 semana de gestación debe pasar luego a la aprobación del Senado.

De los 257 diputados, 122 se habían manifestado en contra y 117 a favor. Minutos antes del inicio de la sesión, varios de los indecisos anunciaron sus posiciones, sin que quede claro aún qué postura tendrá la mayoría.

“Hay razones de salud pública. Tuvimos tres ministros de Salud, los tres con visiones distintas por pertenecer a gobiernos distintos, y en esto coincidían: la legalización del aborto mejora la atención de salud de las mujeres argentinas”, aseveró al instalar la sesión el diputado oficialista
Daniel Lipovetzky, quien ha estado a cargo de los debates.
Hasta ahora en Argentina el aborto está permitido únicamente en caso de violación o de riesgo para la vida de la mujer.

“Más allá de las buenas intenciones, (el proyecto de ley) subvierte un orden biológico, biomédico, jurídico e histórico de la nación”, criticó el diputado Horacio Goicoechea, de la Unión Cívica Radical, aliada del gobierno de Mauricio Macri.

Argentina, país del papa Francisco y de fuerte influencia de la Iglesia católica, fue pionera en América Latina en aprobar el matrimonio igualitario y otras medidas por la igualdad de género y contra la violencia a la mujer.

Pero el tema del aborto no había sido discutido nunca antes en el parlamento.
 Aunque se ha declarado “a favor de la vida”, el propio Macri alentó el debate, luego de que fracasaran siete intentos en anteriores gobiernos.

Argentinos divididos

Los argentinos se muestran tan divididos adentro como afuera del recinto parlamentario. Movimientos a favor y en contra de la legalización del aborto se concentraron a las afueras del Congreso, donde permanecerán hasta conocer el resultado final.

Según cifras oficiales, de 245 muertes de mujeres embarazadas registradas en 2016, 17% ocurrieron por abortos. 
Varias ONG calculan que cada año muere un centenar de mujeres, de 500.000 que se practican abortos clandestinos en Argentina.

En América Latina, el aborto sin restricciones es legal en Uruguay y Cuba. También está permitido en Ciudad de México. En casi todos los demás países solo puede practicarse en caso de riesgo de vida para la mujer, cuando hay inviabilidad del feto o si el embarazo es producto de una violación. En El Salvador, Honduras y Nicaragua está prohibido por completo.

Testimonios

A. Rubinstein, ministro de Salud
“El aborto existe y no lo podemos soslayar. La evidencia es muy sólida respecto a que la despenalización reduce la mortalidad materna y el número de abortos totales. De alguna manera tenemos que actuar”.

Vilma Ripoll, activista
“Desde la democracia (1983) para acá venimos peleando por este derecho. Sin embargo, nos los negaron siempre y sistemáticamente”.

Raúl Magnasco, líder de ProVida
“Es probable que seamos más los grupos pro vida porque representamos a la mayoría de la población”.

Mauricio Macri, Presidente
“Estoy a favor de la vida, pero no se lo impongo a nadie. El tema es importantísimo, debería haber sido discutido hace mucho. Tiene que haber total libertad para opinar. Discutan mucho. Discutan todo lo necesario”.

Los 41 países más desarrollados lo permiten
Convocada por la importante revista médica The Lancet y el Guttmacher Institute, organización de investigación con sede en los Estados Unidos, la Comisión Guttmacher-Lancet planteó en un informe publicado el mes pasado una nueva visión para lograr el acceso universal a la salud y los derechos sexuales y reproductivos.
Las tasas más bajas de aborto en el mundo se encuentran en Europa del Oeste y del Norte en donde la mayoría de los países tienen leyes liberales de aborto. En general, de los 50 países clasificados por Naciones Unidas como “desarrollados”, 41 permiten el aborto sin restricción por cualquier causa o por razones socioeconómicas. Los países más restrictivos con el aborto no tienen tasas menores de interrupción de embarazos.



 




En esta nota